opinión

Froilán Barrios

Los espejismos del 16-D

18 Diciembre, 2012

En medio de la recuperación de una dolorosa intervención que me fuera practicada recientemente, no pude ocultar mi asombro ante los mensajes de “optimismo” emitidos por voceros opositores luego del pronunciamiento oficial de la Presidente del CNE sobre los resultados de las elecciones a Gobernadores y Consejos Legislativos.

opinan los foristas

El hecho de dos glamorosos fracasos continuos el 7-0 y el 16-D del tamaño de una catedral y la pérdida de gobernaciones emblemáticas, ¿no amerita primero reconocer el momento de una profunda reflexión? y un amplio debate sin cortapisas, desde toda la oposición venezolana ya que ésta no sólo se concentra en la MUD. Esa noche no hubo actos de contrición, ni mea culpas, sino un suma y sigue ya que vienen las municipales 2013.

Que manera de convertirse en organizadores de derrotas. Pretender justificarse en la alta abstención y en la maquinaria del Estado Chavista es evadir las razones de fracasos, surgidas de la decepción electoral presidencial del 7-0 y la pretensión de competir en la campaña del 16-D en el mismo terreno del populismo gubernamental. Este día hubo un voto castigo con la indiferencia y el ausentismo de las mesas de votación, circunstancia que en otras latitudes por vergüenza ante el electorado determina poner los cargos a la orden.

De alli que anunciar los triunfos en Miranda, Lara y Amazonas como signo de contención ante el Estado Comunal es una vana ilusión, del mismo corte ungir al reelecto gobernador de Miranda como la figura visible de la oposición, tal vez prefigurando elecciones ante la enfermedad del Presidente Chávez. Ello es desconocer la realidad surgida del 7-0 donde surgimos con una fuerza descomunal de 6.500.000 votos, despilfarrados al no promoverse una política de Unidad Nacional trastocados sólo en la oferta electoral.

Trazar una hoja de ruta democrática hacia el reestablecimiento de la CRBV no es la competencia de un hombre predestinado, al comprobarse una vez mas el 16-D los votos no le pertenecen a los partidos, como se demostró en la votación de la Tarjeta de la Unidad del 7-0, política exitosa abandonada por cierto en el afán individual de cada organización política.

Debemos ir al encuentro de esas dos Venezuela, la política donde juega a placer el Estado Chavista y su partido el PSUV avalado por el Poder Electoral incondicional, ante una MUD cuya estrategia sólo se basa en presentar candidaturas al cronograma del CNE y una Venezuela económica y social que lucha y confronta tal vez a ciegas las políticas nefastas del régimen, donde luchan a diario trabajadores, estudiantes, emprendedores, empresarios, jóvenes, académicos.

Mientras se trace una política basada sólo en vías rápidas como la enfermedad presidencial y no se aborde el quid del asunto que son las grandes tareas nacionales a resolver: La renta petrolera, la renta de la tierra, la industrialización nacional, un poder electoral autónomo entre otras no saldremos del entuerto que amenaza nuestra existencia como nación. En ese objetivo todos somos necesarios.

Movimiento Laborista


Etiquetas:

Canal Noticiero Digital