opinión

Pedro Lacure Montiel

La educación empieza por casa

21 Noviembre, 2012

“No podemos proteger a nuestros hijos de la vida. Por lo tanto, es esencial que los preparemos para ella”. Rudolf Dreikurs.

Se le suele llamar ciudadano a todo aquel que nace en un país o naciendo en otro , adquiere la ciudadanía de uno distinto al de su nacimiento, ello es así desde el punto de vista legal, se define de esta manera al estatus de un habitante en un determinado país, igualmente podrías estar con la condición de: turista, transeúnte o residente. En todo caso cualquiera sea el estatus legal de un habitante, este puede ser o no un ciudadano y es que, ser ciudadano es más que nacer o habitar en un país, ser ciudadano es : vivir y existir, interesarse por el entorno y por la forma de transformarlo de manera tal que se logre día, tras día un convivencia más armónica entre todos los miembros de la sociedad, solo así hacemos de la ciudadanía un ejercicio de participación activa y transformadora, para ello no requerimos cargo, ni una tribuna especial, basta con iniciar el ejercicio desde los espacios naturales a los cuales tenemos acceso, empezando por el espacio que tenemos mas cerca, la familia.

opinan los foristas

La responsabilidad de un ciudadano es muy grande, este es corresponsable de lo bueno o malo que acontece en su entorno, no hay excusa, la falta más grave la comenten aquellos que participan con la indiferencia, esta forma de participación es la más nociva en una sociedad, les parecerá paradójico pero la indiferencia se torna en aceptación de lo que ocurre día tras día, tal y como llega. Se suele decir que: “a mayor capacidad de adaptación es mayor la probabilidad de supervivencia”, esto puede ser cierto solo cuando a la persona por alguna circunstancia le toca sobrevivir en un hábitat distinto al suyo o a una circunstancia de fuerza mayor. En condiciones normales, tal conducta en un ciudadano suele ser nociva, lo hace sumiso y lo pone a merced de la voluntad de otros.

Los países donde sus gobierno tienen tendencia autocrática o dictatorial, existe la marcada tendencia hacia el ejercicio de la manipulación del pueblo, para lograrlo generalmente se hace uso de distintos caminos: la necesidades vitales de las personas y la manipulación del pensamiento. Para poder manipular a un colectivo es indispensable inducir el pensamiento individual, es por ello que estos regímenes tratan de llegar al individuo desde los centros educativos, para lo cual crean leyes y reglamente que permitan inducir la formación, utilizando las leyes como un maquillaje a fin de que tal manipulación tenga un viso de legalidad. Como podrán aprecian, en un aspecto tan importante como la educación de nuestros hijos, la capacidad de adaptación es totalmente nociva para los futuro ciudadanos, pues de permitirlo, estaremos contribuyendo con la formación de una sociedad civil de esclavos, tierra fértil para la manipulación colectiva.

Es mucho lo que nos queda por hacer, soy de los que cree en la democracia, considero que es el sistema que permite el gran debate; el nivel y la participación por parte de los ciudadanos y la sociedad civil en su conjunto son indispensables para que el sistema funcione de una forma que permite el logro de un mayor bienestar social, en donde podamos convivir en paz en un ambiente de tolerancia y respeto mutuo, tolerancia al semejante y sus ideas y no a quién o quienes actúan al margen de los derecho humanos y del orden establecido.

Considero que la familia es el proyecto mas importante de la vida, esta llamada célula fundamental de la sociedad debe ser rescatada, nada sustituye los principios y valores que allí se trasmiten, quienes somos padres sabemos que para que este proyecto sea exitoso, amerita mucha dedicación y esfuerzo, lo cual solo es posible con la fuerza del amor, en este pequeño espacio que esta al alcance de todos tenemos nada menos y nada mas que la misión de formar los ciudadanos del futuro, hombres de bien para procurar y luchar por una mejor sociedad, una sociedad de hombres y mujeres con principios y valores que se sienten libres y viven en libertad.

Es en la familia en donde empieza el proceso educativo, el esfuerzo y la dedicación que pongamos en la ejecución de este proyecto dará como resultado una sociedad de esclavos o una sociedad de mujeres y hombres libres que, ejerciendo y viviendo en libertad, predican y demuestran su condición natural. Esto depende únicamente de todos y cada uno de nosotros, no podemos convertir la pobreza en un obstáculo para lograrlo, entendiendo en este caso –pobreza- a la falta de recursos económicos, los principios y valores no los venden en ninguna parte, no se pueden comprar, no se pueden vender, solo se adquieren cuando alguien nos los transmite.

El nivel y la participación de los ciudadanos en el futuro dependerá del éxito o fracaso que tengamos en la ejecución de ese proyecto llamado familia, solo imaginemos una sociedad compuesta por ciudadanos provenientes de una familia en donde los padres nos tomamos en serio esa gran responsabilidad de formar hombres y mujeres libres de los vicios que hoy someten a tantas personas en nuestras sociedad.

Creo que con una sociedad civil organizada en donde el ciudadano asuma y acepte que la política es el mecanismo para lograr una mejor convivencia social, está el futuro de la democracia, una democracia libre de manipulaciones, en donde todos pensemos en función de todos, donde el interés común este por encima del interés particular.

Les aseguro que en una sociedad así, solo tendrá cabida un sistema educativo que coadyuve en la formación de esa mujer, de ese hombre proveniente de una familia con padres responsables y comprometidos que, cual semilla, germinaron al entregarse a la formación de sus hijos.

No lo olvidemos, tengámoslo siempre presente sólo depende de ti, de mi de nosotros, lo demás son y siempre serán excusas.

Canal Noticiero Digital