salud y belleza, variedades

Javier I. Mayorca: ¿Merecía “Rosita” quedar en libertad?

19 Noviembre, 2012

Javier I. Mayorca / El caso de Jimena Araya, mejor conocida como Rosita, puso literalmente al desnudo las falencias del sistema de justicia venezolano.

opinan los foristas

La modelo de 29 años de edad, también conocida como la Venus de Aragua, fue detenida en el sector Flor Amarillo de Valencia en virtud de una orden judicial emitida el 22 de septiembre por el juez segundo de control de Aragua Oswaldo Rafael Flores, que conoce el expediente por la evasión de Héctor Guerrero, ocurrida el domingo 2 de septiembre en el penal de Tocorón.

Desde el principio se veía claramente que los juzgados del país iban a mostrar ante Rosita su mejor cariz y su mayor diligencia. Nada que ver con las dilaciones aberrantes que han tenido hacia la juez Maria Afiuni, que han motivado pronunciamientos de numerosos organismos internacionales, entre ellos la Organización de Naciones Unidas, a través de su grupo de trabajo sobre detenciones arbitrarias. O también el caso del comisario jubilado José Sánchez, quien permanece tras las rejas a pesar de haber sido electo diputado.

Con Araya, nada de eso. Si la mujer entraba en una crisis nerviosa, de inmediato la atendía el cuerpo médico de Policarabobo. En Aragua, los tribunales prácticamente fueron habilitados para recibir a la vedette el miércoles muy temprano, y así evitar que la vieran esposada. El juez de control rápidamente acogió la solicitud de medida cautelar formulada por los abogados de la actriz, sin tomar en cuenta que la mujer incurría claramente en dos causales que obligaban a mantenerla en detención preventiva. La primera, obviamente, era haber estado en contumacia de 40 días. La otra, menos conocida, es que Rosita tiene antecedentes policiales por su supuesta vinculación con el secuestro de un comerciante portugués de Maracay, en 2004.

Por supuesto, no era de extrañar que al salir de los juzgados la mujer exclamara: “¡Se hizo justicia!”. Tampoco que su verdadero defensor sea el vicepresidente de Podemos, abogado Gerson Díaz. Ni que ella hubiese declarado durante siete días seguidos a través de su cuenta en Twitter su adhesión a la candidatura presidencial de Hugo Chávez.

El tratamiento otorgado a Rosita se asemeja mucho al que poco antes le habían dado en Caracas a otro reincidente, Luis Alfredo Motta Vegas, hijo del excomandante de la Guardia Nacional y actual presidente del Instituto Nacional de Tierras, mayor general retirado Luis Motta Domínguez. De nada vale que el oficial declare a los cuatro vientos que él no influyó para nada en el hecho de que su progenie haya quedado en libertad… ¡por cuarta vez! Basta con preguntarse qué juez de la República osará a poner a este sujeto en la misma celda hacinada en la que deben estar los secuestradores y los homicidas.

Y así podríamos seguir contando los hechos de una justicia cuya selectividad que hace recordar mucho la frase de aquel político italiano, ligado a la mafia: “Con mis enemigos, aplico la ley. Con mis amigos, la interpreto”.

Fuente: Blog de Javier I. Mayorca, Crímenes sin castigo: http://crimenessincastigo.blogspot.com/2012/11/twitter-javiermayorca-rosita-40-dias.html


Etiquetas: |

Canal Noticiero Digital