end header begin content

opinión

El color según el cristal rojo rojito…

31 mayo, 2012

En tiempos de “robolución boliburguesa”, de eslóganes o consignas mortuorias y de sumisa devoción al proyecto político del pretensioso líder a escala universal, prevalido de una chequera petrodolarizada que gusta a tantos chulos y gorrones, vale la pena observar algunas situaciones desde las perspectivas chavista y opositora.

opinan los foristas

En una puntada trasera y de sopetón, el gobierno moroso en el tema con la Carta Magna, ordena la creación del Consejo de Estado y la primera orden es la separación o retiro de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH). Aunque hemos hablado ya sobre el tema, solo agregaremos que esa instancia internacional no conoció de asuntos durante este pésimo y catorceañero gobierno, que a este le interesaría que ello ocurriera, sencillamente porque ese mismo pésimo y moribundo gobierno no los presentó ante aquella.

Anoche (martes 8 de mayo) vimos con estupor como en la AN la mayoría roja apoyaba la orden-decisión del presidente, al tiempo que también se ufanaba de haber cedido sumisamente a Hugo Chávez, la atribución constitucional de legislar sobre materia laboral.

Solo en la cabeza caliente de mentes incendiarias y de ideas explosivas, cabe que el retiro de la CIDH conviene a Venezuela y a los venezolanos, así como que la bendita Ley del Trabajo fue “discutida ampliamente con los sectores…”.Dicho sea de paso, y como era de esperarse, el TSJ y en Dos Pilitas (no sabemos si con largura de plastilina), otorgó el carácter de “orgánico” a dicho instrumento legal.

El gobierno, así como aseguraba la existencia de planes magnicidas, hoy alude a planes desestabilizadores; pero niega la cruda realidad que vivimos, donde la intolerancia se ha apoderado del país al igual que sus consecuencias. El hampa armada y desalmada sigue por sus fueros, tanto dentro como fuera de las cárceles. Ni siquiera una ministra equiparada a una monja por el propio líder rojo rojito, ha podido resolver el drama carcelario.

Los recientes atentados y agresiones a medios; asesinatos de funcionarios y exfuncionarios de gobierno; la inseguridad y sus rojas cifras, y para más INRI, resulta desafortunada y lamentable la declaratoria presidencial según la cual: “no habrá reconciliación posible”, en franca demostración de intransigencia y terquedad antidemocrática, son razones suficientes para acudir masivamente a votar el próximo 7 de octubre.

La fecha es el 7 de octubre de este año, el parto será cincomesino, democrático y verdaderamente conciliador. Debe ganar el civil, el mismo que elegimos en libérrimos comicios primarios. Debe ganar el civil al militar, o al que este ponga.

Las violaciones a la Carta Magna, que a cada rato es usada, mal usada y abusada; las tramas, temas y triquiñuelas que observarle al gobierno rojo rojito, revolucionario, socialista del siglo XXI, y un largo etcétera de adjetivos que no cabrían en este espacio, servirían para darnos cuenta de la ambición inocultable del Comandante-presidente: “Esta revolución llegó para quedarse para siempre”, (Chávez dixit).

Tenemos en nuestras manos la posibilidad de detener esa terca manía de pretender mandar a todo trance.

El hombre moderado es el verdadero dueño de sí mismo y el más apto para evitar que las pasiones se impongan sobre la razón.

No se requiere de mucho talento o filosofía para comprender cuando un hombre es falso o hipócrita, y Venezuela, desgraciadamente, ha sabido desenmascarar a muchos de sus líderes, que infieles a sus promesas, sólo han vivido su egoísmo.

 

 



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com