opinión

El reto

27 Noviembre, 2012

El 7 de octubre la oposición mejoró significativamente en casi todos los centros del país , sin embargo, el chavismo sigue teniendo una mayoría de apoyo, especialmente en los sectores más populares.

opinan los foristas

Convencer a los sectores más humildes de que juntos podemos construir una Venezuela de progreso no es un trabajo sencillo. Especialmente en épocas electorales son muchos los políticos que se acercan a ofrecer proyectos, planes y apoyo de cualquier tipo. Sin embargo, una vez pasada la época electoral, independientemente de quien haya resultado vencedor, los planes se convierten en promesas y las promesas se convierten en sueños que nunca llegan a materializarse. Esta historia se ha repetido en la mayoría de los barrios de nuestro país por los últimos 30 años.

Como son pocos los políticos que realmente cumplen sus promesas, la gente ya no cree en “pajaritos preñados”. La gente pide que lo que sea que cueste su voto, sea pagado por adelantado. Es así como vemos que hoy es cada vez más común en los días previos a las elecciones, la entrega de electrodomésticos, comida, dinero en efectivo y hasta motos a cambio de apoyo político. Esta política de “compra” de votos tiene una característica que hace que muchos en la oposición se preocupen y hasta resignen, ya que quien tenga más dinero gana, y es evidente que el gobierno nacional siempre va a tener más dinero.

Ahora bien, en estos últimos 14 años ha habido varias excepciones que son una demostración de que la ecuación anterior no siempre genera el resultado esperado. En el 2007 ganamos el referéndum de la reforma, en el 2008 ganamos varias gobernaciones y alcaldías emblemáticas como la de Sucre. En 2010 ganamos importantes estados, entre ellos Anzoátegui. La realidad es que la gente se deja llevar por ofertas de corto plazo sólo cuando no ve otra alternativa.

La gente no quiere regalos, lo que exige es compromiso, sinceridad, empatía y honestidad. Durante años hemos visto a líderes políticos pedirle a la gente que asistan a marchar por la “libertad de expresión”, por cierres de campaña, en contra de leyes, pero pocas veces hemos visto a estos “líderes” acompañando las cientos de protestas que hay todos los años por el mal estado de las vías, problemas con el aseo urbano, problemas con los servicios o por la inseguridad.

No se trata de quien regala más, se trata de quien demuestra estar más comprometido con las necesidades de la gente. El reto de la oposición es acompañar a los venezolanos, especialmente a los más humildes, no sólo en épocas electorales. El reto es acompañar las luchas por reivindicaciones sociales, no sólo políticas. El reto de la oposición es entender y hacer entender que la gente no está al servicio de los políticos, sino son los políticos los que deben estar al servicio de la gente.


Etiquetas:

Canal Noticiero Digital