end header begin content

opinión

No podrán tapar el sol con un dedo

10 julio, 2012

¿Vamos a ganar las elecciones? Es una pregunta que últimamente me han hecho algunas personas en la calle. El origen de esta duda no es casualidad. A través de los medios de comunicación, el oficialismo ha venido desarrollando una estrategia de desmoralización y desmovilización basada en el hecho (comprobado, según ellos) de que las encuestas son irreversibles y que la derrota de la alternativa democrática es inevitable. El objetivo de esa campaña somos nosotros mismos.

opinan los foristas

La semana pasada tuve la oportunidad de acompañar la gira de Capriles por Apure y Barinas, dos estados en los que en año 2006 Chávez obtuvo victorias con el 70% de los votos. Es difícil describir en tan poco espacio lo que vivimos.

En Apure visitamos Guasdualito y Elorza, dos pueblos fronterizos azotados por la guerrilla. El recibimiento fue apoteósico, a penas aterrizamos el pueblo entero se lanzó sobre la pista y no permitió que el avión llegara a su punto de parada. La emoción de la gente fue tal que tuvimos que caminar desde la aeronave hasta el punto de concentración final, acompañado por miles de apureños cansados de tanto abandono y de tantas mentiras.

En Barinas la reacción no fue distinta, la agenda comenzó a las 5:30 de la mañana con una visita al pueblo de Barinitas donde la comunidad preparó más de 3 mil empanadas para recibir al candidato de la unidad. Durante un lapso de más de 14 horas visitamos los pueblos de Barinitas, Carozo, Pedraza, Socopó, Capitanejo, Santa Bárbara, Punta de Piedras, Guaca y El Cantón, en donde Capriles ofreció nueve discursos, un recorrido en tractor, un recorrido en motocicleta, caminatas, un juego de futbol y bailes tradicionales con miles de personas que desde hace años no veían a un dirigente político nacional en sus pueblos.

No sólo me abrumó el recibimiento y la emoción de la gente, sino la poca capacidad de reacción del oficialismo que intentó hacer acto de presencia, pero simplemente no tuvo convocatoria. En Apure concentró un pequeño grupo de personas en las afueras del aeropuerto que se vio arropado por la marea tricolor de Henrique Capriles y en Barinas el gobernador (hermano del presidente) intento organizar una concentración en Santa Bárbara pero muy poca gente acudió al llamado.

Mientras Hugo Chávez sólo aparece en fotos o en televisión, Capriles Radonski está dejando su huella en cada rincón de Venezuela y está dando un mensaje claro a todos los venezolanos, algo que por cierto hizo Chávez para ganar hace 14 años. No dudo que el gobierno seguirá impulsado su estrategia mediática, pero algo está claro, el 7 de Octubre no podrán tapar el sol con un dedo.



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com