opinión

Mataron la gallina de los huevos de oro

19 Diciembre, 2012

El resultado del 16 D se parece a esa mejoría engañosa de los enfermos terminales. No me refiero a paralelismos con la agonía de Chávez. No pienso confundir sus últimas horas con imponderables de la política. Debería dejársele en paz con su fatal y doloroso deterioro y esperar el desenlace
ya anunciado, sin andar haciendo más cálculos políticos como entre sus partidarios.

opinan los foristas

Porque es entre los rojos que se calculan estos menesteres, donde cuenta cada día para jugarse cartas de la sucesión problemática, que por ahora imaginan menos complicada, a partir de los desastrosos resultados electorales de la oposición. No se percatan que esa es una percepción muy superficial, porque también ellos salieron con las tablas en la cabeza, a pesar de su cuenta favorable de gobernadores.

Están contados ahora como representando solo una minoría electoral de cada estado, y ello lleva implícita la conclusión que estos resultados son desastrosos PARA TODO EL REGIMEN.

La derrota masiva de la oposición es una APARIENCIA contrastada con un gran triunfo chavista, pero la verdad es que con lo de la abstención masiva de este 16 D se escenificó el primer gran acto del vacío de poder político que está generándose desde la Habana y Caracas.

La vieja oposición colaboracionista, partidaria del entendimiento con el déspota, está cayendo primero que el régimen con el que cohabitaban y del que eran un gran soporte, porque desde hace 10 años se han jugado tras las cartas de liderazgos de cuentadantes de este régimen. Recordemos siempre que eran y son funcionarios de esta pantomima de descentralización cada vez más retaceada.

Si los dirigentes chavistas tuvieran un gramo de cerebro no hubieran forzado con sus mañas, ese domingo 16, el desalojo masivo de esta oposición, con la que les iba tan bien.

Han matado la gallina de los huevos de oro: porque esa era y es una oposición a la medida de las necesidades de preservación del régimen rojo.

No quisiera especular demasiado, pero en la conducta de Andrés Velázquez resistiéndose a aceptar la trampa del CNE en Bolívar, tenemos el primer eslabón de un nuevo tipo de oposición que nos representaría con la debida audacia y tenacidad necesarias, para los episodios de revanchas democráticas que hay que imponer en los meses que vienen.

Si quisiéramos un candidato para pelearle al chavismo su sucesión espuria, deberíamos apostar a alguien de las características de vehemencia y fortaleza política de Andrés Velázquez, dejo sí absolutamente claro que solo él sabrá el nivel de los riesgos que corra y de intransigencia de su persistencia.

Pero también es cierto y nada casual, que luego de 14 años esperando el fin del régimen, quiso la trama histórica que coincida la crisis terminal de este malhadado experimento populista desquiciado, con el agotamiento físico del demiurgo y líder de la casta de felones golpistas que lo hizo viable, por vía electoral en 1998, cuando los plutócratas mediáticos le confiaron la mayoría y que luego él afianzo con su trama de señuelos, picardías, fraudes, ventajismos y clientelismo llevado a hasta niveles estrambóticos.

Difícilmente puede ser concluyente lo que pueda decirse para juzgar los acontecimientos que están desarrollándose en esta nueva trama de sucesos, donde el gran ausente hará visibles grandes yerros de su Del-fin dadas sus improvisaciones por pésimos cálculos que le llevarán al precipicio.

El cogollo castrista cubano, que debe estar aquí dando instrucciones sin la intermediación de Chávez, también puede cometer grandes disparates, por cuanto son muy dados a tener, como burócratas petrificados, demasiada autoconfianza sobre todo envalentonados con nuestra ridícula sumisión.

Pero hete aquí que el joropo que viene ni lo bailan los sifrinos, ni menos los pichones de déspotas improvisados , que se tomarán por grande líderes jactanciosos del “pueblo revolucionario”, cuando solo eran mensajeros a los cuales les pueden echar del poder cualquier día de estos a patadas en el trasero. No hay ejemplos de crisis de régimen que no produzca realineamientos de fuerzas, de líderes y de ideas. En esa situación estamos empezando a transitar. Por ahora en medio de una virtual tregua navideña pero pronto agarrará una velocidad de vértigo.

Aunque muchos duden de mi principal conclusión diré que NUNCA ESTUVIMOS MAS CERCA DE GANAR UN GRAN FUTURO. Porque empezaron a caer los obstáculos. Al derruirse la oposición adocenada que servía a la estabilidad del régimen, se permitirá que surja otra de las luchas, Esa nueva dirección tendrá poco que ver con la tesis de dejar el chavismo en el poder hasta que aprendieran sus mañas o ver complacidos como ellos aprendían las de todas las castas de privilegiados del poder, para vivir hermanados en la abulia y la desidia.

Canal Noticiero Digital