end header begin content

opinión

José Guerra

Tal Cual / ND

De Chávez a Capriles

29 febrero, 2012

Venezuela comienza a vivir los prolegómenos de una transición política donde los que han mandado en el país durante trece años van ceder el paso a una nueva generación, la cual tendrá la inmensa responsabilidad de llevar al país por la senda del progreso.

opinan los foristas

El chavismo luce hoy como una fuerza agotada, anclada en el pasado. Pero no obstante ello, conserva un respetable apoyo popular que no puede desestimarse a la hora de pensar en la estabilidad política del país. Tiene el chavismo un conjunto de líderes populares a los cuales hay que llamar y tomar en consideración a la hora de diseñar una política social que se implante en las capas más olvidadas de la población.

Esos sectores populares a donde ha llegado el discurso y la acción del gobierno tienen y serán tomados en cuenta para la instrumentación de una amplia y coherente política social.

Pero también es importante que las fuerzas que se mueven al interior del PSUV no sean desestimadas. Un gobierno como el que emprendería Capriles tiene que ponderar a aquellos sectores democráticos dentro del chavismo con el objeto de darle estabilidad a la nueva administración.

Es conocido las diferentes corrientes que hacen vida en el seno del partido de gobierno. Ello comprende una gran clasificación: las fuerzas democráticas y las no democráticas. Las primeras abarcan a quienes creen en el mecanismo electoral como forma de luchar y mantener el poder político y no obstante sus desviaciones, en general, son partidarios de la democracia como forma de gobierno.

El sector no democrático es aquel que suscribe la tesis marxista-leninista de la dictadura del proletariado y todo el pasticho político e ideológico del marxismo-lennismo-estalinismo. Es este sector el que conforma, mantiene y financia a grupos armados que representan un verdadero peligro para Venezuela y que además han atacado a los diferentes cuerpos policiales e inclusive a la Fuerza Armada Nacional.

Es a este grupo a quien hay que aislar para que el chavismo democrático se preserve como fuerza, una vez derrotado Chávez en las elecciones presidenciales o cualquier otro candidato que surja del PSUV si la enfermedad lo inhabilita para concurrir a los comicios del 7 de octubre de 2012.

El liderazgo del presidente Chávez ha sido tan apabullante que no ha dejado espacios para que florezcan y se expresen con legítimo o derecho un liderzazo de relevo. Chávez lo es todo y al serlo todo al mismo tiempo es nada y con la aparición del cáncer y luego con su recrudecimiento, se ha probado la necesidad de un liderazgo colectivo, no mesiánico.

Lo hombres tememos términos vitales y también políticos y en el caso del PSUV puede suceder que ambos términos ocurran simultáneamente. Por esa razón y para conferirle certidumbre a Venezuela con el cambio de gobierno que ya asoma como una posibilidad cierta, el chavismo democrático y el pueblo chavista tienen que ser tomados en cuenta, para bien del país y del mismo chavismo que quedará como un fuerza en minoritaria pero con representatividad.

Si tomase el atajo de la aventura y la conspiración, cancelaría entonces el chavismo sus posibilidades de volver al gobierno por vías democráticas y estaría decretando su extinción como fuerza política. Ese camino fue el que tomó la guerrilla venezolana en los años sesenta que al verse derrotada políticamente se alzó en armas y comenzó actividades subversivas que la aislaron de la población.

Claro está, el gobierno de Capriles ofrecería todas las garantías a los sectores chavistas de un trato acorde con las reglas democráticas de las cuales Capriles puede exhibir credenciales irrefutables. Y como se trata de gobierno con una amplia vocación social, el chavismo democrático tendrá la seguridad de que el pueblo que ellos dicen representar será el principal beneficiario de la acción de gobierno.

Se abre con ello una extraordinaria oportunidad a los venezolanos de reencontrase en medios sus diferencias y que prevalezca la concordia sobre la confrontación. Esa oportunidad de oro no puede desaprovecharse.

 



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com