opinión

Juan Páez Ávila

!No a las comunas¡ Viva la Federación!

6 Diciembre, 2012

La disposición del Presidente de la República de crear un Estado Comunal violando la actual Constitución Bolivariana de Venezuela, no sólo aumentará la concentración del poder en el puño del Comandante en Jefe, sino que también anulará el papel de los gobernadores y alcaldes electos por sus respectivas comunidades, restringiendo los derechos del soberano a escoger sus autoridades. Es decir, la muerte del Estado Federal por el cual entregó su vida el General Zamora.

opinan los foristas

!NO AL CENTRALISMO! Podría haber sido el encabezamiento de una proclama llamando a las armas, del General del Pueblo Soberano y uno de los pilares del “Árbol de las Tres Raíces”, Ezequiel Zamora, esgrimido por el Comandante Chávez como su plataforma política para justificar su alzamiento el 4 de febrero.

Y aunque la mayoría de los gobernadores y alcaldes electos se han pronunciado en contra del Estado Comunal, las leyes aprobadas por órdenes del Presidente, que le permiten actuar según su voluntad y real saber, el golpe a la descentralización tiene todas las características prácticas de un retroceso antidemocrático. Las Comunas tal como han sido concebidas serán una especie de gobernaciones y alcaldías paralela que recibirán órdenes directas, verticales, del Jefe del Estado, y un presupuesto a discreción para realizar las obras públicas de mayor envergadura a nombre del Comandante en Jefe. Para guardar las apariencias de un régimen federal tal como está establecido en la Constitución que aspira modificar en sus partes fundamentales, el Presidente de la República les mantendrá a los funcionarios electos un situado constitucional cada vez más menguado, que los obligará a protestar, pedir mayor presupuesto y el cumplimiento de la Carta Magna vigente. Y aunque los tiempos han cambiado y hoy la lucha por la defensa del Estado descentralizado y democrático como lo establece la Constitución Nacional Bolivariana, es democrática y pacífica, no es ocioso recordarle al Presidente Chávez, que en su tiempo, su admirado el General Zamora llamó a la guerra por la Federación.

El golpe a la descentralización tiende a quebrantar paulatinamente el ejercicio soberano del pueblo a elegir y pedir cuentas a sus funcionarios públicos. Los gobernadores y alcaldes quedarán pintados en la pared, pagando nóminas, si es que no los ¨esbarata¨ el Comandante en Jefe, como lo planteó Aristóbulo Istúriz, aspirante a la Gobernación de Anzoátegui.

Tal como están concebidas las comunas funcionarán como parte del aparato militar con el cual Hugo Chávez aspira gobernar, salvo que la resistencia de los nuevos gobernadores que elijamos el 16 de diciembre, sirva realmente de muro de contención a la marcha hacia el totalitarismo, como está planteado en el Programa de Gobierno que el Comandante Presidente presentó al Consejo Nacional Electoral.

El país entra a un difícil y peligroso período de gobierno, si Chávez retoma las riendas del poder y decide dejar de lado definitivamente la Constitución Nacional Bolivariana. Para imponer el socialismo o comunismo a la cubana, es factible que tenga que utilizar la fuerza y enfrentar sin medias tintas, como lo ha hecho hasta ahora, al país y al mundo democrático, cualesquiera sean las consecuencias.

Para ello dispone de los mandos claves de la Fuerza Armada Nacional, cuyos jefes en su mayoría, se han declarados chavistas, de las milicias comandadas por algunos fanáticos igualmente incondicionales del Comandante en Jefe y los paramilitares, que ejercen gobiernos autónomos en urbanizaciones populares.

Y aunque la utilización de la Fuerza Armada Nacional y en particular el Plan República le ha servido para amedrentar a los sectores más depauperados económicamente y atrasados políticamente, tal como lo denunciara la directiva de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ante el Alto Mando Militar, también es posible que por error de cálculo, en la creencia de que todo el país está bajo su control y obediencia, el Comandante Presidente pueda arremeter y liquidar lo que queda de Estado de Derecho. ¡Amanecerá y veremos!

Canal Noticiero Digital