end header begin content

opinión

Cada día a la vez

30 abril, 2012

El jueves pasado falleció un amigo de mi adolescencia. De repente, de un infarto. Se llamaba Luis Enrique Dávila, pero para sus amigos era simplemente Quique.

opinan los foristas

Yo no veía a Quique desde hace muchos años… Pero era de esos amigos que aparecía siempre que evocaba una época muy feliz de mi vida, mi adolescencia. Las reuniones en su casa eran deliciosas. Su familia, gente acogedora y cordial. Allá bailábamos, cantábamos y hablábamos hasta el amanecer (y él hacía gala de ser un excelente declamador).

Hace un año nos cruzamos unas cartas con la promesa de reunirnos. Siento no haberlo hecho. Esta vida atropellada nos empuja a resolver las urgencias. Y lo importante lo vamos posponiendo hasta que algo como la muerte de Quique nos sacude…

Quiero compartir con ustedes unos fragmentos de esas cartas, para que en homenaje a un bello ser humano no permitan que lo urgente les quite el tiempo para lo importante.

“Mi muy recordada y querida Carolina,

¡Qué inmensa alegría me has regalado hoy! Al leer tu carta mi alma voló hacia las estrellas…cuando éramos felices y lo sabíamos… Los recuerdos siguen vivos. A menudo les digo a mis hijos que disfruten al máximo de la juventud. ¡Qué importa si hacen o no cosas que ahora vemos como alocadas! ¡También nosotros las hacíamos y por eso atesoramos tan hermosos recuerdos!

La vida nos va enseriando, ella con nosotros y nosotros con ella… la verdad es que vamos perdiendo el amor por las cosas simples, las verdaderas, las que nos parecían únicas…tal vez seguimos teniendo frente a nosotros esas mismas cosas, pero ya no las vemos…

La vida sigue su ritmo, a veces violento, otras plácido, mas siempre implacable, por ello hay que saber disfrutar los pequeños instantes de felicidad que se nos otorgan, como éste que me regalaste hoy. Recibe todo mi cariño, mis más humildes y sentidas bendiciones a tus hijas, a quienes espero conocer. Tu recuerdo hace sonreír mi alma. Quique”.

El amor por las cosas simples… ¡Cuánta razón tenía Quique cuando decía que las cosas más hermosas de la vida son las más simples!

En otra carta, me dijo:

Muy apreciada y recordada Carolina,

Te he seguido por tus artículos de opinión y te digo con mucho respeto que me llena de orgullo haberte conocido. Mi hermano Jesús

Antonio también me comentó alguna vez que me habías enviado saludos… Yo me retiré totalmente desalentado de la profesión de abogado y me dediqué a la agricultura desde 1993…

Trato de estar en paz con El Señor y cubierto con el manto de La Santísima Virgen. En fin, a pesar de todo lo que nos está sucediendo, trato de llevar mi vida en armonía, en paz, tanto conmigo mismo como con los demás. Recibe todo mi cariño, espero que tu vida sea plena y que el camino te sea propicio, siempre con el viento a tu favor. Quique”.

En otra, la última carta que recibí de él, Quique escribió:

“Queridísima Carolina, ambas versiones de tu artículo sobre el Dr. Aguilar me quebraron el habla. Menos mal que los escribiste tú y te lo puedo confesar sin pena, lograste que se me aguaran los ojos…la Carta al Niño Jesús es la de diciembre pasado, ¡¡¡me encantó!!!

Me alegra el día la dulzura que trasmites en tus palabras, y me transmites un sentimiento inexplicable de calma y bienestar que hace mucho no lograba percibir de nadie ajeno(nunca lo son de verdad) a los míos más cercanos. Seguramente es lo que afirmas…

para la amistad el tiempo no existe…

Cierto, metido aquí en el campo, sintiendo a veces la cercanía del Padre en cada aurora sobre la vastedad, en cada crepúsculo sobre las lagunas, me he vuelto algo ermitaño, tratando siempre de revestirme de un disfraz de recio que, a decir verdad, no me sienta bien.

Por ello los recuerdos, las palabras dulces y sencillas, las amistades

verdaderas y las tiernas caricias de mi esposa, de mis hijos y de mi nieto me llenan tanto de luz cada vez que vienen a mí. Gracias por lo que me has dado y por lo que me has hecho recordar. Gracias por seguir siendo tú.

¿Todavía tienes siempre las mejillas rosadas? Te envío todo mi cariño para tí y para tus hijas. Besos. Quique”.

Vivir la vida cada día a la vez.

@cjaimesb



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com