ni tan al margen, política

Baduel: No lo hice por lealtad a Chávez, lo hice en defensa a la Constitución

10 Abril, 2012

Foto: Archivo

ND.- Raúl Isaías Baduel, ex ministro de la Defensa, aseguró en declaraciones exclusivas a 6to Poder se refirió a los hechos de abril de 2002. Baduel aseguró que su posición “era de apego a la Constitución y las leyes”.

opinan los foristas

En ese sentido, afirmó que lo que hizo “fue cumplir con mi deber de ciudadano y de soldado de la patria”.

“A veces se dice que se hizo por lealtad a Chávez, y no. Se hizo por lealtad a la Constitución y a las Leyes”, enfatizó.

A continuación la entrevista:

Raúl Baduel, uno de los cuatro generales en jefe que ha tenido Venezuela, discípulo riguroso del taoísmo y fundador, junto al presidente Hugo Chávez, del movimiento militar de inspiración bolivariana, es al mismo tiempo uno de los líderes castrenses más temidos por el chavismo y uno de sus más conspicuos detractores.

Baduel, de 54 años, quien se encuentra detenido en Ramo Verde nos ha concedido una entrevista en exclusiva sobre los hechos que marcaron hace diez años la historia política de nuestro país.

-¿Cómo fue el 11 de abril de 2002 para Raúl Baduel?

- Definitivamente una fecha que particularmente tuvo un impacto tanto en lo personal como en lo institucional para el país.

- ¿Usted nos puede relatar cómo ocurrieron los hechos del 11 de abril de 2002?

- Esos eventos comienzan desencadenarse desde el 5 de abril (2002) donde se me advierte que hay algunas acciones para reponer el Gobierno y particularmente me advierten de que habían intenciones de relevarme de la 42 Brigada de Infantería Paracaidista –la cual dirigía desde finales del año 2001-

Ese día ya se había suscitado lo del paro, todas las actividades y ciertamente existían órdenes contradictorias que se emanaban a través de nuestros escalones superiores, sobre acuartelamientos, desde el viernes 5 había decidido que la 42 Brigada de Infantería Paracaidista, permaneciera en acuartelamiento total y así amanecimos ese día.

- ¿En Algún momento se barajó la posibilidad de aplicar el Plan Ávila?

- Fíjese allá en la Guarnición en Maracay, no. Porque hay que hacer la salvedad que el Plan Soberanía está enfocado a todo el territorio nacional con el objetivo de mantener el orden público. El Plan Ávila es una parte del Soberanía pero enfocado exclusivamente para la Región Capital, por lo tanto, en la Guarnición de Maracay no estamos estrictamente vinculados al Plan Ávila. En todo caso, la brigada en algunas de las acciones podrían ser movilizadas hacia cualquier parte del país en una situación de contingencia, o conmoción, pero nunca recibí esa orden.

-¿En algún momento de los hechos del 11 de abril, antes de que se diera el golpe de Estado pudo conversar con el Presidente de la República?

- Sólo en la madrugada del 11 para el día 12 de abril (2002), por iniciativa de un oficial que estaba cercano al Presidente de la República, y esa llamada Chávez en palabras más en palabras menos, me dijo para redimir mi posición porque yo no la había hecho pública, aún a través de los medios, pero sí de tipo personal de la brigada. Siempre señalé mi estricto apego a la Constitución y las leyes de la República, nadie puede decir que hasta en los momentos más cruciales, Raúl Baduel planteó o dijo defender un proceso, revoluciones o persona en particular. A veces se dice que salvé a Chávez, pero si es así también salvé a ciento y tantos diputados de la Asamblea Nacional, entre ellos una muy buena porción de la bancada de oposición, también salvé a todos los gobernadores, alcaldes, Concejos Legislativos.

Mi posición era de apego a la Constitución y las leyes, entonces en todo caso lo que hice fue cumplir con mi deber de ciudadano y de soldado de la patria, el de defender la Constitución.

- ¿En algún momento pudo conversar con los generales que se estaban revelando contra el gobierno del presidente Hugo Chávez?

