end header begin content

opinión

FANB socialista y FAN constitucional

30 abril, 2012

Carta Magna artículo 328.La Fuerza Armada Nacional constituye una institución esencialmente profesional, sin militancia política, organizada por el Estado para garantizar la independencia y soberanía de la Nación y asegurar la integridad del espacio geográfico, mediante la defensa militar, la cooperación en el mantenimiento del orden interno y la participación activa en el desarrollo nacional, de acuerdo con esta Constitución y con la ley. En el cumplimiento de sus funciones, está al servicio exclusivo de la Nación y en ningún caso al de persona o parcialidad política alguna. Sus pilares fundamentales son la disciplina, la obediencia y la subordinación. La Fuerza Armada Nacional está integrada por el Ejército, la Armada, la Aviación y la Guardia Nacional, que funcionan de manera integral dentro del marco de su competencia para el cumplimiento de su misión, con un régimen de seguridad social integral propio, según lo establezca su respectiva ley orgánica.

opinan los foristas

Estimé de interés iniciar así mi presente opinión escrita por su implícita pedagogía para comprender a cabalidad lo lejos que ha llegado el socialismo en gobierno en su trajinar tiránico.Resulta obvio que sin el apoyo de la fuerza militar el régimen socialista en gobierno jamás hubiera alcanzado la presente cota, sin embargo es bueno lucubrar en torno a cuan profundo ha llegado el socialismo a lo que constituiría esencia de la institución militar.

Tal indagación viene a cuento por la necesidad existencial dela Venezuela post-socialista, de contar con una fuerza militar cónsona al precepto constitucional de marras, ello a partir del venidero 07 de octubre, teniendo presente que tal como se ha dicho en innumerables oportunidades: “Venezuela no vende bananos, vende petróleo”.

Cabe entonces la pregunta: ¿qué relación puede tener la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, socialista, con la Fuerza Armada Nacional consagrada en el artículo 328?Estaría demás señalar acá los hechos que hacen de la FANB socialista una antítesis de la institución militar plasmada por el constituyente de 1999. Bastaría con rememorar las tratativas públicas de oficiales militares socialistas como Luis Felipe Acosta Carlez, Lucas Rincón Romero o más recientemente deun Eladio Aponte Aponte, para ejemplificar con rigor tamaña circunstancia.

Pero sí sería menester comenzar a la brevedad un profundo debate nacional sobre el modo más conveniente de reestablecer una institución militar constitucional en lugar del vigente brazo armado del PSUV, realidad ésta confesada por sus propios jerarcas, a saber: ¨Patria, Socialismo o Muerte, Venceremos¨.

La prenombrada necesidad de la República de Venezuela por una fuerza militar operativa, no puede en modo alguno comprender la plena aceptación de lo que ha sido la fuerza militar venezolana a partir del 11 de abril de 2002. Hacerlo implicaría negar ab initio la posibilidad de un Estado Democrático y Social de Derecho y de Justicia en los términos de la Constitución.

De momento me conformo con adelantar sobre la pertinencia de aplicar el clásico método del pase a retiro inmediato, gradual y consistente de las promociones de la FANB, por antigüedad, hasta lograr en lapso perentorio la salida de todos ellos sin excepción, desde el primer oficial en categoría de efectivo, hasta el último militar en la categoría de milicia, inclusive. Lo anterior sin perjuicio de los procedimientos disciplinarios, administrativos, civiles y penales a que deberían ser sometidos todos y cada uno de los integrantes de Fuerza Armada Nacional Bolivariana, por el sólo hecho de su necesaria responsabilidad, sea por acción u omisión, en el sostenimiento de éste régimen inconstitucional luego de 13 años. “La paz exige cuatro condiciones esenciales: Verdad, justicia, amor y libertad” Beato Juan Pablo II.

ORA y LABORA.

[email protected]



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com