end header begin content

opinión

Malandraje en las alturas

15 septiembre, 2012

Imposible saber cuantas personas leyeron en las ediciones del diario EL NACIONAL de los pasados días 10 y 11, una información continuada que descubre en detalle la muy profunda descomposición de un área de gobierno de Hugo Chávez. Se trata de las condiciones de crisis, en todos los órdenes, que atraviesa la compañía VIALIDAD Y CONSTRUCCIONES SUCRE, identificada por los periodistas como “la principal empresa gubernamental dedicada a la construcción y mantenimiento de autopistas, carreteras y edificaciones civiles en Venezuela”. Confieso mi absoluta ignorancia sobre el funcionamiento de semejante monstruo de la ingeniería nacional y probablemente, para llegar a comparaciones que siempre son odiosas, tendríamos que estimar que con el capital de esa empresa podríamos cubrir el presupuesto anual de unos cuantos países!!!

opinan los foristas

Pero la cosa no está para reír y si la citamos es porque no debe quedar oculta en ninguna forma que cierre conocimiento a hechos tan escandalosos. La tal “compañía” está involucrada en trece proyectos que ya para julio del año 2011 registraban parálisis, con el agregado muy claro de que “hay innumerables reclamos por mala ejecución de las obras”. ¿Cuántas obras como éstas podrían ser investigadas penalmente si hubiese un Poder Contralor? En la Asamblea Nacional, si no fuese por el estricto mando que ejerce el presidente-comandante-candidato-saliente, no ocurrirían hechos oprobiosos como el de la ausencia de la voz parlamentaria ante el doloroso caso de AMUAY. Y si seguimos removiendo la huella triste que deja este gobierno, seguiremos a la vez levantando los malos olores de la incapacidad y de la corrupción que han sido características de la administración Chávez. En esta misma ruta podríamos pasar días enteros leyendo la lista de los ofrecimientos electorales de las campañas del líder golpista. Allí toparemos con los mismos elementos de la cháchara repetitiva que durante CATORCE AÑOS le sirvió para adormilar a un pueblo ya hoy curado de espantos y dispuesto a cerrar de una vez el ciclo Chávez. Pero no basta con quitarnos de encima el peso muerto. Hay que refrescar el camino y el país tiene conciencia de que con la conducción de Henrique Capriles los venezolanos seremos capaces de enderezar la carga. Venezuela solo necesita que le quiten los estorbos, entre estos el malandraje que durante varios años se ha enseñoreado en diversos niveles de la comunidad. Malandraje de hampa común, pero también malandraje en las alturas. El uno alimenta al otro. Contra ambos es la pelea. Y cuando nos referimos a este tipo de pelea, no lo hacemos en sentido figurado. Hay mucho dinero de por medio y los que detentan el poder están dispuesto, como en efecto lo hacen, a apelar a cuanto recurso tengan acceso para tratar de evitar la perdida electoral que ya sienten inevitable. La violencia se esta haciendo habitual en estos días finales de la campaña y ahora es cuando se requiere guáramo para evitar algún zarpazo de la fiera moribunda.



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com