end header begin content

opinión

¿la historia sin fin?

31 mayo, 2012

En innumerables ocasiones nos hemos referido a la situación de crisis y caos en que se encuentra sumergida la estatal PDVSA, empresa que pertenece, nominalmente, a todos los venezolanos. También en un incontable número de oportunidades, nos hemos referido a las declaraciones que han hecho, tanto Hugo Chávez como Rafael Ramírez, con relación a los planes de PDVSA y las extraordinarias oportunidades de desarrollo que presenta, eso sí siempre a tiempo futuro. Hemos analizado, desde muy diversos puntos de vista, la posición de minusvalía operacional, técnica, comercial, financiera e institucional que hoy presenta la empresa, luego de un largo proceso de destrucción que se aproxima ya, a los catorce años.

opinan los foristas

Sin embargo, superando todas las expectativas de insensatez y todas las barreras del cinismo, cada dos o tres semanas aparecen en escena el uno u el otro, o ambos, haciendo nuevas y cada vez más temerarias declaraciones de crecimiento, solidez y oportunidades de negocios para la estatal PDVSA, sin que nadie lo pueda cuestionar. La información ocupa titulares de página entera, grandes despliegues periodísticos que rebotan en las cadenas y agencias noticiosas del mundo.

Hemos sido testigos indignados de anuncios de grandes e inimaginables gasoductos u oleoductos; de complejos de refinación diseminados en los tres continentes; de proyectos petroquímicos de proporciones gigantescas; de reservas de petróleo imposibles de ser producidas en, cuando menos, trescientos años; miles de millones de metros cúbicos de gas natural o gas licuado, alimentado plantas de generación termoeléctrica, pujantes desarrollos industriales, vehículos a motor y hogares, no solo en el ámbito nacional, sino a todo lo largo y ancho del continente americano, menos en el norte.

En fin, parece ser una historia sin fin, pero al estilo pernicioso, para un mundo antagónico y con unos personajes dañinos. Porque en la Historia Sin Fin, la de la película, de hace veinte años, el protagonista Sebastián era un niño de diez años que vivía en un mundo de fantasía, donde nadie lo comprendía y él lo sabía muy bien. En la película, Sebastián entró en una librería donde encontró el libro que contenía “La historia sin fin”. Cuando comenzó a leerla, descubrió que él era participante y protagonista de la historia del libro. Sin duda, esta “historia sin fin” marcó una generación completa que en su época, fue lo mejor de lo mejor. Claro, sin los efectos especiales que hoy día derrocha el mundo del cine. Al verla por primera vez los pequeños se impresionaban. Tanta Magia. Tanta ilusión, tantos valores de amistad, tantas esperanzas de vida y de futuro posible.

Pero, esta “historia sin fin”, la nuestra, la de nuestro gobierno funesto y forajido, tiene un protagonista que vive en un mundo de odio, de resentimientos, de engaños y mentiras donde, por fortuna, cada día menos gente quiere vivir. En esta historia sin fin, Hugo y sus amigos se empeñan, a través del engaño y las dadivas, de hacernos creer en una boyante empresa que, en realidad, ya no existe; quiere convencernos que PDVSA es una empresa que tiene que “quitarse de encima”, a los grandes inversionistas desesperados por colocar su dinero en proyectos conjuntos; una empresa que realiza grandes inversiones y adelanta incontables proyectos.

Afortunadamente, cada vez con mayor fuerza y determinación, la inevitable realidad se encarga de desmentirlos. Hugo y Rafael, viven y hacen vivir horas de megalomanía infinita, en largas cadenas de radio y televisión que muy pronto se contrastan con la realidad. La empresa del mundo irreal, pronto contrasta con una empresa de realidades.

No existen gasoductos ni oleoductos y, catorce años después, no hay refinerías nuevas en el país y las que existían, estan seriamente deterioradas, al punto que importamos diesel y componentes para manufacturar gasolinas; todas las versiones de los planes de siembra petrolera han sido engaños y mentiras, como los planes de desarrollo de agrícola nacional, tanto que la producción de crudo no sobrepasa los 2 millones 400 mil barriles cuando nos prometieron producciones por encima de los 6 millones de barriles diarios para el 2011; no hay desarrollo petroquímico nacional, al contrario el deterioro es manifiesto y hasta se importa urea desde Turquía; no solo que el gas no ha llegado a las plantas termoeléctricas, vehículos, industrias u hogares, es que importamos gas desde Colombia, cuando desde hace ocho años deberíamos estar exportando gas a Colombia; el nivel de endeudamiento de la empresa es creciente y muy preocupante, tanto que ya casi solo producimos para pagar intereses y obligaciones vencidas, hipotecas y proyectos ajenos a la naturaleza de la empresa.

