end header begin content

opinión

El reposo de Chávez

31 marzo, 2012

La señal de costumbre

Todo ser humano goza de pleno derecho a obtener las mejores condiciones para su ciclo vital. La salud, el trabajo, la familia, la recreación, la cultura, son elementos fundamentales para que el hombre ss sienta que está jugando un papel util en la sociedad. Cuando uno de esos e lementos falla, se deteriora o desaparece, es comprensible que se hagan todos los esfuerzos por superar el daño o la carencia. Mutatis mutandis, como diríamos en latín, es un tanto lo que está ocurriendo con el jefe de la antigua “revolución bonita” que ya ni es revolución ni es bonita. En efecto, el llamado Comandante-Presidente — afectado, como todos sabemos, por una delicada dolencia — está haciendo visibles esfuerzos para superar el grave escollo, lo cual implica cirugía y tratamientos que, dicho sea de paso p as o, bien pudieron hacerse en Venezuela. Para nadie es un secreto que la medicina tiene en nuestro país un alto nivel profesional, amén de un equipamiento técnico que poco tiene que envidiar a terceros.

opinan los foristas

Pero ya se ha develado la razón de fondo que movió a entregar a Chávez a los médicos cubanos — y de otras nacionalidades, según se ha rumoreado — y que parece vincularse con el “secretismo” obligante en la isla. Esa razón no es otra que el “entorno de tranquilidad” que tiene el paciente en La Habana. Estar en Cuba, según declaró a VTV-8 la distinguida Ministra de la Salud, señora Eugenia Sader…”facilita el reposo a Chávez”, porque allí no hay tanta gente que quiere tocarlo, sentirlo…” Independientemente de la sedosa “jalada de mecate” implícita en tal explicación, la doctora Sader no queda bien, para nada, con sus colegas médicos venezolanos, a quienes se ha dado una burda y grosera muestra de desconfianza y de recelo. Ignoramos si la Ministra hace vida gremial, pero difícilmente se sentirá cómoda cuando se reintegre al ejercicio profesional.

Por otro lado, seguramente algunos móviles adicionales empujaron la decisión de “facilitar el reposo”. A La Habana no le llegarán a Chávez manifestaciones de protesta que están proliferando aunque todavía con franelas o gorras rojas; ni tendrá que leer manifiestos de los independientes; ni tendrá que ver desde una ventana de Miraflores el feo espectáculo de los damnificados que acampan por allí; ni deberá escuchar las voces de las universidades que piden recursos para funcionar; ni tendrá que hacerse la vista gorda ante los miles de asesinados, atracados, violados y secuestrados de cada mes; ni escuchará la voz recia de los sindicalistas que ya están volviendo a tomar conciencia de su papel; ni tendrá que seguir mintiendo con cifras estrambóticas de viviendas que cada día se le enredan mas; y tendrá tiempo para solazarse en la firma de decretos y de leyes de origen habilitante, y para anotar en su libretica de bolsillo los miles de millones de dólares que le quedan disponibles; y podrá pedir a la Dra. Sader cuenta exacta de la situación dolorosa y deplorable de los centros de salud…etc, etc.

Mientras continúa el reposo de Chávez, el país sigue en franco desmoronamiento. Las carreteras desaparecen. En numerosas ciudades el agua huele y sabe “piche”. El turismo continúa siendo una entelequia sobre l cual todos declaran y nadie hace. Los negocios oficiales que derivaron de absurdas expropiaciones urbanas y rurales, están hoy que dan lástima. Las maquinarias y equipos agrícolas se oxidan.. No hay semillas. Ni hay riego.

Por supuesto, no hay producción. De otra parte, hay la acentuación de las presiones del gobierno sobre los medios independientes, en tanto Jaua y el Diosdado no encuentran embuste o chiste para conseguir aplausos en su carrera tras el paciente de La Habana.



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com