end header begin content

opinión

Es cuestión de conciencia

4 agosto, 2012

Lugar común: el voto es cuestión de conciencia. Así lo hemos aprendido y practicado a lo largo de fatigosas pero muy pedagógicas jornadas electorales que han permitido al país el ejercicio democrático del poder popular. Millones de venezolanos se han formado movidos por la idea de que es su propia voluntad, por sobre cualquier interferencia, lo que determina en final de cuentas la decisión mayoritaria de los votantes.

opinan los foristas

Sin embargo, parece como si alguien estuviera empeñándose en ensuciar el agua de beber. Gente del partido oficial, sin excluir al Presidente — o peor, liderizada por el Presidente — se ha dado a la innoble tarea de sembrar dudas sobre el respeto que en el electorado chavista merecería la previsible victoria de Henrique Capriles. En otras palabras, que el gobierno le daría un palo a la lámpara, con caída y mesa limpia, para mandar otros seis años más.

Querer y poder son cosas distintas, por supuesto. Personalmente no sería yo capaz de negar que hubiese algún loco trasnochado que alimente semejante despropósito, pero de allí no paso. Por mucho veneno que el señor Chávez haya inoculado en los cerebros o en los bolsillos de algunos de sus antiguos compañeros de armas, la inmensa mayoría de los venezolanos tiene claro que la palabra VOTO NO TIENE SUSTITUTO en materia de expresión de la voluntad popular. Y las Fuerzas Armadas son garantes absolutas de que el proceso de elección del nuevo Presidente dará paso a otro estilo de gobierno y a la atención prioritaria de las necesidades urgentes de la comunidad nacional. Precisamente serán las FAN el mayor beneficiario de ese cambio, porque ha sido la institución armada la que más lesiones ha sufrido en esta etapa de indebido uso de su nombre y prestigio por parte de un tropel de alzados que burlaron el orden constitucional y que pretenden seguir haciéndolo a la sombra de un continuismo que el país no esta en vía de aceptar.

Pero hay un sector de compatriotas a quienes hay que alcanzar en su concepción del momento político. Me refiero a los electores que de buena fe votaron por el actual presidente y que a lo largo de casi 14 años se han venido dando cuenta de que fueron también engañados y utilizados. Pues bien, ellos son merecedores de una oportunidad para que hombro con hombro trabajemos juntos. Son tan venezolanos como lo somos nosotros, condición que de modo absurdo nos quiso negar el propio presidente al calificarnos como apátridas, lacayos del imperio, vendepatrias y otras lindezas.

Por cierto: cuando se habla hoy en esos términos es inevitable recordar otros países o entidades internacionales y mecanismos que se le parecen mucho y que reciben a diario el elogio del gobierno como los nuevos *mejores amigos* de Venezuela. Ahora vamos de manos agarraditas con China, Rusia, Bielorusia, Cuba, Irán, Brasil, Siria y otros socios de nuevo cuño y de insaciables fauces financieras…



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com