opinión


TalCual / ND

Ipsfa socialista

3 Noviembre, 2011

Hablar de “socializar” el Instituto de Previsión Social de la Fuerza Armada (IPSFA) a estas alturas del partido, después de 12 años de gobierno, demuestra el fracaso de una política de seguridad social hacia la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB). De hecho, los anuncios de aumento salarial no sorprendieron a lo interno de la FANB. Debieron haber ocurrido el 5 de julio pasado en ocasión de la conmemoración del Bicentenario de la independencia como esperaban los militares y ya se les había indicado en reuniones internas, postergándose por causa de los problemas en la salud presidencial.

opinan los foristas

La relación de recompensas hacia la institución militar que ejercita Chávez, la realiza en primera persona sin intermediación de funcionario alguno.

Así ha sido desde el inicio de su gobierno. A tal fin, La función ministerial ha sido y continúa siendo nula. Todos los aumentos salariales a la FANB durante el gobierno de Chávez han sido anunciados directamente por el Presidente. Sin embargo, ha sido inexistente la concepción y puesta en marcha de una política de seguridad social hacia la FANB por parte de este gobierno. Incluso, dudo que esto haya pasado por la mente “gerencial” de Chávez. Y no puede ser de otro modo. La política de seguridad social para una Fuerza Armada Nacional para ser tal debe ser incluyente, eficaz, transparente, y progresiva. Y estos principios no existen en la prestación de servicios actual que la institución da a los militares. Existen castas en la institución militar que imposibilitan la igualdad entre sus miembros en el acceso a los derechos sociales y económicos. Siendo vulgares los privilegios de algunos. Seguros Horizontes apenas ofrece cobertura de hospitalización cirugía y maternidad a los miembros de la FAN, salvo que se opte por pagar una póliza complementaria. Miles de militares destinan una fuerte suma mensual propia para satisfacer un mínimo de garantías en la atención privada a la salud. De funcionar correctamente los hospitales militares esto no sería necesario.

La construcción de viviendas en guarnición ha sido mínima y en los casos en los que se ha dado, solo se asignan a los privilegiados manifiestamente revolucionarios. Incluso se han dado casos de escandalosas situaciones de militares que recibieron notariada la promesa del financiamiento para la adquisición de viviendas que nunca se cumplió. Finalmente, el IPSFA es inauditable, ha sido utilizado para financiar destinos no previstos en sus estatutos y la Ley, sin que se hayan adelantado investigaciones penales al respecto.

Sin duda, el desafío de bienestar social a la familia Fuerza Armada Nacional será uno de los ejes fundamentales a desarrollar por la alternativa de poder que surgirá en Venezuela a partir del 2012.

Ah. Por cierto, la promesa de aumento salarial aún no se ha hecho efectiva. Tardará un mes más en concretarse.

[email protected]

 


Etiquetas:

Canal Noticiero Digital