opinión

Candidato preventivo, hay un accidente

1 Marzo, 2013

Cuando el pasado martes 19 de enero, Roberto Henríquez, presidente nacional de COPEI, -organización política donde milito – propuso a la Mesa de la Unidad Democrática y de manera formal, la elección ¨preventiva¨ del candidato presidencial demócrata, no estaba más que reconociendo un hecho público, notorio y comunicacional: Venezuela está en emergencia, nos encontramos en medio de un verdadero accidente llamado socialismo, el socialismo en gobierno.

opinan los foristas

Porque el socialismo ha representado para Venezuela un suceso eventual que altera el orden regular de las cosas. Ese orden no era otro que la natural evolución de nuestro proceso democrático reiniciado en 1958 hasta el 2 de febrero de 1999 con la toma de posesión del teniente coronel Hugo Chávez. Tal es su naturaleza accidental cuando es solo a partir de diciembre de 2006 que el régimen gobernante se atrevió a mostrar su naturaleza socialista, no antes. No por casualidad, el socialismo en gobierno siempre ha devenido en tragedia para los pueblos que a él se someten, de allí la necesidad imperiosa de sus líderes por mentir y violentar a modo de acceder el poder, y solo entonces exponen su verdad. Así fue en la Cuba de los Castro, igual hoy en la Venezuela de Hugo Chávez.

Sin embargo la patria de Simón Bolívar tiene esperanzas: La unidad nacional contra la esclavitud socialista. Es el caso, que la negativa a designar la Junta Médica constitucional que certifique la capacidad del teniente coronel socialista para gobernar, por parte del régimen de facto hoy en el poder, indica a las claras que no tenemos presidente de la República. Ante la inminencia de tal comprobación vista la creciente presión política en tal sentido, sobremanera la ejercida por el movimiento estudiantil, resultará perentoria la celebración de nuevos comicios presidenciales.

Es allí cuando cobra gran importancia la antedicha propuesta de la Democracia Cristiana en Venezuela, para (…) ¨escoger un líder que construya una nueva mayoría, que se comprometa con la no reelección presidencial y con la tarjeta única¨ FUENTE: Prensa Copei 19/02/2013 y además tengan lugar unas elecciones “libres, universales, directas y secretas” como bien lo exigieron el pasado 20 de febrero al menos 15 diputados de la Mesa de la Unidad Democrática cuando acudieron al Consejo Nacional Electoral para consignar una serie de peticiones ante el organismo electoral que garantice unas “condiciones igualitarias” en tan importante materia.

Lo anterior amerita ciertamente el contar con una candidatura presidencial demócrata de signo muy distinto a lo que hemos visto durante los pasados 14 años. Nuestro próximo abanderado de la unidad nacional contra el socialismo esclavista debe contar de inicio con la suficiente autoridad moral que aunado a su valentía le permita ¨llamar las cosas por su nombre¨, paso ineluctable si pretende vencer a una tiranía que no sabe ¨jugar limpio¨.

Venezuela es hoy en día un pueblo atemorizado, que acostumbrado a la ¨vida fácil¨ del populismo basado en la renta petrolera, frente a un caos como el reinante continua negado a aceptar una realidad: trabajo, sudor y lágrimas, como única fórmula válida para recuperar la libertad.

Es allí donde nuestro candidato demócrata nacional tendrá su más compleja labor: enseñar al pueblo venezolano ese camino hacia la restauración constitucional, muy distinto al presente de fantasía que ofrece la tesis de la cohabitación. Necesitamos un liderazgo en la alternativa democrática que haga respetar la soberanía nacional comenzando por su natural vía de expresión: elecciones auténticas, conforme a la Constitución. ¡Abajo el Socialismo¡ ORA y LABORA.

[email protected]

http://trabajoleyyorden.blogspot.com/


Etiquetas:

Canal Noticiero Digital