opinión

De Villalba a Capriles: ¿el mismo negocio?

7 Diciembre, 2012

El 30N-1952 la gente salió a votar para elegir a los Diputados a la Constituyente. El régimen de facto, instalado el 24Nov-1948, tras el derrocamiento de Gallegos, decide ponerse a Derecho y darle al país una nueva constitución.

opinan los foristas

Unión Republicana Democrática (URD) mantenía que el sentimiento popular estaba por la reconquista de la democracia. En el mitin del 26Nov-52 Villalba señala: Esta campaña no es la empresa de un partido sino la de todo un pueblo que ya, con esta impresionante concentración, ha ganado las elecciones que se realizarán el domingo 30.

Y el historiador Mario Briceño Iragorry, al abogar por la ‘Unidad Nacional’, dice: Esta Venezuela dividida en el campo de la lucha actual, reclama un nuevo modo de hacer política que alcance la indiscutida categoría a que tiene derecho el pueblo, en razón de sus reservas morales y materiales que enriquecen su futuro.

Las elecciones favorecieron a la ‘Unidad’. Y de inmediato el desconocimiento. Marcos Pérez Jiménez (MPJ) nos dice en Habla el General: Yo asumí la Presidencia por la sencilla razón de que no estaban dispuestas las Fuerzas Armadas a que subiera nuevamente un partido al poder (p.211). Y agrega: un supuesto gobierno de URD era para servir de mascarón de proa para el regreso al poder de AD.

Y por eso de inmediato en las Fuerzas Armadas se crean las condiciones para despojarlos del triunfo del 30N. Los partidos AD y PCV seguirían apartados del “juego democrático” de la Dictadura.

Después de días de tensión e incertidumbre, a la dirección de URD se le convoca a una reunión en el Min-Interior y se les invita a salir del país. El 16D el grupo va al “exilio voluntario”.

Por mucho tiempo se ha señalado que JV habría negociado con el gobierno y que por eso acude mansamente a la convocatoria que le hizo Laureano Vallenilla . URD hasta ese momento aspiraba que los militares rectificaran y reconocieran el triunfo del pueblo.

Por eso no se llama a defender el triunfo y enfrentar el golpe o auto-golpe de los militares el 02D cuando el Cnel. MPJ asume las riendas del poder y quien niega haber tenido contacto con JV que andaba escondido y al margen de todo movimiento de protesta.

Y sobre la versión de corrillos políticos de que el líder de la ‘Unidad’ habría recibido una fuerte suma, MPJ dice: “En honor a la verdad yo no le di esa suma de dinero ni se la ofrecí a Villalba”(Ibíd. 212)

Lo cierto es que el 02D-52, se inicia lo que se consideró como ‘Dictadura’ que dejaría atrás la ‘Dictablanda’ a cuyo frente estuvieron Carlos Delgado Chalbaud, hasta el magnicidio del 13 de Noviembre de 1950 y Germán Suárez Flamerich hasta el 02D-52 cuando es destituido por las FAN.

El 09E-1953, se instala la Constituyente y se ratifica a MPJ como Presidente. El 17Abr se le elige por unanimidad como Presidente Constitucional y el 19 toma posesión para el periodo 1953-1958.

El 23E-1958 es derrocado MPJ y da paso a los llamados 40 años de democracia de cuyo agotamiento surgirá lo que hoy se conoce como ‘revolución’. Medio siglo en el cual pervive el mismo efecto fraude de 1952 o de cualquier otro momento anterior, en el cual se hace valer la fuerza y recursos del Estado por encima de toda manifestación de voluntad de lo que se ha dado en conocer como ‘soberano’.

El fraude, entendido como ventajismo y fuerza, está en cualquiera de las elecciones de nuestro ciclo dictatorial, ‘democrático’ o ‘revolucionario’.

El “Gomecismo sin Gómez” en 1936, obtiene incluso el apoyo de las diferentes fuerzas políticas emergentes y democráticas, interesadas en que la institucionalidad dictatorial no sufriera cambios más allá del listado de los funcionarios de la administración pública.

Y en este contexto se inscribe la conocida petición de Betancourt de taparse la nariz y permitir la continuación del Congreso Gomecista como garantía del mantenimiento del hilo constitucional.

Esto mismo ocurre el 23E-58 cuando las fuerzas de la democracia se cuidan de quienes pueden estar interesados en ‘retrotraer al país a situaciones superadas y de quienes pretenden impulsar situaciones ‘inconvenientes o subversivas’.

Es la preservación del orden establecido. La nueva y democrática constitución se aprueba en 1961, cuando el país ya está inmerso en un proceso de confrontación que llegará hasta las armas. Quienes ahora abogan por ese hilo no lo consideraron el 18Oct-1945. Y esta Escuela, con tan larga data, vive actualmente uno de sus mejores momentos.

El episodio del movimiento unitario que encabeza Manuel Rosales (MR) se propone Ganar y Cobrar. Triunfo a prueba de fraude y medidas previstas para enfrentarlo. Sin embargo, MR, al igual que JV, reconoce la victoria del adversario, sin convocar a ninguna protesta.

El triunfo de Capriles, candidato del progreso, el futuro y el camino estaría asegurado por un tal Plan ‘B’, pero termina en un reconocimiento mucho más rápido que su antecesor. En un lamentable y pobre discurso repite la frase que utilizó cuando fue a votar: ‘para saber ganar hay que saber perder’. Y sólo perdimos un juego.

El Maestro Villalba después de la expectativa que creó, y al no llamar a defender los votos y enfrentar el fraude, quedó desdibujado en nuestra política de las negociaciones, pactos y acuerdos. Se escondió y huyó, dijo MPJ.

Rosales y Capriles reconocieron de inmediato el triunfo del golpista presidente para que siguiera el hilo constitucional comunalista que hoy pisotea este ex país.
¡Qué historia amigos!

@ablancomunoz
abm333@gmail.com

http://historiactual.blogspot.com/2012/12/de-villalba-capriles-el-mismo-negocio.html

Canal Noticiero Digital