Ni hablar del prestigio comercial, de los principios y valores empresariales, todos absolutamente destrozados. Hasta los socios y “hermanos”, principales apoyadores y apoyados del régimen, como Irán, comienzan a quejarse. Es decir, una cruda realidad que contrasta con el mundo de engaños que se pretende vender.

Afortunadamente, para todos, el mundo de engaños y perversidades, llega a su final y no será precisamente el 21 de diciembre de 2012, como supuestamente anuncia el calendario Maya. Esta historia sin fin, la perversa, la que nos cuenta el niño Hugo y sus ordenanzas mas cercanos como Rafael, esta por expirar y su fecha, es el 07 de octubre de 2012.

UNA IMAGEN VALE MAS QUE MIL PALABRAS

Pocas veces una frase estaría mejor aplicada que en esta ocasión. Creemos que la caricatura del maestro Pedro León Zapata publicada, como ya es costumbre y tradición, en El Nacional, nos ahorra muchas cuartillas. Ella, en sí misma, lo dice todo. “PDVSA no es un negocio, sino un partido político”. Un barril con el sable en el cinto, nos indica claramente quien manda.

La práctica de repartir, “eso si, de a poco”, para los militantes y, todo lo demás, para las cúpulas dirigentes, los apoyos internacionales, los proyectos que buscan ganar adeptos, el financiamiento del partido, el pago de las campañas electorales, dentro o fuera del país y, en fin, todo lo que signifique el fortalecimiento del partido y la perpetuidad en el mando.

Se trata de una empresa, secuestrada por el poder que detenta un régimen forajido y que utiliza sus recursos como fuente de chantaje y vehículo de financiamiento.

Uno de los grandes retos del nuevo gobierno democrático que pondrá fin a los desmanes del régimen chavista, será reinventar una empresa estatal que represente los intereses de todos los venezolanos y que responda a la institucionalidad democrática, sin parcialidad partidista, ni injerencia política interna. Una empresa que cumpla con los lineamientos establecidos en un marco de respeto profesional y técnico, rendición de cuentas e inversión social, acorde con los parámetros establecidos para sus áreas de influencia operacional.

REPSOL, ¿CANTA LA DESPEDIDA DE CUBA?

Luego de un proceso largo y costoso, la empresa española Repsol inició, unos tres meses atrás, la perforación de un pozo exploratorio en las aguas profundas de la denominada Zona Exclusiva Económica de Cuba (ZEEC), a 60 millas de los Cayos de Florida y con la plataforma de última tecnología, la Scarabeo 09.

El resultado de esta perforación ha sido oficialmente declarado, por la empresa Repsol, como pozo seco. Dentro de los parámetros de una campaña exploratoria de tantas expectativas, un pozo seco no debería significar la cancelación del programa. Podría significar, eso sí, el diferimiento de una nueva perforación que permita reinterpretar modelos, analizar los resultados y repensar la próxima localización exploratoria.

Esta apreciación la complementamos con el hecho que la Scarabeo 09, está perforando un nuevo pozo exploratorio, en la ZEEC, a unas 100 millas al suroeste del pozo de Repsol, para las empresas Petronas (Malasya) y Gazprom (Rusia), el cual espera completarse a principios de agosto de 2012. De modo que, en tan solo un poco mas de dos meses, podría Repsol tener información adicional para contrastar su modelo y sus estimaciones. Entonces, ¿Por qué apresurarse, porque jugar posición adelantada?

En nuestra opinión, tal vez, el apoyo irrestricto dado por el gobierno cubano a la expropiación (¿apropiación?) de Repsol-YPF, por parte del gobierno argentino, puede estar jugando un papel disuasivo en la decisión de la Directiva de Repsol, previendo lo que podría suceder, en caso de materializase un éxito exploratorio que confirme la presencia de crudo, comercialmente explotable en la ZEEC. Además, la empresa, ha presentado otras opciones de negocios que lucen menos riesgosas, aunque no tan tentadoras. Veremos.



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com