end header begin content

opinión

Los saqueadores del oro

30 septiembre, 2012

Es difícil imaginarse un jefe de estado con su equipo de gobierno dedicado a esquilamr, saquear y depredar al estado, como lo han hecho quienes asumieron el control del estado venezolano a partir del año 1999.

opinan los foristas

Nadie puede negar que a partir de 1999, los precios del petróleo empezaron a subir gracias a la demanda interpuesta por el desarrollo industrial de países como China y la India, entre otros, hasta llegar a los niveles nunca vistos en la historia venezolana, al vender durante 2008, a 138 dólares el barril de petróleo y este año la media del mismo está en 105 dólares. Quienes de la nefasta y oprobiosa 4ta. República iban a pensar disfrutar de tantos años de vacas gordas como lo ha hecho el felón de Sabaneta.

Según los estudiosos del hecho económico en Venezuela, quienes han sumado las cifras durante estos trece años y medio de desgobierno militar, tanto por concepto de ingreso petrolero así como por la tributación a través del brazo sublime de la represión, conocido como El Seniat, nos expresan y dicen que el presidente saliente ha podido manejar la cifra equivalente a un billón cuatrocientos cincuenta millardos de Bs. Toda una fortuna equivalente al presupuesto de las grandes potencias como USA, Alemania, Francia, Japón, Rusia y China, entre otros.

La diferencia está en que esos países con altos niveles de desarrollo y crecimiento justifican la inversión y el gasto público con cifras que sustentan el crecimiento y los niveles de vida de sus habitantes, con planes y programas de una manera transparente y en armonía con todos los estamentos que los integran socialmente y los cuales se equilibran con los contrapesos representados por los diferentes actores en juegos, sean estos los poderes públicos, así como los partidos políticos actuantes y participantes en el juego democrático de los mismos.

Venezuela, como país tercermundista, bananero, o en vías de desarrollo, inició a partir de 1999 un viraje debido a que su presidente en vez de otear el horizonte y vislumbrar el futuro, con una visión retrograda de la política y sin conocimiento de la gobernabilidad, se empezó a guiar por retrovisor, y asumió un control total de los poderes del estado, utilizando la amenaza, la intimidación, el cohecho, para demostrar como militar que es, quien tiene la fuerza; Razón por la cual hasta ahora ningún poder del estado ha cumplido con su rol y asumieron como relación entre los mismos la obediencia y la adulancia, para conservar los privilegios alcanzados.

Así en un afán desmedido por comportarse como el rey sol de Francia, el presidente saliente cambio los estatutos del Banco Central para imponer sus normas personales, y desde que le pidió el millardito no ha cesado de crear programas y fondos, para utilizar los recursos del estado en sus delirios de grandeza, y después de acusar al imperio de saquear la patria de Bolívar repatrió el Oro con la finalidad de ponerlo en buen resguardo.

Hoy vemos como el oro de los venezolanos se vende públicamente en los mercados internacionales, según el Fondo Monetario Internacional, debido a que esta administración militarista, gastó los ingresos obtenidos a lo largo de estos 14 años, no tiene ninguna obra de importancia que mostrar y no tiene dinero en efectivo para seguir comprando conciencias, razón por la que ante la urgencia de la campaña electoral, esta actuando como Wilfrido Vargas cuando puso de moda la canción el barbarazo, con la diferencia que como este gobierno acabó con el rebaño de ganado en Venezuela, no se está llevando el queso que había en la mesa, sino el oro de todos nosotros. Demostrando con esto como se destroza y arruina un país teniendo como lema “Hecho en Socialismo”.

El siete de octubre con la fuerza de voto, cambiaremos el destino de Venezuela.

 



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com