opinión

La mentira por boca de los niños

20 Noviembre, 2012

Lo más deplorable de todo este bombardeo publicitario, al que el gobierno nos tiene sometidos, es la utilización de niños:

opinan los foristas


-Ahora somos el país con la mayor plantilla de educación superior de la América Latina- dice uno de ellos, con sonrisa ¿escéptica?

Incluso, forma parte de esa campaña que el oficialismo impone a los medios de comunicación, de acuerdo a la advertencia que hacen algunos de ellos, es decir, sin pagar ni medio, y uno diría que como consecuencia del fracaso que tienen los medios oficiales en cuanto a sintonía se refiere. Se apela al hecho de que estamos en tiempos de revolución, y la revolución presenta sus cuentas. Algo así como que frotémonos las manos, puesto que ya vamos camino de ser potencia.

He allí lo que es envenenar a una población. La mayor parte de las cosas que allí se exaltan son falsas. Una educación universitaria con una población escolar, como la que ese niño plantea, con respecto a ese volumen de educandos que se supone que cursan en dicho sistema, requiere de un nivel de docencia que no existe en el país.

Eso, por una parte; pero, por la otra, no ha habido en estos catorce años de régimen chavista una expansión de las carreras que tengan que ver con la pedagogía o no se han visto esfuerzos por desarrollar un personal docente calificado y, en efecto, se pudiera decir que la universidad “chavista” se ha hecho presente a través de una serie de institutos, entre ellos, la llamada Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV), en casi todas las regiones del país, sólo que el cuerpo de docentes que imparte clases allí, por consiguiente, ha tenido que ser improvisado, como todo en esta “revolución bolivariana”, y que algunos prefieren llamar “robolución”.

Pura improvisación, al punto de que algunos de esos institutos funcionan en edificios no apropiados como tal, es decir, para albergar miles de alumnos, como ocurre como la UBV de Caracas, y que por un capricho de Chávez, a raíz de la huelga petrolera de 2002, pasó a ocupar la antigua sede de Lagoven, esto es, una de las filiales de Pdvsa para la época de los gobiernos democráticos. Nació de la imaginación de Chávez en lo que fue el desenlace de dicho episodio, cuando éste dijo que Pdvsa podía funcionar con 5 mil trabajadores, y votó a veinte mil. Entonces consideró bueno entregar aquellos edificios, que iban a quedar, prácticamente, vacíos a institutos educativos, y como tal le vino a la mente de crear dicha universidad:

-Tiene amplios salones, canchas deportivas… -decía nuestro teniente coronel, ponderando el edificio de que lo que fue la sede de la antigua Lagoven, cuando en otra época, antes de la nacionalización petrolera, estuvo allí la Creole, y el cual, ahora, le cuadraba perfecto a aquella casa de estudios que en una ocurrencia de su cabeza había concebido

Claro, también hay que admitir que el nivel de las carreras no es muy exigente; dado que de allí están saliendo abogados y médicos en un tiempo mucho menor, que el que se lleva un estudiante regular en una universidad tradicional; lo que significa que es mucho el seudointelectual “revolucionario”, que ha tenido por norte profesar el marxismo, que se ha incorporado a ese personal, quien sabe si con un título chimbo; un personal que está recibiendo un mejor sueldo que el del resto de las otras universidades, por lo demás; que es donde se observa el menosprecio que Chávez siente por la meritocracia, y donde aplica el esquema populista de la educación. Así como promueve una educación superior masiva, sin requisitos para la selección, así promueve una docencia masiva, sin mayores exigencias de credenciales pedagógicas. Traía a colación lo del seudointelectual “revolucionario”, porque, asimismo, entre las materias que allí se imparten no dejan de aparecer aquellas que tienen que ver con la teoría marxista, y este tipo de sujeto, por supuesto, ha estado identificado con Chávez, yo diría que desde Juan Barreto para abajo. Que es lo que se ha venido denunciando; esto es, que la educación “chavista”, no busca la preparación del individuo, como sí su ideologización.

Así como Chávez llega a Barinas, y decide que determinadas tierras que, hasta ahora, han estado dedicadas al cultivo de la caña, se dediquen en lo adelante al cultivo del maíz. Así chasquea los dedos, y le sale una universidad. Por si acaso, le clava el nombre de Bolívar, y de esta manera entusiasma a una juventud, con el cuento de que él se propone permitirle lo que en la mal llamada IV República se le negaba, como era el acceso a la posesión de un título universitario; cuando en ese chasquear de dedos lo que hay es un capricho político suyo; uno de sus tantos atropellos, esta vez dirigido contra la nómina mayor de Pdvsa. Ahora, ¿se ajusta a los cánones académicos de lo que se conoce como el claustro universitario una casa de estudios superiores que sale de un chasquear de dedos? Al final tenemos una juventud que resulta engañada; porque el profesional que egresa de allí no encuentra trabajo en ninguna parte, partiendo de que ese título que le han conferido en esas universidades “chavistas”, no está a la altura de las circunstancias, en lo que se refiere a las exigencias de conocimiento del mercado laboral; como engañados se trajo él a unos muchachitos, que estaban bajo su comando en el regimiento de los paracaidistas de Maracay la madrugada del 4 de febrero de 1992, y los puso a que se batieran por su proyecto político. Igual le da, le importa un comino el futuro de una persona, como la vida de un inocente que ha quedado a su cargo en un regimiento militar o la inocencia de un niño actual, como ese que aparece resaltando uno de los supuestos logros de su revolución, y que cierra el anuncio publicitario, decía, con una sonrisa escéptica, porque en el fondo esos no son sino logros estadísticos, maquillaje de cifras, mentiras.

[email protected]


Etiquetas:

Canal Noticiero Digital