end header begin content

opinión

causa suficiente y necesaria

31 agosto, 2012

El régimen chavista está fundado en el culto al líder. Todo se mueve porque él lo ordena. Todo se hace porque él lo permite. Cuando abren la boca, desde el vicepresidente hasta el más humilde funcionario chavista, no dejan de mencionarlo. Es por la inspiración del jefe que el Estado chavista funciona.

opinan los foristas

A Hugo Chávez hay que agradecerle la costosa y única medalla venezolana en las Olimpiadas de Londres. Hay que agradecerle que contadísimos venezolanos hayan recibido un documento de adjudicación (que no propiedad) de una casa o apartamento de la cacareada Misión Vivienda. Hay que reconocerle que antes nadie hablaba de los pobres, a pesar de que era el tema fundamental en todas las campañas electorales de los años democráticos y hasta el tema de los eslóganes principales (“Guerra contra la pobreza”, CAP 1973; “El gobierno de los pobres”, LHC, 1978).

La casi totalidad de la infraestructura física con la que cuenta Venezuela, que era uno de los países mejor equipados de América Latina, fue hecha antes de 1999. Pero la propaganda oficial repite hasta el hartazgo que gracias a Chávez se construyó el Hospital Cardiológico Infantil de Caracas, el segundo puente sobre el Orinoco y el tren hacia Los Teques. Y más nada. En catorce años y con más de un millón de millones de dólares de ingresos fiscales esas son las grandes obras que el régimen ha inaugurado. Pero hay que darle las gracias.

Hay que agradecerle que haya subido la pensión a los jubilados y que a pesar de todo haya incorporado a miles de personas que no contaban con ella. Pero también hay que agradecerle que haya permitido la voraz corrupción que paga la pensión mensual a quienes no cumplen con la edad y han pagado una comisión para obtener ese beneficio.

Hay que agradecerle que haya abierto nuevas universidades y ampliado la matrícula en otras para multiplicar el engaño a los jóvenes que allí creen estar preparándose. Ha multiplicado la piratería en ese ambiente general que ha impuesto donde el conocimiento es desechado a cambio de la militancia política y la obsecuencia. Hay que agradecerle, por ejemplo, la graduación de” médicos” que no tienen formación teórica, ni práctica, ni técnica en Cirugía y que no pueden sustituir siquiera a los licenciados en Enfermería.

Y según sus focas (y él mismo), es Chávez el responsable de los precios petroleros de los últimos años, cuando saltaron de un dígito a 120 dólares y más. La más larga bonanza que se recuerde. Es la estrategia chaviana, y no las condiciones de la economía mundial, la causante de tan formidable precio. No tiene nada que ver el crecimiento de China y la India, ni el descenso en los descubrimientos de yacimientos ni ninguna otra razón que se quiera aducir. Sólo la mente brillante del comandante-comediante (“La función debe continuar”) fue la condición necesaria para el alza de los precios de los hidrocarburos.

¿Por qué ahora, cuando ocurre la espantosa tragedia de la refinería de Amuay con su alto saldo de compatriotas muertos y graves daños materiales, Chávez no es responsable?



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com