opinión

¿Objetivos históricos?

30 Junio, 2012

Durante la alocución que se efectuó en la Plaza Diego, Ibarra con motivo de la inscripción ante el CNE de la candidatura presidencial de Hugo Chávez, éste se refirió varias veces a la importancia de presentar en ese acto su programa de gobierno; aprovechó el candidato oficialista para despotricar del documento de Lineamientos Programáticos de la MUD, mientras que alababa el programa que él presentaba al país. Lo curioso es que nunca explicó en qué consistía el tal programa de gobierno, sino que se dedicó a destacar la importancia de definir los “objetivos históricos” contenidos en dicho documento. De ellos dijo que la independencia había que profundizarla y con ello completar la obra de Bolívar, como si la gesta de El Libertador estuviera inacabada y la República sufriera hoy la colonización de una potencia extranjera.

opinan los foristas

Suponer tal cosa implica el fracaso de los héroes de 1824 y en consecuencia de Bolívar, lo cual es un contrasentido, sino fuera porque Chávez siempre busca ser el heredero del Padre de la Patria y colocarse a su mismo nivel. Ahora bien, definir dentro de un programa de gobierno el objetivo histórico de recuperar la independencia carece de todo sentido y lógica, pues no existe en un programa de gobierno tal categoría de objetivos porque sencillamente los programas de gobierno no apuntan hacia el pasado, sino que por el contrario apuestan hacia el futuro, presentando una visión de país la cual articula una serie de políticas públicas sectoriales que formulan propuestas de solución a los problemas de la gente y que marcan una vía para el desarrollo, que un grupo político presenta a la nación como oferta electoral.

Lo que si se maneja en planificación es el llamado “Objetivo Nacional” siendo éste reconocido como el eje central del plan de la nación en tanto que define el rumbo o la dirección del desarrollo y focaliza el propósito del plan nacional. El objetivo central subordina y condiciona tanto los lineamientos como las políticas públicas, en tanto que se constituyen en estrategias para su cumplimiento.

El problema de convertir a la política en un pasticho en el que se mezclan, el pasado histórico, las visiones ideologizadas y los intereses electoreros, es que se desdibuja la realidad actual de manera que se enmascaran los problemas y en consecuencia no se identifican ni tampoco resuelven; se crea así un mundo ilusorio que inventan los depredadores del tesoro nacional para vendérselo al pueblo inocente e intentar perpetuarse en el poder. La variedad de formas como se manipula a los sectores populares de nuestro país, es cada vez más rocambolesca. Uno tras otro los jerarcas del régimen arguyen razonamientos cada vez más bizarros para justificar las tropelías del gobierno, tal como lo hizo el presidente en el mitin aludido.

Después de la alocución presidencial sabríamos los venezolanos que el tan ponderado programa de gobierno 2013-2019, incluía cosas como “salvar al hombre”, “proteger al planeta”, etc. Pensando en estas cosas se me vino a la mente un pensamiento de eximio pensador venezolano, Don Arturo Uslar Pietri. El autor de Las Lanzas Coloradas, en una de sus últimas apariciones dijo refiriéndose al actual Presidente: “Chávez es de una ignorancia delirante”

 

Miguel Méndez Rodulfo

mmendezr_3@hotmail.com

Canal Noticiero Digital