opinión

¡Liberen a Willy!

21 Enero, 2013

Estos últimos días he estado recordando –no sé por qué- una película de 1993 que tuvo gran éxito, “Liberen a Willy”, sobre una gigantesca orca prisionera en un acuario. Las orcas o ballenas asesinas (Orcinus orca), es un cetáceo de la especie Odontoceto, que pertenece a la familia Delphinidae (delfines oceánicos), que habita en todos los océanos de la Tierra. Es la especie más grande de delfínidos y la única reconocida dentro del género Orcinus. Tienen un especializadísimo sistema de comunicación.

opinan los foristas

La trama gira alrededor de un muchacho de doce años llamado Jesse quien una noche, huyendo de la policía, se esconde en el acuario donde Willy estaba encerrado.

Resultaba irónico que aquella orca que una vez había dominado los mares, fuera ahora prisionera en un lugar tan pequeño, donde la mantenían los dueños del acuario para lucrarse. La orca había sido un gran negocio y buscaban mantenerla (y mantener las ganancias que ella producía) a costa de lo que fuera.

En Wikipedia http://es.wikipedia.org/wiki/Free_Willy puede leerse la trama, que va más o menos así:

Jesse comienza a conocer más de cerca a Willy, la orca del parque.

Una noche Jesse se dirige al acuario en la noche, luego de escapar de casa. Mientras se encontraba sentado a la orilla al tanque, se resbala y cae dentro, cuando, repentinamente, Willy comienza a subir a Jesse hacia la superficie, salvándole la vida.

Después de que Jesse sale del tanque, Randolph (el gerente del acuario) lo lleva a su casa y les dice a sus padres que lo contratarán el resto del verano para que ayude con los trabajos en el acuario.

Rae, una de las entrenadoras de Willy, se da cuenta de que Jesse es capaz de dominarla y lo contrata para las funciones de Willy en el parque marino. Pero antes necesitarían la aprobación de Dial y Wade, los dueños del parque, que sin pensarlo dos veces, contratan a Jesse para las funciones. El día de la primera función, con el parque lleno, Willy se rehúsa a actuar, a pesar de todo el esfuerzo de Jesse, y la obra fue un rotundo fracaso, hecho que causó molestia en todos.

Esa noche, Jesse escapa de nuevo de su casa y se va al parque para decirle a Willy que se irá a California junto con Perry y sus amigos, pero, justo antes de irse, Jesse ve en el mar a toda la familia de Willy.

Jesse se da cuenta entonces del macabro plan de los dueños del acuario: habían decidido romper el tanque donde vivía Willy para así cobrar el seguro, que valía un millón de dólares. La orca valía viva o muerta y los malos de la película –en las películas son malos son maluquísimos- estaban decididos a cobrarlo.

Ante esto, Jesse cuenta a Randolph la situación, y juntos deciden liberar a Willy, junto con la ayuda de Rae. Para liberarlo, tomaron “prestada” sin permiso la camioneta de Glen, quien llama a la policía pensando que era un robo.

En una trama llena de acción, en la que los protagonistas hacen lo posible y casi lo imposible para rescatar a Willy de la maldad de los villanos dueños del acuario, llegamos a la escena final en la que deben sortear toda clase de obstáculos, desde la persecución de la policía, pasando por un árbol caído que les obstruye el camino al muelle, el rapto de Willy, hasta una batería de barcos bloqueando la costa con redes listas para lanzarlas sobre el cetáceo si éste llegara a acercarse. Jesse lleva a la orca hasta el rompeolas y ésta salta por encima, quedando libre.

Interesante también que el tema musical es de Michael Jackson y se llama “¿Estarás ahí?” (“Will you be there?”). Otros títulos de la banda sonora incluyen “Sigue sonriendo”, “No fue mi intención herirte”, “El montaje de los amigos” y el potpourri “Jesse dice adiós/ ¡Liberen a Willy!/Regreso a la libertad”.

Interesante también que para que Willy finalmente llegara a su casa se necesitaran dos películas más: “Liberen a Willy 2: La aventura a casa” y “Liberen a Willy 3: El rescate”.

¡Liberen a Willy!

¡Liberen a Willy!

¡Liberen al pobre Willy!

@cjaimesb


Etiquetas:

Canal Noticiero Digital