opinión

Chávez, la pusiste

23 Noviembre, 2012

Era más fácil hacerlo bien, que poner la inmensa torta –para no darle otra denominación- que has puesto en estos catorce años de gobierno. Acabo de leer la resolución que fija los precios de las viviendas y los alquileres. La utopía hecha letra. Salga a buscar un apartamento en Campo Alegre, de cien metros cuadrados, por tres mil bolívares de renta.

opinan los foristas

Ahora no hay dólares, ni harina de maíz, ni apartamentos para alquilar, ni vehículos para comprar. Ahora tenemos más de diez mil contenedores en el Puerto de La Guaira, manejado con una incomprensible ineptitud. Diría mi compadre: “esos funcionarios del Puerto son lentos, pero ineficientes”
El país se cae a pedazos, en medio de las más grandes barrabasadas que gobierno alguno haya promovido, al tiempo que los Ministros de la economía, anuncian un aumento inusitado y poco creíble del PIB. Les entiendo casi todo a los Ministros… ¡menos al de Comunicaciones! (ver El Espectador, Bogotá, 21 de noviembre)

Dejaste a un país sin recursos, sin planes que promuevan una mejor calidad de vida, sin una industria petrolera libre de accidentes, sin capacidad para producir acero y cemento en cantidades suficientes. Hiciste lo que nadie pudo lograr en cuarenta años de democracia: llenarnos de pobres, medio empleados y de fábricas quebradas. Mejor no te cuento que hizo tu ministrillo con el agro y la ganadería, igual tú lo sabes mejor que yo. Me faltó comentar que bajo tu gobierno se perdió el control de los motorizados, que en medio de la más pasmosa anarquía, se creen dueños de las calles, de las aceras y de las señales de tránsito, que aplican para todos, menos para ellos. Y tú te haces llamar presidente-comandante.

Sabes algo: como país estamos dando pena. Aquí cerquita, en la vecina Colombia, ruge un país moderno, en pleno crecimiento, orden y en vías de solucionar sus problemas de paz. Los supermercados llenos de comida y un gobierno haciendo lo que le es propio; producir un ambiente propicio para que los ciudadanos progresen.

Antes de las elecciones aparecías mucho en televisión y me permitías descargar mi rabia. Ahora ni eso. Cuando imponías cadenas de medios a mansalva, antes de las elecciones, era para informar al pueblo, ahora, después de las elecciones, no hay nada que informar, por lo tanto no hay cadenas. Estoy convencido de que esa mentira no era verdad.

Pasaremos hambre, a cuenta de esta fallida revolución. Nos tendremos que comer los satélites o el cable de fibra óptica que enterraste en el mar para comunicarnos con Cuba.

Este próximo diez y seis de diciembre me acordaré de cada una de las cosas que escribí en los párrafos anteriores y formaré parte de los millones de venezolanos que te daremos una sorpresita en las urnas electorales. Los venezolanos no queremos que la sigas poniendo.

@pereiralibre

Canal Noticiero Digital