- Primero hago la aclaratoria de usted le da esa calificación, porque yo también le digo casi de una manera muy jocosa que Venezuela iba a tener el gran privilegio de escribir una nueva teoría del derecho para acuñar nuevos términos que definieran las situaciones como las que tuvimos en abril de 2002, porque se dijo que no era un Golpe de Estado, que no era una insurrección, sino un partido de poderes, no ciertamente tuve un contacto hasta el día lunes (15 de abril de 2002), con el General Vásquez Velasco que era Comandante General del Ejército, donde su intención era relevarme del mando de la 42 Brigada de Infantería Paracaidista, porque el día lunes 8 de abril iba a Caracas a cumplir con uno de mis deberes como Comandante, que era revisar las evaluaciones del personal profesional que estaba en el proceso de evaluación castrense, pero al ser advertido que había esa intencionalidad de dejarme detenido en la Comandancia de Ejército, opté en último momento en no ir a Caracas.

Pero aún así a media mañana se presentó el General Vásquez Velasco a la Brigada, habían anunciado que era una visita de Comando, le atendimos y hasta almorzó con nosotros y luego se dirigió a la Brigada Blindada en Valencia, pero como le acompañaba el Comandante de la Cuarta División el General (Vásquez Velasco) , dio instrucciones de que el oficial más antiguo en la guarnición llevara la reunión del Comando Unificado que se había convocado para ese día en el Comando de la Cuarta División, y en efecto así lo hice, pero también me dieron instrucciones de que el personal profesional de la Brigada fuese puesto a la orden de una Comisión que acompañaba al entonces Comandante General, para hacerle una “encuesta”.

Cuando yo regresé a la Brigada al alrededor de las 18:00 horas, muchos de los comandantes más algunos profesionales estaban en la antesala de mi oficina, esperándome y los noté muy molestos, donde me manifestaron, que en realidad eso no había sido ninguna encuesta, que había sido prácticamente un interrogatorio que giraba sobre presuntas actividades conspirativas en la Brigada y particularmente mi persona. Notifiqué a mis superiores de inmediato sobre esta situación y pedí que se me aclarara, lo cual nunca se hizo.

- ¿Cómo se inicia la Operación Restitución de la Dignidad Nacional?

- Hubo una orden de operaciones con instrucciones de coordinación, y entre otras que recuerdo, que estaba establecida en el Manifiesto, fue que se activaran los mecanismos de vigilancia internacional para garantizar los Derechos Humanos.

Aquí tengo a mano el manifiesto donde están parte de las instrucciones de coordinación de la Operación Restitución de la Dignidad Nacional:

“Que se recupere el hilo constitucional que ofrece suficiente mecanismos para resolver la situación política del país”.

Una de las instrucciones era “Convocar el referéndum previsto en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, para medir la verdadera voluntad popular de los venezolanos”

“Que nuestros soldados no agredan al pueblo, ni se cometa el terrible error de luchar entre hermanos militares”

“Ya que es el deber de los ojos del mundo observarnos, exigimos su presencia mediante los organismos de derecho internacional que aquí les vamos a honrar, dándoles un elevado ejemplo de democracia y respeto a las leyes”

“Que renuncien a los actos que están provocando baño de sangre en todo nuestro país”

“Que se restituyan todas las autoridades legales legítimamente constituidas”

“Que tengamos acceso a los medios masivos de información”

Entonces realmente la operación contemplaba la restitución del orden constitucional y le reitero eso, porque hasta cuando el 14 de abril, cuando el Presidente va a Maracay a un acto de la Brigada, fui designado por el General Lucas Rincón Romero, para decir unas palabras y en ese acto hablamos, en este orden, primero yo y luego Chávez. Y de entrada le señale lo que eran las motivaciones para haber participado en la Operación Restitución de la Dignidad Nacional. Armamos una copia de eso, en principio estaba el deber y ya lo veníamos manifestando, que nuestra posición es en estricto apego a la Constitución y leyes de la República Bolivariana de Venezuela, eso lo señalé allí en presencia de el propio Chávez, y del todo el Ejecutivo y todas las autoridades presentes.

