end header begin content

opinión

Orlando Viera-Blanco

¡El salto de Leopoldo fue por..!

31 enero, 2012

Ante este enroque, el resto de los precandidatos también deben catalizar sus procesos

Pues no. En política -lamentalemente- el amor es una variable devastadora. Como dicen los clásicos, los temas del alma son para los poetas y los de poder, de la razón. Leopoldo López declinó porque su opción no cuajó en medio de una inhabilitación que lo hizo difuso frente al electorado, amén de una campaña débil. Pero existen más razones: el careo de María Corina frente al presidente Chávez, fue determinante… Un tsunami mediático que puso a los comandos a correr, por lo que todo lo impensable, hoy es lógico.

opinan los foristas

De tal forma que la alianza Capriles-López -aun dejando con los crespos hechos a muchos en VP- y no habiendo superado el precandidato naranja sus últimos obstáculos, es una movida audaz y comprensible en un ambiente político en el que el voto oculto o cualquier otro evento inesperado, puede dar un vuelco a las tendencias. Las costuras de la dupla Capriles-López se dejaron ver. Temen a la candidatura de María Corina Machado y su repentino vuelo alto, tanto como el que emprendió Diego Aria en su momento (aun con buen piso), por lo que no hay nada que descuidar. Ante este enroque, el resto de los precandidatos también deben catalizar sus procesos. Luce obvio una dupla María Corina-Diego Arria, en un ambiente político de votación opositora dura y vocación radical, que ha visto en estos últimos una opción de altísimo valor gerencial, determinación y contraste palmario a lo que hoy nos gobiernan.

No quiero dejar de mencionar el envío a las duchas de hombres cercanos al Presidente como Jaua, Maduro y Mata (rotados del centro del poder), más la designación del general Rangel Silva y Diosdado Cabello. El mensaje es claro y va por dos direcciones: primero Chávez -por razones que él sólo sabe- está radicalizando el orden de sucesión política, y segundo, en ese orden de suceder, aquellos hombres, no están en la terna. El presidente Chávez está haciendo lo que siempre ha hecho. Huye hacia delante, anticipando vacíos. Lo que pasa que ahora no es por ahora, porque late un para siempre. Y desde esta perspectiva el mensaje también luce previsible: la orden además de suceder, es ¡no pasarán!

Entonces el juego político no es cuestión de amores ni de amateurs. La dupla López-Capriles es un movimiento de buen calibre político, no sólo para las primarias, sino para lo que viene. Por ello el resto de los candidatos deben ajustarse a las circunstancias, y comenzar a evaluar con seriedad la conjugación del verbo: sacrificar. Deben buscar sus propias alianzas, reforzar sus electores y catalizar sus opciones… Y después de las primarias, amalgamar todos esos esfuerzos para contener la misión ¡No volverán! El reloj sigue en cuenta regresiva. No hay tiempo para anclarse en inflexiones. Son tiempos de atreverse más…

[email protected]

T @ovierablanco

 



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com