end header begin content

opinión

Misión Venezuela

26 noviembre, 2011

Tal como se ven las cosas en este país y rodeados de un mundo complicado hasta en lo inhóspito, llegó la hora de tomar muy en serio el futuro, porque en ello están involucradas nuestras vidas. Utilizando un término heroico de moda, llegó la hora de “vencer o morir”.

opinan los foristas

Aunque se trate de una paráfrasis será el sentido que tendrán para los venezolanos las nuevas elecciones, y quien no este claro en el asunto, mejor es que reflexione porque no habrá seguramente una nueva vía democrática, aunque volvieran a simularse elecciones. Todo lo que no creíamos acontecerá y la “revolución” redoblará sus pasos hacia el comunismo, utilizando sendas “democráticas” con las leyes que fueron aprobadas en la Asamblea Nacional. La propiedad privada languidece y los venezolanos pávidamente se dispondrán a votar o a emigrar.

Es lo más “racional” según he oído decir, vivir en comunismo es terrible; del mismo modo como han sido aterradores estos últimos años con la inseguridad y una nueva modalidad de subsistencia, expuestos a morir en las calles como perros, y a comer de la misma manera lo escaso que nos ofrece la “revolución”, vísceras, pollos pasados, o ruedas de bagre. Ingeniosamente los compatriotas buscan entre sus meandros ancestrales, cualquier ligadura que los pudiera unir a Europa para tener un pasaporte de esa Comunidad. Estamos tan descubiertos internacionalmente que nos ven de antemano como perseguidos políticos.

Pero los nacionales tienen una gracia asombrosa en el exterior, se portan bien y logran lauros que difícilmente obtendrían en nuestra tierra. Respetan las leyes, comienzan desde abajo, no piden comisiones y se dedican a ganarse el dinero con el sudor de su frente. Entretanto, los que van quedando aquí son los leales misioneros de Chávez, y cuanto patrullo no quiera trabajar sino vegetar de esta retorcida “revolución” que, asfixia aunque inhalemos oxigeno y caminemos hacia adelante.

Las cosas cambian y vamos perdiendo libertades en todo, observamos sin sorpresas como serán de ahora en adelante los “Consejos Comunales” cuales pondrán precios de los bienes y servicios, tendremos atención médica gratuita pero con profesionales que no han estado presentes en un quirófano. Se va muriendo la patria y los dolientes cada vez seremos menos si el éxodo se impone, y los compatriotas en vez de renovar su nacionalidad venezolana se dedican a buscar nuevos rumbos.

Rechazando el país que los vio nacer porque ya lograron sacar sus divisas y colocarlas a buen resguardo, les importa poco que perdamos la tierra propia, quizá se jugarán la ultima carta en las nuevas elecciones para no partir en caso de causarse un cambio.

Pareciera tan racional y sesudo mirar cuando los compatriotas le entregan su corazón y trabajo a otras partes y simultáneamente van sacando sus dólares, esto lo vienen haciendo desde antes que llegara Chávez. Es más fácil vivir en el “destierro” con los dineros sustraídos a la nación que defender la dignidad de ella. Así somos grandes en el exterior y hormigas en nuestro suelo.

En días pasados veía un reportaje en CNN cómo los ecuatorianos estaban regresando desde España a su país de origen, pude “percatarme” que Ecuador no es un degredo sino una nación donde todavía no han permitido que Correa haga lo que le venga en ganas. Sus fuerzas productivas se hallan en la empresa privada y su economía está dolarizada.

Por qué los venezolanos no se lanzan a la reconquista de Venezuela para que decentemente podamos arreglar nuestras dificultades, asumiendo una glosa heroica como “vencer o morir” por la democracia y libertad?

@falar04



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com