opinión

Noel Álvarez

La raspazón

8 Noviembre, 2012

Recientemente el Presidente de la Republica anunció el uso de una herramienta para eliminar la ineficiencia de su gestión, y fue llamada por el mismo “La Raspazón”. La idea es que el “aparato productivo social” después de 14 años, arranque de una buena vez.

opinan los foristas

Un ejemplo de esto es el seguimiento que se le esta haciendo a la fábrica de helados Copelia, para ver si este diciembre ya nos podemos comer un heladito, visto que por los demás productos alimenticios no tenemos que preocuparnos, ya que vienen importados en su mayoría de los Estados Unidos, Brasil y Argentina. Esto se puede ver claramente en los últimos 6 meses, pues la importación en este periodo aumento el 96,6% en los rubros agrícolas y animales, de manera que solo nos tenemos que ocupar del postre.

Ojala que el Presidente se acordara de la empresa privada y le diera las condiciones para que se desarrolle y se incorpore al aparato productivo del país. También es importante mencionar en relación a esta estrategia política de presión por parte del actual Presidente a su equipo de trabajo, que quienes deben estar nerviosos son los ministros que no saben bailar joropo o que no tengan alpargatas, ya que según comentó, esa es la música que viene. Ojala este ritmo folklórico se le aplique a las obras civiles, como el tren que según se ve, va a ritmo de vals (elegante baile de ritmo lento, originario del Tirol -Austria- por el siglo XII).

Por otro lado es importante destacar situaciones como la del uso de gas proveniente de Colombia para generar luz eléctrica en Zulia; quizás el Presidente pueda también mandar un poco de Joropo para esos lares, porque si seguimos como vamos, en lugar de gaitas los zulianos terminarán bailando vallenato.

En este punto uno se pregunta ¿Dónde habrá quedado el famoso desarrollo endógeno planteado tanto por la Revolución? ¿Acaso no se podría ver esta política salvaje de importación como una traición a la patria? ¿Será que en algún momento en los planes de promoción del desarrollo endógeno estaremos incluidos todos los venezolanos, para así formar parte de un sistema de producción nacional, donde las políticas de gestión para el fomento del sector privado estén correctamente encaminadas, sin ver el color político de quien participa en estos procesos?

Un ejemplo de inclusión social, de servicio imparcial, se ve actualmente en el estado Miranda con la gestión de su Gobernación, donde todos los mirandinos son atendidos por igual independientemente de su tendencia política. Quizás ahora si se podría decir que Miranda es de todos, esta es una actitud política ejemplarizante para el gobierno central, ya que seria el camino a seguir para que los venezolanos encontremos la reconciliación y el respeto.

Noel Álvarez es Coordinador Nacional de Independientes por el Progreso

@alvareznv

Canal Noticiero Digital