opinión

Viviendas de madera

8 Diciembre, 2012

El ministro de la vivienda, Ricardo Molina, cual mago que saca un nuevo conejo del sombrero, nos ha sorprendido el viernes 30 de septiembre con el anuncio de que el año 2013 se construirán en el país 7.000 viviendas de madera, mientras que para 2015 la producción será de 27.000 unidades habitacionales.

opinan los foristas

La empresa Maderas del Orinoco, ubicada al sur del estado Monagas, junto al bosque de “Uverito”, será la encargada de producir la madera necesaria. Uverito es una extensa plantación artificial de pino Caribe, obra del visionario J.J. Cabrera-Malo, quien en el primer gobierno de Caldera consiguió apoyo político y financiero para evitar que buena parte de la Meseta de Guanipa, se convirtiera en un desierto. Hoy este bosque tiene una extensión de 500.000 hectáreas y fue un proyecto de la democracia que tuvo continuidad en los gobiernos que se sucedieron hasta el actual, y que fue dirigido por la empresa Proforca, adscrita a la CVG. Hay que decir que la temperatura de Puerto Ordaz bajó unos grados gracias al efecto del bosque, además de que se creó un ecosistema de flora y fauna, que le otorga a este paraje la condición del más grande bosque artificial del planeta.

El acto del viernes 30 estuvo presidido por el Ministro de Industrias, Ricardo Meléndez, en compañía del ministro de la vivienda, y se efectuó en la sede de Maderas Orinoco, en el sector Chaguaramas, al sur de Monagas, a un costado de la carretera Maturín – Puerto Ordaz. Allí se planteó la idea de la construcción de casas de madera, para solventar la demanda de vivienda así como aprovechar los recursos naturales y la materia prima. También se dijo que las casas tendrán entre 70 a 80 metros cuadrados, sala cocina, comedor, 3 cuartos y baños. Se trata de un sistema constructivo opcional que permite concluir la casa en apenas doce días. La madera de pino Caribe, pasa por un proceso de secado, curado y moldeado de listones y formas, para construir las casas sin tener la necesidad de equipos grandes o pesados. Luego del tratamiento la madera puede tener más de 60 años de durabilidad y resiste agua, sol y viento, sin ningún problema.

La idea de hacer casas de madera es buena, sobre todo si desde el gobierno se promueve este tipo de construcción que no tiene tradición en el país, pero que constituye una muy buena opción en muchos países desarrollados como Estados Unidos, Inglaterra, Dinamarca, etc. Es una construcción más económica y más fácil de levantar. Si se hace el debido tratamiento es segura, adecuada al clima y como es flexible absorbe bien las ondas sísmicas. Además si se efectúa una explotación sustentable de Uverito, tendríamos materia prima asegurada para un desarrollo de viviendas a una escala importante.

Sin embargo nos preocupan varias cosas del anuncio gubernamental: primero, que no hay constancia que haya una adecuada asistencia técnica de expertos internacionales en la construcción de viviendas de madera. Segundo, que según propia confesión del ministro Meléndez no menciona explícitamente que la madera está tratada contra el fuego. Tercero, que conociendo la proverbial incapacidad e improvisación del gobierno, da mucho temor que construyan las casas en 12 días. Cuarto que ojalá que las casas se construyan en terrenos con servicios y equipamientos urbanos y no sean una sustitución más de ranchos por vivienda.

Desde el mes de marzo de este año el gobierno anunció regionalmente la construcción de viviendas de madera y prometió que para noviembre construiría 300 viviendas de este tipo en Chaguaramas, caserío ubicado al frente de Maderas del Orinoco, y en otros municipios del estado Monagas. La prensa de dicho estado que le hizo seguimiento al anuncio oficial, reporta que a la fecha sólo se han erigido 4 viviendas en Chaguaramas. Ojalá no queden como el monumento a la desidia en que se constituyó la única Petrocasa que se levantó en Cumaná, desde 2008, la cual íngrima y sola está en medio de un terreno donde se iban a levantar 999 casa más.


Etiquetas:

Canal Noticiero Digital