end header begin content

nacionales, ni tan al margen, política

Hermann Escarrá: Una nueva derrota podría desarticular a la oposición

31 octubre, 2012

ND.- El abogado constitucionalista, Hermann Escarrá afirmó en entrevista con el diario El Tiempo que se debe hacer un gran esfuerzo desde la oposición en las elecciones de gobernadores “para dar una demostración contundente ganando la mayoría de ellas, porque una nueva derrota podría desarticular a la oposición con una grave frustración al electorado opositor”.

opinan los foristas

Aseguró además que en la actualidad está agonizando “es una forma de hacer política”. Ante el llamado a diálogo del presidente Chávez, Escarrá asegura que le “corresponde a la oposición, ahora, tomar iniciativas de alto contenido (…) El resultado de las pasadas elecciones nos está diciendo que estamos ubicados en una transición política”.

Aquí la entrevista completa:

-Usted ha sido, durante gran parte de los últimos 14 años, un respetado opositor al presidente Chávez…

-Y al régimen en general.

-Y sin embargo, tuvo la enorme valentía -para unos- y la enorme imprudencia -para otros- de cuestionar acerbamente el programa de gobierno opositor. Su crítica al “paquetazo oculto” de Henrique Capriles fue un aliciente a muchos votantes para desconfiar de la palabra de ese candidato. ¿En qué medida se siente responsable de ese voto en contra del abanderado de la MUD?

-Lo primero es que no es verdad que yo cuestioné el programa de Capriles. En la entrevista que me hiciera Ernesto Villegas por VTV, diferencié el programa de la Mesa de la Unidad Democrática y del propio candidato, de un documento que califiqué de apócrifo, de origen desconocido, que fue el que yo directamente cuestioné y critiqué, y lo volvería a hacer por el enorme daño que su contenido significa para Venezuela.

Claro está que se desató una gran iracundia sobre supuestos falsos porque reiteré que yo era una persona de oposición que estaba apoyando la candidatura de la oposición y, por el contrario, hice dos críticas al régimen: me manifesté en contra de la reelección presidencial, citando de memoria la conocidísima frase del Libertador en Angostura en 1819, y también critiqué la salida de Venezuela del Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

Con Villegas había estado antes Leopoldo López y el economista José Guerra, de modo que fui al programa a hacer mis consideraciones críticas y creo haber sido muy claro en el tema del documento polémico, sólo que, orquestadamente, se inició una campaña de fusilamiento moral de lo que yo califico como la antipatria, que ahora están criticando a Capriles porque reconoció el triunfo de Chávez y son los mismos que hoy critican a la MUD y a Ramón Guillermo Aveledo.

-Esa campaña contra usted se desplegó desde la oposición, la misma a la que usted ha dedicado sus afanes por 12 años. Desde el chavismo señalan como impulsor a Alberto Federico Ravell, director del portal web “La Patilla”, quien – aseguran – lo sometió al escarnio público apelando a características físicas suyas.

-Cuando se usan las características físicas de alguien para intentar ofenderlo, eso me hace recordar lo que Jorge Eliécer Gaitán le respondió en el parlamento colombiano a un senador desbordado en la palabra que se refirió con desprecio a sus características físicas: “Qué lamentable que su hermana haya tenido la imprudencia de comentarle mis intimidades”. A esto debo agregar que el señor Ravell tiene una trayectoria extraña pues hace inversiones en Colombia y otros países como testaferro de alguien. Yo espero que no tenga que ver con el narcotráfico.

Además, el señor Ravell hizo mucho daño en Globovisión por sus relaciones extrañas con el gobierno, colocándose como el fiel de la balanza para la venta de unas acciones que no eran de él, pero a la vez acusando infaustamente y sin pruebas al señor Mezerhane. Por eso es que, confesado por él mismo, le dijeron que no podía estar más de 24 horas en Globovisión y que entregara la renuncia. Se trata de un mercader de la política. Los estudiantes universitarios saben de sus habilidades de compra-venta de conciencias.

-¿No teme ser vetado por algunos medios opositores al describir tan crudamente a uno de sus propagandistas más eficaces?

-Por el contrario, me han llamado insistentemente todos los medios de comunicación pero yo solo he aceptado dar cuatro entrevistas: una a Radio Nexxx de Miami, al periodista Paul Sfire; otra a Román Lozinski de Unión Radio; a Mingo de Mágica 99.1 y ésta a El Tiempo. Todas las he seleccionado porque he evitado convertir, antes y ahora, esta situación en un centro de opinión cuando en realidad el país requiere que avancemos ante las nuevas realidades políticas.

-Una de esas nuevas realidades políticas es el muy esperado nacimiento de un liderazgo para la oposición, representado por Capriles Radonski. Sin embargo, Rafael Poleo analiza lo que a su vez destacó el secretario general de Acción Democrática: “El liderazgo de Capriles ha nacido tuerto.

No ha sido afortunado su empeño de atribuir a su carisma 44 % de los votos depositados por él. Después de todo, la mayor aportación fue la tarjeta de la MUD, que su partido rechazó, y el grueso contingente aportado por Un Nuevo Tiempo, lo cual suma dos tercios de ese 44 %. Por otra parte, ese 44 % se ha mostrado como un retroceso, pues la oposición sacó 53% en las elecciones anteriores -las parlamentarias. Con Capriles, la oposición retrocedió 9 puntos, escribió Ramos Allup”. ¿En qué nivel coloca hoy el liderazgo de Capriles, en un nivel bajo, medio o alto, de cara a los próximos años?

