opinión

Froilán Barrios

LOTTT 2012 y la conflictividad laboral

25 Diciembre, 2012

A 7 meses de aprobada la nueva LOTTT en el cierre del presente año podemos observar los altos niveles de conflictividad laboral en las diferentes regiones del país, donde los reclamos de diversa índole de los trabajadores se expresan aún cuando 2012 ha sido uno de los años de mayor carga electoral en lo que va de siglo. Situación que en otras circunstancias aplaza la protesta laboral hasta nuevo aviso, más aún al tratarse de elecciones presidenciales.

opinan los foristas

En nuestro caso no fue así. 2012 ha sido el año mas conflictivo desde el año 2008 hasta el presente, hecho incontestable registrado por los medios de comunicación incluso los oficialistas, y en las cifras del Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS), quien resalta para el 2011 2.000 protestas laborales un 40% de la conflictividad social, proyectándose para el 2012 aproximadamente 2500 manifestaciones de trabajadores, expresadas en paros, marchas, toma de instalaciones, huelgas de hambre exigiendo en su mayoría el cumplimiento del contrato colectivo y en otros casos el derecho a la vida como el sector del transporte. En estas cifras se destaca que el 90% de estas protestas se desarrollan en el sector público y un 10% en el sector privado.

El aprobarse una ley del trabajo aquí y en cualquier parte del mundo el objetivo debe ser, salvo en regímenes autoritarios, generar institucionalidad en las relaciones de trabajo, mayor diálogo social y reconocimiento de actores: trabajadores y empleadores. Acá los hechos demuestran lo contrario ya que el Ministerio del Trabajo no ha sido el canal esperado convertido en pieza ideológica del gobierno, de allí que los trabajadores tomen la iniciativa asumiendo conflictos y descartando vías administrativas.

Ello lo demuestra la ausencia del Reglamento de la LOTTT hasta la presente fecha, instrumento fundamental para la aplicación de la normativa jurídica cargada de sofismas ideológicos afines al proyecto político gubernamental, ya que en su estructura y contenido requiere aclaratorias e interpretaciones para poder aplicarla. Es evidente que la inconsulta aprobación de la LOTTT se debió más al trofeo laboral expedito que necesitaba el Presidente en campaña, que la crítica realidad de los trabajadores y la deuda acumulada desde 1998 por el patrono Estado incumplida con la Reforma LOT de 1997

El año 2013 será un desafío para esta importante ley. Ésta si bien es cierto introdujo cambios cuantitativos en los derechos individuales, en materia de derecho colectivo es profundamente regresiva al pretender controlar agresivamente la libertad sindical a través del Registro Nacional de Organizaciones Sindicales y el surgimiento de los Consejos de Trabajadores como organismos alternativos a los Sindicatos, la restricción al derecho a huelga y a la contratación colectiva, todo camuflado con el barniz ideológico del ideario robinsoniano, zamorano, el socialismo como contrabando represor de las relaciones de trabajo.

Canal Noticiero Digital