opinión

Pedro Lastra

¿Maduro o podrido?

20 Enero, 2013

“Oye camina no mires pal lao.
Tú tiene un santo pero no eres babalao.
Y ten cuidao y ten cuidao.
Cuidao saca tu coco pelao.
Camina pa’lante babalao.
Saca los bolsillos tú estas arrancao.
Dile que fuiste a La Perla y pelao te han dejao.”

Willie Colón, Calle Luna, Calle Sol

Conmoción en los barrios bravos del chavismo, esos donde hay que caminar pa’lante y no mirar para el lao, porque si te descuidas te quitan tu cartera. Ya lo dijo Willie, el bravo del Bronx, cuando le recomendaba a su compay Héctor Lavoe: “mete la mano en el bolsillo, saca y abre tu cuchillo y ten cuidao. Pónganme el oído en este barrio a muchos guapos lo han matao”. Y de paso le dice a su señora madre “mire, señora, agarre bien su cartera, no conoce este barrio, aquí asaltan a cualquiera.”

opinan los foristas

No di crédito a mis oídos cuando vi dando vueltas en el torbellino de la red una broma de cincuenta caracteres que despejaba todas las brumas de la tenebrosa oscuridad que reina en el mundo sobre la verdadera situación del país que liberara cinco naciones y pusiera en pie de guerra a todo un continente tras las banderas de la libertad y que se expresa en la pregunta de las cien mil lochas: ¿dónde está el presidente de Venezuela? Y que desde el 10 se resume en otra todavía más dramática: ¿quién manda en Venezuela? Para culminar en el interrogante que debe tener angustiadas a las cancillerías del mundo: ¿cuántos presidentes tiene Venezuela? ¿Cómo se encuentran?

No son preguntas banales. Tienen a 28 millones de venezolanos en vilo, a un grupo de repúblicas sudando frío, demasiados presidentes dependen de la faltriquera venezolana como para no angustiarse. Los más ingenuos creen que manda un señor extrañamente parecido al profesor Jirafales, el enamorado de doña Chilindrina, la del patio de vecindad del Chavo del 8. Grande, torpe, oscuro y bigotudo él, quien, para mayor INRI se apellida Maduro. Otros juran que quien realmente manda es un señor más bien chiquito, de ojos azules, de quien se comenta que además de tener inmenso poder entre los llamados narcogenerales tiene más propiedades que el té verde.

Los que juran estar verdaderamente informados, que ni el uno ni el otro, ni tampoco todo lo contrario. Quien manda es el propietario del CIMEQ, en donde lo mantienen sedado, conectado, y convertido en un amasijo de máquinas y respiraderos artificiales. Cual Frankenstein del siglo XXI. En otras palabras, el comandante Raúl Castro y su carnal Ramiro Valdés. Lo afirman suficientemente dateados desde la que se considera la Unidad de Cuidados Intensivos más herméticas del planeta. De la que afirman lo han sacado para ocultarlo en el bunker privado del verdadero propietario de la isla, Fidel Castro.

Quien verdaderamente lo sabía todo decidió romper sus fuentes y confesar la verdad verdadera. Así, el jueves último, el más afamado, respetado, escuchado y bailado salsero del mundo, Willie Colón lo escribió negro sobre blanco, desgarrando el velo del misterio entre los más de dos millones de sus seguidores, sin contar los que odian o aman al ausente:

“Venezuela, escribió el trombonista, tiene dos presidentes: uno, Maduro, el otro, Podrido:”

Se acabó lo que se daba. Reventaron las redacciones de los medios, explotaron los teléfonos de las radios populares del Caribe, una ducha de agua congelada cayó sobre las radios piratas del señor de los tumores y ya nadie se pudo dar por desentendido. Corre Ramiro presionando a sus médicos rusos para que medio lo pongan a valer y lo despachen a Caracas. Si está como dice Willie Colón, mejor que termine de pudrirse en Venezuela. O La Habana pasará a ser famosa por haber cuarteado a su mejor aliado con las malas artes de la carnicería.

Aunque Ud. no lo crea: así son las cosas.

Eescuche a Willie Colón y Héctor Lavoe en un tema mandado a hacer: Todo tiene su final http://www.youtube.com/watch?v=PpmwQcc1h2g


Etiquetas:

Canal Noticiero Digital