end header begin content

opinión

El amoroso candidato

31 marzo, 2012

El señor presidente subestima la inteligencia del venezolano con la inmoral propuesta de reelección indefinida que la estulticia oficial pretende ocultar como “derecho a la postulación continua”. Desde luego, dirán que eso está en la Constitución Nacional, pero aún así, quien escribe reitera su rechazo a la aludida enmienda por violatoria de disposiciones de la Carta de 1999.

opinan los foristas

No cansado de dirigir tantos insultos en contra de los venezolanos que piensan distinto a él; luego de un mal gobierno treceañero, colmado de desatinos e improvisaciones que signan su mala gestión; habiendo ofendido y maltratado a todo aquél que se atreva a expresar diferencias con su pésima forma de gobernar, a esa que sigue llamando, indistintamente, “proyecto, proceso o revolución”; el eterno candidato rojo se presenta con un mensaje y discurso simplista seudo amoroso, pleno de supuestas buenas intenciones, como si no ha pasado nada.

Ya ven, seguirán las cadenas y el uso abusivo –de suyo violatorio de la Ley Contra la Corrupción- de medios, recursos y servicios públicos, y el ministerio de asunto electorales, bien gracias!

Ofrece el consabido candidato oficial, y seguramente lo hará quien este designe, de no poder ser él el abanderado rojo. “garantía de unidad nacional”. Es decir, no solo le basta usar una consigna propia e identificatoria del candidato de la Mesa de la Unidad Democrática venezolana, electo el pasado Día de la Juventud en libérrimos comicios, sino que a esto se añade el descaro de quien ha liderado un movimiento que insulta, denigra y denuesta a todo aquel que representa o sostiene una opinión o propuesta electoral adversa, distinta…

No ha habido amor, ¿cómo lo va a haber? en acciones y omisiones de quien arremete contra la legítima que adversa su modelo autoritario que ha dividido al país; en quien nos ha colocado en esa odiosa situación dilemática: si no piensas igual a mí, eres mi enemigo; acaso con amor se ha incrementado la inseguridad y con amor se asomó la posibilidad de secuestrar la educación de nuestros hijos e intervenir en su formación arbitrariamente. No, no habido amor en eso.

Quizá cree El Mandón en su amor infinito, y con este ha regalado tanto dinero a otras naciones, sobre todo a los chulos del hemisferio, olvidándose descaradamente de las penurias que ha vivido y vive el pueblo venezolano durante su gestión, y además, asuma que con amor se diseñó la infame y dañina lista Tascón, y no digo más acerca de siniestros listados.

Cuesta creer en un discurso de quien se encuentra quebrantado de salud, sosteniendo que es “garantía de unidad”; más bien parece un ataque a la inteligencia, al honor y a la dignidad de los venezolanos, que proferido en tiempo electoral, debemos estar más atentos, cuidados y decididos a la hora de elegir el próximo 7 de octubre.

El régimen pretende un período más de gobierno, y la oposición tiene en sus manos los votos, que son fusiles civiles, y no causan otra cosa que la posibilidad de cambiar de gobierno pacíficamente, e instaurar de nuevo la democracia en Venezuela.

¿Por qué insiste en la reelección indefinida? ¿Cuenta realmente con los votos para ganar en octubre? ¿Acaso el candidato-presidente le habla a la clase media o a la media baja?

Señores, sin ánimo de meternos en análisis interpretativos insondables en materia de sociología política, hoy para nadie es un secreto que eso de clases sociales es muy relativo, inclusive hay dudas acerca de si existe la tan mentada clase media o si la misma haya disminuido notablemente, con tendencia a desaparecer.

Por ello es imperativo rebatir con ideas y conceptos bien definidos la campaña continuista del gobierno. En nuestras manos la voluntad y los votos. La violencia ya sabemos dónde está.

 



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com