opinión

No compro esas caras

13 Diciembre, 2012

Dime qué quieres decir, para decirte lo que no debes hacer.

Es obvio que la alocución del Vicepresidente Nicolás Maduro –esta tarde- llevaba un mensaje velado. No era estrictamente un parte médico, no era un mensaje dirigido a nada especifico, salvo a producir la noción de que la salud del presidente está en las ultimas. Fue tan evidente, tan bien configurada la escena y los parlamentos, que no me queda otra alternativa; así fue concebido y premeditamente preparado. Para que no quedaran dudas, lo repitieron minutos después. Iluso el que piense que estos muchachones están aprendiendo a comunicarse con el pueblo mismo y no se dieron cuenta del mensaje que transmitían sus cuerpos, rostros y palabras.

opinan los foristas

Especial énfasis en anunciar que en Cuba, al lado de Fidel, Raúl y Chávez, sólo quedaron dos actores políticos: Arreaza –su yerno- y Cilia Flores, la esposa de Maduro. Esa cuñita tampoco fue casual.

Los tres personajes lucían sacados de una novela de misterio. Ramírez parecía de piedra, con la típica cara insensible de un jugador de poker. Cabello sozollaba y Maduro quebraba la voz en repetidas oportunidades. Otra vez pregúntese si la idea era transmitir confianza, serenidad, calma y un ambiente de triunfo con los resultados de la operación del caudillo. No compro esas caras.

La intencionalidad que infiero me hace suponer una de tres posibilidades:

–Se persigue crear una atmosfera de lástima, solidaridad y emocionalidad que le dé un empujón final a los votos de sus adeptos este próximo domingo. Se busca nuclear a los votantes en torno al concepto del amor a la figura del comandante presidente.

–Chávez está muy bien, por lo tanto están claros que regresará a tomar posesión, para lo cual sería conveniente hacer creer que el comandante tiene un pie del otro lado, de manera de regresar a Venezuela con poderes casi comparables a los de los dioses de la mitología griega.

–El Comandante está muy mal, por lo que es necesario prepararnos para la posibilidad de que no regrese a gobernar. Se trabaja a toda carrera para vender la idea de la fidelidad hasta después de la vida.

Han mentido tanto que ya no se les puede creer ni lo que dicen por la calle del medio.

@pereiralibre

Canal Noticiero Digital