opinión


El Carabobeño / ND

2013: un pacto debe nacer

31 Diciembre, 2012

“El futuro tiene muchos nombres. Para los débiles es lo inalcanzable. Para los temerosos, lo desconocido. Para los valientes es la oportunidad” Víctor Hugo

Mañana comienza un nuevo año lleno de muchas dudas y esperanzas tanto en lo político como en lo económico. Pienso que lo vivido en estos últimos catorce años tiene causa en el excesivo conformismo e indiferencia que nos caracteriza a los venezolanos. Hemos estado a merced de un hombre que menospreció el Estado de Derecho. Volvimos a las viejas dolencias que sufrieron nuestros pueblos latinoamericanos bajo regímenes de corte militar en el pasado.

opinan los foristas

No cometeré la irresponsabilidad de inculpar de estos males únicamente al caudillo Hugo Chávez, hombre fuerte y autoritario que logró imponerse echando manos de los inmensos recursos petroleros, desde el mismo momento en que democráticamente fue elegido. De nuestro lado, hay que decirlo lastimosamente, los líderes no estuvieron a la altura de las circunstancias para contrastar un régimen tutoreado por Fidel Castro y con ambiciones de expandir la ideología comunista por el continente. Lo cierto es que la Constitución y las leyes perdieron entre nosotros toda supremacía ante la voluntad del caudillo militar; y el consenso, como fundamento de la vida institucional nunca se atisbó.

Este año a punto de finalizar da señales de que, para bien, las cosas pudieran retomar el rumbo institucional en nuestra querida Venezuela. Si somos capaces de poder sentarnos alrededor de una mesa para debatir los asuntos de interés común sin la exclusión de la mitad del país, como hasta ahora viene sucediendo, con seguridad lograremos reencontrarnos en la senda de un mejor porvenir. De ambas partes depende la sindéresis con la que se deba conducir el futuro inmediato. Ya sin la imposición de un hombre sobre las normas, los acuerdos guiarán a los venezolanos para bien de todos. Lo deseamos de todo corazón para el 2013.

Asamblea Nacional y Presidencia de la República

No es fácil ser parlamentario en una Asamblea Nacional en la que su directiva irrespeta a la bancada opositora. Pero ¿es que algún diputado esperaba algo distinto? Claro que no. Quien se postulaba sabía para donde iba. ¿Qué está haciendo nuestra bancada opositora hoy 31 de diciembre? Se aproximan momentos de sacrificios a escasos 5 días de elegir la nueva junta directiva de la Asamblea Nacional. Probablemente se esté eligiendo a la persona que ocupará la presidencia de la república por algunos meses si hay, como todo lo indica, falta absoluta del Presidente. Así que se imponen conversaciones y acuerdos (a lo que ya nos habíamos desacostumbrado), porque es el nacimiento de esta nueva etapa, lo amerita dado que ya no habrá una voz fuerte cuyos lineamientos tendrán que seguirse religiosamente. Lo pasado pasó.

Es el momento de los acuerdos. Allí sigue intacto el problema de los presos políticos y los exiliados. La bancada opositora puede hacer mucho más concienciando sobre la necesidad de emprender esta nueva etapa de reconstrucción institucional del país sin ninguna mácula. Desde luego, es un cambio brusco, pero de lo cual los venezolanos tenemos experiencias remotas. Un nuevo pacto de punto fijo, con sus matizaciones necesarias, será indispensable.

Enredo y atropello

Si algunos de los principales líderes del oficialismo piensan que pudieran reeditar a Chávez están bien equivocados. Los tiempos han cambiado. Seremos espectadores de importantes acontecimientos en el devenir próximo. Creo que si llegamos al cinco de enero, la oposición debe insistir en no votar por nadie a menos que se dicte una amnistía ahora, y también se participe en la designación de los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, como lo establece la Constitución. Lo que el Tribunal Supremo de Justicia hizo la semana pasada con los magistrados de tiempo vencido es un nuevo bochorno judicial. ¡Que vergüenza que desde el mismo órgano encargado de velar por la justicia y el Estado de Derecho se viole descaradamente el Derecho! Ya es hora de que, con valentía, los herederos del chavismo entiendan que son simples mortales -no superhombres, como patológicamente se creía el Comandante – y que como tales deben concertar con todos los factores de la vida nacional para la reconducción del país.

Feliz año 2013

A solo horas de terminar este año que para algunos fue de dicha y para otros de consternación, reflexionemos y pensemos en todo lo que hicimos para reforzar lo bueno y enmendar lo que no estuvo bien. Llenémonos de entusiasmo para construir el país donde todos quepamos y seamos reconocidos como iguales; donde no exista la exclusión por ninguna razón. Venezuela debe ser la patria que de verdad sea de todos. ¡Por Dios sintámonos protagonistas de la historia y con nuestro accionar procuremos los cambios anhelados! La indiferencia no es una opción. Feliz año nuevo…..!

Invito leer esta “Oración de fin y comienzo de año: http://bit.ly/w6vpgs

@pabloaure

Canal Noticiero Digital