end header begin content

opinión

mentiras y realidades

7 noviembre, 2012

Las misiones en Venezuela han sido objeto de discusiones en los últimos años. Sin duda alguna, el gobierno consiguió sentar la matriz de opinión de que este ha sido uno de los grandes logros de la revolución.

opinan los foristas

En lo personal creo que a través de las misiones el gobierno ha sabido poner el acento sobre algunos problemas sociales muy importantes que no estaban siendo atendidos. Las misiones pudieran ser una forma de dar respuestas oportunas a problemas gravísimos como la deserción escolar, la atención medica primaria o los niños en la calle.

Pero mas allá de las cifras oficiales presentadas por el gobierno, pocas veces se han hecho análisis detallados sobre sus beneficios, sus deficiencias y el impacto real que han causado en la población.

En el año 2006, Daniel Ortega (IESA) y Francisco Rodríguez (Universidad de Wesleyan) realizaron un estudio sobre la misión de alfabetización “Robinson” lanzada en el año 2003. Este estudio encontró que dicha misión presenta grandes contradicciones. Para el momento del lanzamiento de Robinson, el Instituto Nacional de Estadística (INE) estableció que el número de analfabetas en Venezuela era de 1,08 millones de personas, sin embargo, el gobierno nacional anunció haber alfabetizado a 1,5 millones de personas. Es decir, el gobierno infló sus estadísticas pero no se percató de que se estaba contradiciendo así mismo.

Ahora bien, ¿es cierto que en Venezuela ya no hay analfabetas? En el año 2005, el gobierno nacional declaró a Venezuela “territorio libre de analfabetismo” (aún hoy vemos vallas publicitarias destacando este importante “logro”). Sin embargo, hace dos meses fueron publicados los resultados preliminares del Censo 2011 realizado por el INE donde, para sorpresa de muchos, ¡se establece que en Venezuela aún hay más de 1,1 millones de analfabetas! Otra gran contradicción del gobierno.

No es el único caso en el que el gobierno ha demostrado manipular los resultados de las misiones para exagerar sus beneficios. Luis Pedro España y el equipo de Estudio Pobreza de la Universidad Católica Andrés Bello analizaron en el año 2010 el impacto de la Misión educativa Ribas y encontraron que la tasa de deserción de dicha misión era casi tan alta como la tasa de deserción del sistema escolar formal. Es decir, no se estaba atacando la deserción escolar, simplemente se estaba reciclando el problema.

Sin duda alguna, este gobierno ha generado un discurso que abarca muchos de los problemas sociales que padecemos los venezolanos. Pero una cosa es hablar sobre un problema y otra muy distinta es resolverlo. Esto no quiere decir que todas las misiones hayan sido un engaño, pero sin duda alguna un poco de transparencia en los resultados sería beneficioso para todos.

El reto de cualquier gobierno, bien sea Nacional, Regional o Municipal, es no solo preocuparse de los problemas de los venezolanos, sino de ocuparse de resolverlos. Sólo con políticas públicas serias, podremos ganarnos la confianza de los ciudadanos y sentar las bases de una Mejor Venezuela.



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com