opinión

Carta a una prima escuálida

26 Marzo, 2013

No sé por dónde empezar. ¡Así que le aprobaron la visa a nuestra prima! Nuestra prima, no sé si querida por ti pero definitivamente querida por mí. Pero ese no es el punto. El punto es que critiques que quiera ir a Disney World. Digamos que tu crítica, la cual es común del lado de la oposición, tenga algún fundamento político. “¡Doble discurso!”, según tu líder Henrique Capriles. Veamos…

opinan los foristas


Para empezar, nuestra prima, igual que yo, es defensora del gobierno de la República Bolivariana de Venezuela. Por otro lado, “el señor que se murió”, como “respetuosamente” referiste al Presidente Chávez, se refería a USA como “el imperio”. He allí la única razón por la cual consideras amoral que nuestra prima chavista viaje a Disney.

No sé si considerar esa “lógica política” el resultado de la brutalidad voluntaria o de la ofuscada perversidad que abunda en ese lado de la talanquera.

Para tu conocimiento, más de 11 millones de turistas del “imperio” cometieron la amoralidad de visitar a Europa el año pasado. La mayoría de los gobiernos europeos son, unos más que otros, democracias socialistas.

¿Te parece inmoral que gente de un país donde se habla tan mal del socialismo se ahorre un dinerito para hacer el viaje que muchos consideran la máxima experiencia de sus vidas?

Algunos insisten en llevar la política a niveles de fanatismo religioso-talibán. En base a eso te pregunto: ¿dejarías de leer los libros de García Márquez y los poemas de Neruda simplemente por ser ambos personajes de tendencia comunista? ¿Jamás usarías, “por razones de principios”, el tren Caracas-Valles del Tuy por ser este un producto del gobierno de “el señor que se murió”?

¡Simplemente estúpido!

Pero no te preocupes. En el lado de oposición eso abunda. Hablan de chusma, de manipulados, de vendidos por un bozal de arepas, de pata en el suelo, de legión de mendicantes. Así refieren a la mayoría que votó por “el señor que se murió”. Un “intelectual” de la oposición se refirió al gentío que asistió a los actos en honor al Presidente como “merienda de negros”. Respecto a la nueva campaña electoral, miembros de la oposición se preguntan horrorizados, ¿Cómo es posible que un chofer de autobús pueda aspirar a la presidencia de la república? ¿A dónde hemos llegado, Dios mío?

Todo esto en concordancia, lo creas o no, con una de las banderas de la MUD: la vuelta a la meritocracia, un sistema socio-político donde las oportunidades, sociales y políticas, se reservaran para “los mejores”. Nada para “la merienda de negros”, ni para los choferes de autobús, ni para las primas chavistas…

Al mismo tiempo, Henrique Capriles, tu líder, recorre el país pidiéndole a esa camada de negros, de choferes de autobús y de primas chavistas que voten por él. Brutalidad y perversidad…

Nada personal pero, ¡No volverán!

Feico57@att.net

Canal Noticiero Digital