end header begin content

opinión

ya yo tengo un país

31 agosto, 2012

Ya yo tengo un país -pero si me regalan otro- me gustaría que se llamara Venezuela.

La pesadilla está por terminar, en unas cinco semanas estaremos los venezolanos celebrando un necesario cambio. La revolución de mentiras va de salida. Las próximas cinco semanas las dedicaré a pintarles el futuro de nuestro gran país, por supuesto sin Chávez en escena. Catorce años es la cuarta parte de mi vida. Basta de hablar y escribir de Chávez.

opinan los foristas

Ver una larga cola de personas en un banco, el invernadero sin uso en la autopista Regional del Centro, donde antes se sembraba caña de azúcar, la Torre Confinazas invadida y sin control o simplemente una tienda Bicentenario llena de huecos me hace reflexionar acerca de lo que quiero para este, mi país.

Los venezolanos estamos mirando por la ventana de la esperanza, un futuro mejor para nosotros y nuestros hijos. Capriles nos habla de un camino. Leopoldo nos habló de Paz, Bienestar y Progreso y María Corina Machado insiste en pensar en las Fuerzas del Progreso. Distintas expresiones para una misma forma de pensar. Un país como Venezuela no tiene otro camino que pensar en una reconciliación nacional que coloque a las fuerzas del progreso en la dirección de la paz, y el bienestar.

Quiero ese país que se asoma al Caribe todos los días, lleno de sol, lleno de selva, de blancas arenas y de una que otra montaña nevada. Quiero a nuestros descuidados lagos, con casi tanta fuerza que a nuestros caudalosos ríos. Quiero ese país que me vio nacer, que forjó mis ilusiones y me entregó terreno para levantar a mis hijos.

Quiero más, quiero que mis hijos no sientan la tentación de pensar que el país se agotó para ellos. Quiero que sientan su Patria como lo que fue y dejen de sentirla como lo que es.

Quiero escribir hasta morir, pero no quiero morir sin ver realizado este sueño, el hermoso sueño de descubrir que la fuerza de un sueño no se apaga con reveses; se construye sobre ellos. Aprenderemos como hacerlo y descubriremos de nuevo esa Patria linda, que ahora se nos esconde tras bastidores, pero se prepara para un gran acto. Espera tan solo por el cambio de escenario, para que en una subida de telón, reencontremos los parlamentos de esa obra, que no puede tener otro final, que aquel que todos deseamos; El sueño de recibir de regreso a nuestra linda Venezuela.

@pereiralibre

www.enriquepereiraescribe.blogspot.com



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com