opinión

La ecuación que funciona

23 Noviembre, 2012

“Para que el socialismo tenga concreción, debe solucionar antes los difíciles conflictos sociopolíticos.” Albert Einstein

“La vida está en gran parte compuesta por sueños. Hay que unirlos a la acción.” Anais Nin

Querido Jim: La gran maravilla de la ciencia es su capacidad predictiva. Así, el recién descubierto y confirmado Bosón de Higgs fue postulado teóricamente en los estupendos años sesenta del siglo pasado. Lo mismo pasa con su hija mayor, la tecnología, la cual nos permite además disfrutar de experiencias extraordinarias, las que desafortunadamente la rutina va convirtiendo en banalidades. Piensa un instante en el fabuloso milagro que ocurre cuando en la mañana haces girar la llave de encendido del carro. Eso sí es un verdadero prodigio de las facultades humanas. Mas otra facultad humana frecuente es olvidar lo importante de la planificación, el esfuerzo consciente y dirigido y el atenernos a las leyes de la naturaleza para lograr nuestros sueños.

opinan los foristas

En materia humana, las disciplinas científicas han avanzado mucho más en los últimos 50 años que todo lo que había anteriormente. Particularmente los desarrollos en neurociencias, comportamiento individual y social, comunicación, resolución de conflictos, dialógica, mediación, arbitraje y conciliación, para mencionar las más importantes, dieron verdaderos saltos cuánticos para la comprensión y transformación positiva del ser humano. Hoy por hoy contamos con suficientes herramientas mentales y de comunicación como para resolver la mayoría de los conflictos humanos.

Desde el año 2001, a instancias de la Dra. Nelly Cuenca de Ramírez y un fabuloso equipo que la acompaña, el Centro de Resolución de Conflictos del estado Lara (pionero en el país) se dedica a formar mediadores, árbitros y negociadores que adquieren muchas de estas herramientas. Constituye una referencia importante de carácter neurotecnológico virtual que bien puede contribuir notablemente a despejar la incógnita de qué conviene, queremos y necesitamos los venezolanos para superar tanta desidia política que arrastramos desde la colonia y que nos estalla en la cara en estos momentos en que el hombre que eligió el color de la Cocacola –al igual que los soviets (comunas, en castellano)- para su empresa redentora, encabeza las grandes decisiones nacionales.

Es obvio, público y notorio que la llamada oposición, esto es, los líderes accidentales de estos momentos, han sido incapaces de lanzar redes de acuerdo y encuentro de la sociedad civil para afrontar la crisis actual. Evidentemente necesitan ayuda para aclarar sus verdaderas intenciones últimas (la ciencia dice que es un problema de sentimientos) y crear una corriente compacta que aglutine una fuerza suficiente para, quien quita, luego hacer lo mismo del otro lado y lograr una comunión nacional que nos enrumbe por un verdadero progreso que utilice “comunalmente” las inmensas riquezas despilfarradas hasta ahora, conque cuenta esta maravillosa y bendita tierra de nadie.

Señores de la MUD: uds la conocen, llamen urgentemente a Nelly y su equipo o de lo contrario prepárense para un nuevo nocaut, tal como se los vengo prediciendo desde hace más de 90 artículos…

Canal Noticiero Digital