opinión

Simone Augello

Debemos luchar por la paz

3 Abril, 2013

Creo que Venezuela debe vivir en paz, son demasiados los años en los cuales nuestra nación ha estado sometida a la guerra social y a la división, debemos hacer votos, y hoy más que nunca que acabamos de pasar la Semana Santa, para conquistar una época de tranquilidad y sosiego. Es un deber supremo y necesario.

opinan los foristas

Pero la paz jamás llega por suerte, hay que luchar por ella. La batalla para alcanzar la tranquilidad es ardua pero fructífera, de hacer lo contrario siempre viviremos en la zozobra del odio, del rencor y la fractura social, por eso los invito a todos a pelear por la paz y el futuro de nuestro pueblo. ¿Quedarse de brazos cruzado?, esa es la actitud del necio y del conflictivo.

La lucha por la paz no significa la guerra, es el sinónimo del empeño y de la dedicación. La paz se alcanza en la medida que el pueblo asuma su rol de protagonista real y sincero de la nación, cuando hagamos el más valeroso de los actos: El perdón. Porque la tranquilidad no se alcanza con fuego y agresión sino que se consigue con diálogo y entendimiento.

Gritar, golpear, insultar no son características de los valientes, por el contrario es la posición del cobarde, de aquel que le teme a un debate, a una conversación, que le da pavor sentarse a llegar a puntos de entendimiento. Sólo los hombres que los mueve la pasión mayor del amor son capaces de ceder, son lo suficientemente hombres para admitir un error o para llegar a un acuerdo con otros.

La guerra por la paz no se hace con armas, con guapetones de barrios ni mucho menos con egos hiper-inflados se hace con sabiduría, con paciencia y con pluralismo y esto es lo que necesitamos que domine el espíritu del próximo gobierno nacional, porque es la cúpula del estado la principal, mas no la única, responsable de que en la república nazca una temporada de hermandad y paz.

Los venezolanos hemos sido infectados, inoculados, por el virus de la incomprensión y de la agresividad, han sido demasiados años escuchando un discurso de división, de odio y de desdén hacia los demás; Venezuela merece que reine en ella una época de tranquilidad, donde el encuentro entre hermanos sea la novedad que mueva los hilos de los destinos nacionales; nuestra nación tiene que vivir ese futuro de provecho e igualdad con libertad para todos por igual.

El pueblo de Venezuela debe ser inspirado por el ánimo de la fraternidad, porque es la única vía para lograr la paz entre nosotros mismos; Durante esta Semana Santa oré por esa unión tan necesaria para nuestro pueblo, por ese reconocimiento del otro como ser humano, como venezolano, con los mismos derechos de todos, lo hice para que entendamos que la división del pensamiento político es un instrumento para el debate y no para la mezquindad y la rivalidad mal sana.

De esa misma forma pedí por la paz del mundo, porque los aires de guerra que azotan el Asia y que amenazan a todo el territorio del planeta cada día son más fuertes y cada vez se asemejan más a una gran turbulencia que puede arrasar con propios y extraños, ante esto todos en unión sincera debemos exigirle a las potencias nucleares que vean muy bien el daño que pueden ocasionar a inocentes en medio de su afán de poderío mal intencionado y soez.

@Simone_Augello

Canal Noticiero Digital