end header begin content

opinión

¿Chávez, un enfermo de cuidado?

24 marzo, 2012

Es tiempo de que paren los alumbramientos por Chávez, el oficialismo no puede estar malgastando energía eléctrica y deben dar el ejemplo a la población, que vive en carne propia los frecuentes apagones, y paga multas por los excesos. Además mantenerlo iluminado no da resultados en estos casos, cuando el enfermo depende más de la calidad de la medicina, de la enfermedad y sus cuidados. El resto son facundias o aquelarres. El patógeno debe curarse lo más pronto posible porque esta contagiando a sus correligionarios, y a los mismos venezolanos con sus fárragos. Estando dentro o fuera de Venezuela; ausencia no significa en este caso viaje sino falta de atención al país, cuestión que lo ha caracterizado en sus trece años. Pero son normas constitucionales que, no se cumplen como la designación de un presidente encargado. Mientras el enfermo debería acogerse a las prescripciones medicas sin hacer tantos alardes de publicidad, ni incurrir en gastos innecesarios trasladando a toda su familia a Cuba y parte de su gabinete. Si no puede seguir en ejercicio de funciones lo mas idóneo y honesto seria una renuncia, y si su proceso es largo debe nombrar un suplente y retirarse de la campaña electoral, son nuestros deseos que su enfermedad sea superada y confrontado en las elecciones de octubre por una oposición cohesionada que lo derrote mediante el voto.

opinan los foristas

Chávez tiene que demostrar la realidad de su sanación como lo queremos los venezolanos, o de lo contrario ocurrirá lo dicho por los médicos que han opinado sin haberlo tratado. Su gente está obligada a darle el máximo de los apoyos, tratando de medio subsanar los daños irrogados durante su mandato. Problemas como el suministrito eléctrico continuo y confiable, garantizar la potabilización del agua, responder a la no escasez de alimentos y medicinas y lo más grave detener la violencia e inseguridad. Lo que vaya a suceder, sucederá, si Chávez está en condiciones de emprender una campaña electoral, incumbirá atenderla de una vez, movilizándose corporalmente, recorriendo el país y no desde el “balcón del pueblo” en Miraflores. Las videoconferencias e intervenciones virtuales no convencen, imperativamente tendrá que nombrar un sustituto en ausencia o por incapacidad, y someterse a las prescripciones de los médicos. Los chavistas no deberán asirse a prácticas fetichistas ni mantener símbolos navideños encendidos, y si quieren acogerse a la fe cristiana, que hagan como siempre lo hicieron los venezolanos, convocando a los rosarios en familia y no convertir en un circo electoral la enfermedad de Chávez. De mal gusto porque ningún mortal sabe cual será el desencadenamiento final, y ya el ambiente esta muy viciado, flotando muchísimas conjeturas, ante la falta de una certificación facultativa seria y viendo el desprecio del presidente por nuestra medicina y galenos, cuando recurre a los cubanos. Estando al corriente que en Venezuela hay mejores prácticas médicas y equipos. Su salud no es un problema político sino de estado, y los pasos que se den en este sentido tienen que estar sujetos a la Constitución. Si Chávez es un enfermo de cuidado o está curado, lo observaremos en el corto plazo y no será por culpa de la oposición ni por la ojeriza particular de algún disidente, sino por la falta suya en la compresión de que un cáncer mata y no se cura con yerbas, ni con invocaciones a Yemayá o a los espíritus de la Sabana. Atento estará el pueblo de Venezuela a lo que pueda ocurrir sin ningún presagio que violente el deseo de realizar unas elecciones en paz el próximo 7 de octubre, y que sea el voto el que decida quien será el nuevo presidente de la republica bolivariana de Venezuela o de la Republica de Venezuela. De cuidado está el país y de atención inmediata y no es justo se contamine más su ambiente asaz rarefacto.

@falar04



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com