opinión

¿Por qué Capriles no nos dice qué pasó?

16 Noviembre, 2012

A esta hora no hay que hacer mayores esfuerzos para leer la historia del 16D. El mapa de este ex país seguirá ‘rojo radical’ y sólo quedará por precisar el porcentaje alcanzado.

opinan los foristas

La maquinaria político-estatal venecubana continuará su acción de ventajismo-fraude-trampa, avalado, permitido, legitimado.

Un panorama muy alejado del que las oposiciones, sus medios y analistas vendieron hasta el 7-0 cuando se fabricó artificialmente una imagen triunfalista para hacer creer que todo cambiaría cuando el golpista presidente (GP) se convirtiera en ‘Presidente Saliente’.

¿Pero cómo y por qué se desmorona en cuestión de horas, lo que se vendió como fórmula ganadora que no podía ser obstaculizada por fraude-trampa alguno?

A poco más de un mes (12/11/12), al excandidato lo entrevistan en ‘su canal’ y le preguntan en relación a su inmediato reconocimiento del limpio y transparente triunfo de su adversario. Su respuesta es la misma: para ganar hay que saber perder y que ahora sigue luchando por el futuro, el progreso.

Ni negó la existencia de algún tipo de negociación ni dijo qué pasó para reconocer de inmediato el triunfo del GP. Pero ¿ignoraba Capriles que actuar como el candidato Manuel Rosales el 03D-06 significaba su auto-liquidación?

¿Sabe o no HCR que ahora recaen sobre él dudas que hasta el presente no ha podido despejar y que esto conduce a una progresiva disminución de la jerarquía política conferida por 6.5 millones de votantes?

Y este es un cuadro de derrota que se relaciona directamente con el estado general de postración de las oposiciones. El excandidato actuó como el jefe todopoderoso, ungido por los Dioses. Se separó de los partidos y sus maquinarias y sintió que todos estaban obligados a seguirlo porque era el nuevo Salvador de la Patria que sustituiría a quien se agotó en una faena de 14 años.

Una vez más se utilizó la fuerza social para la simple y vulgar politiquería.

Cuando comenzó a pelear contra este régimen en el 2001 fue llevada, por irresponsabilidad política, a los eventos del 11 A-02, al paro petrolero de fines del 02 e inicios del 03 y a la locura y negocio electoralista que culmina en el blindado 15A -04.

La fuerza social que impone la abstención del 04D-05, de inmediato se le manipula y conduce a una campaña electoral en la que ‘ganaría y cobraría’ una nueva derrota.

Y esa misma fuerza social a la que se le animó con el triunfo ficticio del 2D-07, que teóricamente impedíría la reforma constitucional, y a la cual luego se le acuña la derrota del 16F-09 cuando se aprueba la reelección indefinida, es la que el señor Capriles conduce a una nueva emboscada disfrazada de unidad.

En efecto, las primarias que el 12F-12 producen la candidatura de HCR, son en el fondo un pacto de derrotados. Todos los componentes sabían que no había posibilidades de triunfo frente a la maquinaria estatal-ventajismo-smartmatic-fraude.

Pero por carecer de una política propia, requerían cumplir con el requisito de competir por la presidencia, en el entendido que sólo interesaba a cada una de las partes, la conservación o conquista de espacios políticos para mantenerse a flote.

De allí el espectáculo de una “Tarjeta Unitaria” que no aceptaron los intereses más próximos al candidato y que a la final termina favorecida y celebrada por la maquinaria de AD, ante la esperanza de algún logro.

Hoy están claras las búsquedas. El excandidato presidencial bajó a nivel de la reelección como gobernador y los demás actores políticos siguen en procura de lo que consigan.

Y ante este deprimente panorama, regido por la inmensa debilidad de las oposiciones, se multiplica la acción gubernamental.

De allí que se lance como objetivo post 7-0 la puesta en práctica de la Ley de las Comunas llamada a servir de eje para el control de todas las acciones de la población. Por ello hablamos de la llegada del Comunalismo a este ex país.

Y mientras el régimen avanza a paso de invasor, las oposiciones debaten entre sí como mantenerse con vida. Por ello cada grupo dice sentirse obligado a participar en las elecciones del 16D aunque con la novedad de que ahora la MUD, contrario al 7-0, denuncia una situación de fraude-trampa y propone ‘protestar votando’. Aunque nadie sabe cómo.

Una vez más el elector será utilizado para que los politiqueros consigan medios de subsistencia. Y ante esta actuación ¿cómo pensar que las oposiciones puedan alcanzar líneas de poder?

A esta hora el espectro político electoral para el 16D está dominado por la planificación y maquinaria del régimen. En este sentido la casi totalidad de los espacios los llena la llamada constituyente que parece tener como finalidad un objetivo muy claro; intensificar el proceso de control social.

Y esta es una práctica que junta la prédica supuestamente socialista a la comunalista, con el agravante de que ya se aprecia inclinación de algunos sectores por acercarse a las filas de los poderes vigentes. Atrás van quedado los espacios de las derrotadas oposiciones.

¿Es este designio el que se piensa enfrentar con los gobernadores y alcaldes que puedan subsistir a la avalancha roja-rojita de la destrucción?

El comunalismo, en fin, viene en plan de aplastar a todo aquel que se muestre contrario a la revolución. Y no hay un contrario capaz de enfrentarlo. Apenas se cuenta con negociantes y agentes de la politiquería.

¿Qué hacer? Lo proponemos en disidencia12.blogspot.com

¡Qué historia amigos!

@ablancomunoz
[email protected]

Hacia la celebración del trigésimo aniversario de la cátedra Pío Tamayo 1983 – 2013.

http://historiactual.blogspot.com/2012/11/por-que-capriles-no-nos-dice-que-paso.html


Etiquetas:

Canal Noticiero Digital