end header begin content

opinión

Razones para la confianza

25 agosto, 2012

La señal de costumbre

Por supuesto, creer en lo que se promueve es primera condición para cualquier posibilidad de éxito, sea cual fuere la índole de la posición que defendamos. Y por los vientos que soplan, no parece que las filas chavistas estén moviéndose hacia arriba a niveles del entusiasmo indispensable para un triunfo electoral.

opinan los foristas

Por el contrario, su ambiente es pesado y pululan rumores y chismes sobre la incapacidad gerencial y la velocidad de manos de muchos de los escogidos de Miraflores, mientras sigue el proceso de desmoronamiento de la imagen del presidente Chávez. Todo ello combinado, naturalmente, con la todavía no clara condición de salud del mandatario, por mucho esfuerzo que hace para dar animo a sus seguidores.

(A propósito: vale la pena leer un análisis del sociólogo chavista Javier Biardeau, quien advierte que la cúpula roja sigue presa de la ilusión del triunfalismo de 2010 al cometer el error de suponer que la situación en la correlación de fuerzas no ha variado, cuando realmente SI ha habido crecimiento de la oposición en los últimos años. Se percibe –dice Biardeau — un preocupante espíritu de desmovilización y de fallas organizativas, entre estas la falta de convocatoria a asambleas populares abiertas para motivar a los electores del PSUV…)

Me permito apuntar que las observaciones del sociólogo se fortalecen en las rechiflas – algunas discretas, otras no tanto — que ha recibido el señor Presidente en sus últimas apariciones públicas y que indican un viraje ominoso en el grado de respaldo para la nueva relección de Chávez. En términos taurinos, se trata de un aviso que recibe en su terreno el presidente-comandante-candidato, cuya campaña languidece ante la vigorosa jornada que a diario cumple el representante de la oposición popular venezolana.

Ya se acerca a 200 el numero de comunidades (léase barrios, caseríos, urbanizaciones, ciudades, etc.) que Capriles ha tocado en su periplo y que significan contacto directo con un pueblo entusiasmado ante la juventud, el dinamismo y la franqueza de este nuevo líder. Y se cuenta por miles la cifra de venezolanos capaces, preparados, listos para dirigir junto con el Presidente Capriles una gestión cargada de buena voluntad y de eficiencia para recuperar moral y materialmente un país que mereció y merece mejor destino.

A Chávez hay que exigirle que espere el veredicto del próximo – muy próximo – domingo 7 de octubre, y que se acostumbre a la idea de que a partir del lunes 8 será llamado, con el respeto que el no tuvo por sus predecesores, el señor ex-presidente Chávez. En todo caso, desde ahora mismo puede recibir el tratamiento de Presidente saliente…Como lo prefiera.

Hay razones más que sobradas para imaginar que ese será el cuadro de octubre.



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com