A veces se dice que se hizo por lealtad a Chávez, y no. Se hizo por lealtad a la Constitución y a las Leyes, era el Comandante de la Unidad que llevó la batuta durante esa operación, aunque ciertamente fue una operación cívico-militar, porque allí se materializó el espíritu cívico y democrático que mayoritariamente suscribimos los venezolanos.

Dando el cumplimiento de esa operación, señale a todos los presentes allí que, lo que elegimos era basado en el deber.

Siempre se hizo una valoración de que éramos hombre y mujeres que estábamos defendiendo la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

-¿Usted cree que los lamentables hechos del 11 de abril, cerca del Palacio de Miraflores estuvieron planificados por un sector político del país?

- Yo no puedo hacer una valoración de esta naturaleza, en virtud de que yo no estuve en ninguno de esos días en Caracas, ni tengo elementos para hacer una afirmación de esa naturaleza.

-¿Cuál fue la anécdota más importante que usted vivió los hechos de abril de 2002?

- Realmente fueron momentos de muchas tensiones, yo diría que fue el momento cuando dos miembros del Consejo Legislativo Regional de Aragua, la diputada Fanny García y la diputada Rosa León, aproximadamente a las 21 horas encabezaban una movilización como sesenta personas y me preguntan ¿cómo vamos a hacer? A lo cual respondí con un abrazo y les dije “luchar y vencer” quédense allí que vamos a luchar y vencer.

-¿Cuál es su apreciación luego de diez años del 11 de abril de 2002, en relación con usted y el presidente Hugo Chávez?

- Bueno aunque se ha procurado señalar lo contrario, estoy condenado a ocho años de prisión, imputándome tres delitos, uno de ellos sustracción de fondos y efectos de la Fuerza Armada y fui condenado aún siendo inocente en un juicio amañado, porque hasta este momento no se ha precisado el objeto del delito. No han podido demostrar mi titularidad o propiedad de algún bien, fui condenado sin un objeto del delito, porque se señala que sustraje fondos y efectos de las Fuerzas Armadas, debió haberse demostrado dónde estaban y qué hice con esos fondos y efectos de las Fuerzas Armadas.

El propio Chávez dijo al periodista Francisco Pérez Gil, de el País de España, cuando él estaba en una gira y después a Stephen Sackur de la BBC, que él tenía pruebas, donde supuestamente me había llamado en una ocasión y me exigió “explícame esto, esto y esto” y que yo simplemente baje la cara y me puse a llorar, me fui y que él dijo “bueno perdí a un amigo”, pero tengo que destituirlo.

Eso es una mentira del tamaño de una catedral porque esa reunión nunca existió y tanto es así que mis abogados defensores en pleno juicio solicitamos que le fueran requeridas esas pruebas al Presidente de la República y particularmente porque de acuerdo al artículo 28 y 54 del Código Orgánico de Justicia Militar, el Presidente es el primer funcionario de Justicia Militar, por lo tanto tenía con mucho más acentuado el deber de entregar esas pruebas y bueno no las pudo entregar y no podía entregar porque ciertamente eso es mentira.

- Un mensaje para los venezolanos a diez años del once de abril

- Que se sigue siempre el compromiso que tienen los que sobretodo optan por cargo de elección popular, a dar una respuesta efectiva a los anhelos de vivir en democracia que mayoritariamente tiene el pueblo venezolano, porque para mi no tengo ninguna duda, y así lo pensé en ese momento, lo pensé también el 2 de diciembre de 2007, lo que se hizo patente fue un espíritu cívico y democrático del pueblo venezolano y en esas situaciones, tanto en abril de 2002 como diciembre de 2007 cuando con un “NO” rotundo, el pueblo venezolano ratificó su convicción democrática.

Debemos estar a la altura de esa demanda del pueblo venezolano, de lograr el anhelo de vivir en una democracia sólida y profunda, en una democracia con división y equilibrio de poderes porque el espíritu cívico- democrático venezolano así lo demanda.

Canal Noticiero Digital