opinión

Sin lluvias, pero con incendios forestales

23 Enero, 2013

Como habitantes de un país tropical seguro que hemos escuchado expresiones tales como: llueve y escampa, o llueve y sale el sol; y las mismas están vinculadas a esas particulares condiciones climáticas imperantes en nuestro país, pero también nos quieren recordar que así como pasamos por temporadas o periodos de lluvias, también estamos expuestos a contar con un periodo seco.

opinan los foristas

En los últimos tres años, hemos sido testigos de una larga temporada de precipitaciones con muy pocos periodos de no lluvia, es decir con precipitaciones hasta en el periodo seco, que así como han fortalecido la posibilidad de captación de agua para la agricultura, la ganadería y el consumo humano, también han dejado una secuela de afectaciones y pérdidas, debido a las condiciones de vulnerabilidad y escasa preparación e implementación de acciones de prevención en nuestra sociedad.

Pues bien, en este año, a diferencia de los tres anteriores, el inicio de la época seca ya va dando alertas significativas de lo que pudiera ser la situación del país en relación al clima, con reportes de incendios forestales de consideración en estados como Miranda, Guárico, Aragua, Mérida y Lara, por sólo mencionar algunos.

Estos hechos deben propiciar la inmediata movilización de organismos públicos y la implementación de un plan coordinado de prevención y atención de incendios forestales, que incluya la participación de organizaciones no gubernamentales, del sector privado y de la ciudadanía en general, para enfrentar como un equipo un tema que amenaza con afectarnos a todos sin distingos.

Cuando hablamos de incendios forestales, nos estamos refiriendo a eventos que exponen a riesgo la vida no sólo del valioso personal que hará frente a las contingencias, sino que amenaza a todo ser vivo, propicia la destrucción de la flora, la fauna y su hábitat natural, al igual que genera pérdidas significativas en cultivos agrícolas, actividades socio productivas, unidades de vivienda, así como contaminación ambiental y hasta afecciones respiratorias.

Hoy más que nunca, una conducta ciudadana responsable para prevenir y alertar a las autoridades de posibles incendios y una acción preventiva por parte de las autoridades, será la gran diferencia entre grandes pérdidas o eventos aislados que no atenten contra el ambiente, nuestra seguridad y calidad de vida.

@Angelrangels


Etiquetas:

Canal Noticiero Digital