-Capriles tuvo un excelente desempeño como candidato presidencial. Viene de una gran legitimidad de origen que fueron las primarias democráticas de la oposición. A ello debo agregar que mantuvo la altura y la decencia que merece el pueblo de Venezuela y forma parte, en grado preeminente, del nuevo liderazgo nacional de la oposición. Debo decir que Henry Ramos Allup es mi amigo personal y seguramente expresa llamadas de atención por la forma en que se llevó la campaña; esto es, se hacía necesaria más claridad en las alianzas y mayor participación. La exclusión y el sectarismo no son buenos consejeros para la oposición en una campaña donde todos, sin excepción, son importantes.

-Lo que pasa, doctor Escarrá, es que aunque todos son importantes para una campaña electoral, el público vio en la recientemente concluida la siguiente situación: partidos históricos como AD y Copei aceptaron voluntariamente su desaparición de los actos de campaña y del tarjetón. En opinión de muchos, y no sólo del lado chavista, esta distancia fue para no asfixiar la campaña de Capriles con un tufo a viejo. Eso no habló bien a los electores sobre la franqueza y el respeto dentro de la propia oposición.

Algunos dirigentes varias veces ventilaron públicamente tales desencuentros. Ramos Allup dijo que en las elecciones de gobernadores AD tomará su revancha por tal desaparición forzosa en la campaña electoral pasada. ¿Eso no augura tempestades de cara al próximo 16 de diciembre?

-A mi modo de ver, creo que hubiera sido mejor una tarjeta unitaria, que al final con el retiro de algunas organizaciones se llevaron 70 mil votos que no son desdeñables en estos procesos. En cuanto a las declaraciones de Ramos Allup no las he visto pero me cuesta pensar que en este momento se hable de revancha cuando tenemos que hacer un esfuerzo en las elecciones de gobernadores para dar una demostración contundente ganando la mayoría de ellas, porque una nueva derrota podría desarticular a la oposición con una grave frustración al electorado opositor.

-El analista electoral Nicmar Evans afirma que “los actores políticos que difieren del presidente Chávez no son más que un rompecabezas pegado con cola, en donde las piezas ni siquiera encajan”. ¿Es verdad?

-Él hace una reducción simplista pues el antagonismo no es exactamente frente al presidente Chávez sino frente al régimen. El régimen expresa inconstitucionalmente la propuesta de un socialismo que no es el europeo ni es la socialdemocracia. Es, más bien, una mezcla de autoritarismo y Estado de Tutelaje Militar, a diferencia de lo que prevé la Constitución. Creo que la oposición debe aprovechar, más bien, el discurso presidencial después de las elecciones para debatir sobre una nueva gobernabilidad, habida cuenta que la oposición representa prácticamente la otra mitad de Venezuela.

El llamado al diálogo del Presidente debe responderse de inmediato con un documento que enuncie lo que prevé la Constitución sobre una democracia avanzada, plural, un estado federal descentralizado y la fórmula impecable del artículo 2 de la Constitución que es el Estado Social y Democrático de Derecho y de Justicia, al que hay que agregar la doctrina republicana sobre división y autonomía de los poderes, libertades públicas y derechos humanos, pero también el tema de los exiliados y presos políticos. Se trata de buscar la unidad nacional sobre la base de los grandes temas. No estoy proponiendo un pacto burocrático y mucho menos un pacto de partidos. No es el Pacto de Punto Fijo renovado. Se parece más a los Pactos de La Moncloa al finalizar el período franquista.

-Doctor Escarrá, pero el Pacto de La Moncloa fue para dar término a un régimen agonizante como el franquista y abrir paso, sin traumas, al nacimiento de la democracia española. Algo muy distinto a la mayoría popular que votó el 7 de octubre a favor de la propuesta socialista del presidente Chávez. ¿Usted propone que el gobierno reelecto de Chávez se comporte como derrotado en vez de vencedor?

-No se trata de eso. En realidad, lo que hoy agoniza es una forma de hacer política, que es a lo que yo me refiero. La idea del enemigo interno permanente, de la intolerancia, del irrespeto a la idea distinta tiene que ser superada tanto por el gobierno como por la oposición. El propio Presidente reivindicó el diálogo. Corresponde a la oposición, ahora, tomar iniciativas de alto contenido y alcance en relación a los objetivos antes descritos, que fue lo que quise decir con el Pacto de La Moncloa, donde se tocaron temas económicos, institucionales, sociales y políticos. El resultado de las pasadas elecciones nos está diciendo que estamos ubicados en una transición política.

-El Presidente afirmó que es cierto, que estamos en una transición, pero del capitalismo neoliberal al socialismo.

-Es verdad, de allí la necesidad de un gran debate nacional sobre el modelo de sociedad.

-Pero el pueblo, al votar mayoritariamente por la opción política socialista ¿No zanjó ya ese debate, lo hizo innecesario?

-El pueblo votó por Chávez. Eso no tiene nada que ver con el debate ideológico y la doctrina de Estado.

 

Foto Archivo



Etiquetas: | |

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com