opinión

“Hoy por ti, mañana por mí”

27 Diciembre, 2012

En los adagios, aforismos o frases populares, están contenidas manifestaciones de vida que surgen de cara a circunstancias que devinieron en hechos. Pero también, en sus razones se anclan valores, actitudes y conductas de una población lo cual, de alguna forma, revela la cultura y hasta la historia de dicha comunidad.

opinan los foristas

La profundidad de la frase “hoy por ti, mañana por mí”, cuando se comprende, conmueve. Sobre todo, cuando se advierte la sordidez en la que está sumergido el mundo toda vez que las tendencias de vida se han visto marcadas por el egoísmo y la envidia como contravalores de insidiosas consecuencias. El sentido de este adagio, refiere la necesidad de socialización entre miembros de un colectivo o comunidad. El ser gregario, infunde tan importante condición ya que toda persona necesita de otro para construir el mundo por el cual ha de transitar. Habida cuenta que algunas tareas pueden lograrse individualmente. Pero otras requieren, ineludiblemente, del apoyo mutuo o compartido. Es la predisposición constante lo que define esta situación.
Y el ejercicio de la política no excluye el hecho de vivir o trascender por tan común lugar. Más, porque tan sabia máxima constituye uno de los peldaños desde el cual se alienta el derecho a la igualdad universal como esclarecida expresión de justicia. El concepto de política recorre valores morales sobre los cuales se depara su praxis. Justamente a partir de esta consideración, debe comprenderse cómo la política funge ciertamente de piedra angular de toda actividad humana. Sin embargo, las realidades políticas convergen dramáticamente en composturas cuestionadas en virtud de la transgresión de derechos en que incurren quienes, desde la vida política, profanan el poder.

La palabra del dirigente político tienen valor, hasta que se traduce en hecho público. Cuando sucede lo contrario, es letra muerta, palabras sin valor práctico. Y la única manera de atestiguar la formalidad de un compromiso, es a través de la obra pues lengua y manos, voz y voto, precepto y ejemplo, son relaciones cuya ruptura sólo manifiesta ausencia de principios morales y políticos. Para una sociedad que busque encauzar su destino a través del ejercicio democrático de gobierno, no existe la palabra sin la evidencia de la obra. Si como aludía Gian Doménico Romagnosi, jurista y político italiano (1761-1835) “la política debe hacer hombres”, se tiene entonces que cuando no existe coherencia entre la lengua y las manos, se evidencia falsedad y mentira. Ya Napoleón había dicho que “ nada va bien en un sistema político en el que las palabras contradicen los hechos”. De ahí que quienes hacen vida política debe juzgárseles por lo que hacen, no por lo que dicen. Las palabras solo sirven para establecer realidades, atenuándolas o agravándolas. Más, toda vez que resulta imposible saber cuál es la calidad -espiritual o material- de la intención, cuando hay gobernantes que suelen conformarse con peroratas sin razón.

El ladrón, el corrupto o el inmoral creen que los demás son como ellos pues sus vidas son guiadas por la vara con que se miden a sí mismos. Por lo tanto, se atreven a juzgar y condenar a los demás de acuerdo con sus perversos códigos de conducta. Jamás entenderían el sentido que envuelve el versado adagio que intitula esta breve disertación. Es el caso del actual presidente de la República, quien a pesar del malestar que aqueja su salud física, emocional y espiritual, no sólo luce incapaz de abordar debidamente la complejidad de los procesos sociales creativos que caracterizan al país. También, aunque peor aún, no ha sabido reconocer la gratitud como factor motivador de comportamiento político. Particularmente, porque no ha comprendido que el agradecimiento es un sentimiento o actitud de reconocimiento de un beneficio recibido o por recibir lo que determina la significación del profundo aforismo que debería orientar su vida, indistintamente del marco político en el que suscribe su ideología. O sea: “hoy por ti, mañana por mí”.


Etiquetas:

Canal Noticiero Digital