opinión

Los siguientes pasos

9 Diciembre, 2012

El discurso de Chávez anunciando que tiene células malignas y que requiere otra intervención en Cuba no es inesperado. Lo procedente hubiese sido que informara mediante un parte médico detallado, pero prefirió no hacerlo probablemente porque su estado de salud es grave. Tampoco decidió encargar de la presidencia a Maduro, quizá para no alarmar mucho a sus seguidores y no desalentarlos para las elecciones del 16 de este mes. En todo caso ya eligió a su sucesor ante un posible desenlace fatal, procediendo autoritariamente sin consultar a las bases del PSUV, haciendo caso omiso, como siempre, a sus prédicas de “democracia participativa”.

opinan los foristas

El que sea Maduro, Cabello o Jaua es asunto que solo debe interesar al llamado Polo Patriótico. ¿Atenderá la dirigencia y sobre todo las bases de los partidos que lo integran la recomendación póstuma del teniente coronel o habrá una revolución en la granja? Esa decisión no nos compete y por lo tanto no vale la pena discutir sobre la misma.

Lo que sí nos compete a quienes estamos en la alternativa democrática, aunque seamos ciudadanos de a pie y no tengamos voto en la decisión, es a quién postularemos para enfrentar al designado oficialista. Ojalá que no se desaten los demonios de las apetencias personales y cometamos el error de lanzar varias candidaturas. Ahora, más que nunca, es imprescindible la unidad. Aunque no fue mi candidato en las primarias, considero que debemos encomendar a Henrique Capriles la misión de derrotar al régimen y así evitar que se imponga el totalitarismo siglo XXI. Su labor en la campaña que culminó el 7 de octubre es credencial suficiente para ello.

Seguramente volverán a surgir las críticas de que fue muy blandengue en sus denuncias del ventajismo y marramucias electorales del oficialismo y que durante la pasada campaña quedaron marginados importantes dirigentes políticos e independientes que tienen mucho que aportar. Esas críticas son válidas, pero los entuertos son corregibles y no son de suficiente peso como para descartar a quien se proyectó como un buen candidato.

Por otra parte este es momento de insistir en la reconciliación y olvidarnos de pasar facturas. La gobernabilidad del país exige madurez de todos nosotros. La crisis que heredará el próximo presidente es de una magnitud tal que requerirá acuerdos políticos. Caso contrario puede venir el caos. Esos son los siguientes pasos después de votar masivamente el domingo 16. ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

[email protected]


Etiquetas:

Canal Noticiero Digital