end header begin content

nacionales, política

Indígenas liberaron a militares retenidos en La Paragua

31 octubre, 2011

ND.- Luego de la instalación de una mesa de diálogo entre las autoridades nacionales y los indígenas dedicados a la minería en La Paragua, estado Bolívar los 19 funcionarios retenidos y desarmados en días pasados fueron liberados. Esto luego de llegar al acuerdo de desmilitarización de la zona.

opinan los foristas

La información del fin del secuestro la dio el jefe del Comando Estratégico Operacional (CEO), Henry Rangel Silva. Este también aseguró que “los actores políticos que intentaron generar un conflicto entre los pueblos indígenas y las fuerzas militares en la zona”.

Por su parte, la ministra para los pueblos Indígenas, Nicia Maldonado, aseguró que luego de las conversaciones, los indígenas acordaron sumarse al Polo Patriótico.

Ricardo Delgado, representante indígena, rechazó las declaraciones de Rangel Silva pues asegura que lo dicho por los medios “es la realidad”.

Así mismo, Jorge Pérez es la máxima autoridad legítima en el sector 5 de la Gran Sabana, afirmó que en el lugar sí hubo enfrentamiento entre indígenas y militares, por lo que rechazó lo dicho por Rangel Silva, quien desestimó que se tratara de un conflicto militares-indígenas.

Reiteró que han sido maltratados por los militares y que eso tiene que acabarse.

“Claro que hubo enfrentamiento con las FANB, sino no hubiesen resultado desarmados los funcionarios y permanecido retenidos”.

Así lo reseña El Correo del Caroní:

El jefe del Comando Estratégico Operacional (CEO), Henry Rangel Silva, informó el fin de una “situación extraordinaria” entre efectivos de la Fuerza Armada Nacional y “algunas comunidades pemones” en el alto Paragua. Todo gracias a la instalación de una mesa de diálogo entre las partes.

“Aquí se ratifica que vamos a luchar contra las mafias de la minería ilegal que intentan profanar la selva”, añadió.

 

Rangel Silva aseguró que fracasaron los actores políticos que intentaron generar un conflicto entre los pueblos indígenas y las fuerzas militares en la zona. Añadió que en el lugar, la situación es de normalidad y desmintió los informes sobre un supuesto enfrentamiento. “Queremos darle tranquilidad al pueblo de Bolívar, de La Paragua y de Venezuela”, enfatizó.

Por su parte, la ministra del Poder Popular para los Pueblos Indígenas, Nicia Maldonado, aseguró que se fortaleció la unidad cívico militar y que, tras la reunión las organizaciones indígenas decidieron sumarse al Gran Polo Patriótico.

Ricardo Delgado, representante indígena, sostuvo comunicación en horas de la noche con un delegado nativo que estaba en la comunidad a cuatro horas de navegación por el río Paragua e informó que para poder hacer entrega de los 19 militares que permanecían retenidos desde el jueves, exigieron a las Fuerzas Armadas la “desmilitarización” de la zona y una vez cumplido esto los hombres fueron liberados con sus armas.

También se acordó que el puesto militar que estaba acantonado dentro del área de influencia de El Casabe, ya no estará en el yacimiento sino en un sector ubicado antes, llamado Manakerén. Esta medida empieza a partir de hoy.

Resaltó Delgado que de parte de la ministra de Pueblos Indígenas, Nicia Maldonado, sí hubo una mediación a favor de las peticiones de los nativos.

Rechazó Delgado las declaraciones de Rangel Silva, en donde tilda de “tendenciosas” las informaciones emitidas por los medios. “Las informaciones dadas son las que son, es la realidad”.

“Claro que hubo enfrentamiento con las FANB, sino no hubiesen resultado desarmados los funcionarios y permanecido retenidos”. Indicó que las acciones legales que piensan emprender siguen en pie, es decir exigir la nulidad del Decreto 8.413 que nacionaliza la explotación y exploración aurífera”. Añadió que los capitanes de La

Paragua están en sesión permanente.

Aristas

Más temprano en el día, durante una rueda de prensa que ofreció en Puerto Ordaz, Delgado se hacía una pregunta: “Si los militares están para controlar las actividades ilícitas ¿quién controla a los militares?”.

 

La acción de los grupos indígenas del alto Paragua, quienes este viernes desarmaron y retuvieron a 19 efectivos militares por descubrirlos en el ejercicio de minería ilegal, no constituye un delito a los ojos del ex alcalde del municipio Gran Sabana. Lo considera una respuesta al abuso de poder de la Fuerza Armada Nacional en el sector.

“La razón fundamental de la acción de nuestros pueblos y comunidades indígenas del sector uno se basa en que el decreto 8.413, decreto con rango y fuerza de ley, que contradice la disposición constitucional del reconocimiento de las tierras indígenas. Estas tierras tienen exuberantes recursos minerales y el decreto simplemente es una militarización de las tierras y hábitat indígenas”.

Es esto lo que motiva a los lugareños a solicitar un amparo constitucional, para que este decreto sea declarado de nulidad, pues no solo tipifica como delito una actividad ancestral en Venezuela, sino que atenta contra el régimen de protección de las comunidades indígenas, establecido en el artículo 77 de la Carta Magna.

Delgado comentó que los diálogos con la comisión gubernamental que viajó hasta la zona fueron infructuosos, situación que no ve con extrañeza, dada la falta de respuesta desde hace cuatro meses.

Reacción en cadena

César Cedeño, representante legal de los indígenas, luego de explicar la importancia de un amparo constitucional señaló el origen de este conflicto en la zona:

“La minería es una actividad tradicional de los indígenas. Es una actividad precolonial. A raíz del impacto que causó el Plan Caura en las diferentes regiones del Caroní, sin ningún plan de ubicación de nuestros mineros, estos llegaron donde los indígenas y empezaron a abusar de ellos. Eso fue hace dos años”.

“Hace tres meses, la representación de las comunidades indígenas se trasladó al comando de la Guardia en Guri y denunciaron el hecho. Denunciaron que los mineros que sacaron de otras partes los están atracando y matando”.

“Los efectivos militares se trasladaron y desalojaron a mineros, garimpeiros, etcétera, con el argumento de buena fe de que iban a resguardar la zona, pero los indígenas se dieron cuenta de la situación y los sorprendieron trabajando la minería. Los indígenas pidieron que los dejaran trabajar, ellos les dijeron ‘no’ y arremetieron contra ellos. Estos respondieron y los arrestaron para presentarlos a sus superiores”.

Sin respuestas

Los nativos exigen la presencia del ministro de Defensa o de algún funcionario del alto gobierno. Esto debido a la falta de respuesta de las instituciones regulares. Cedeño criticó a los diputados indígenas del Consejo Legislativo del Estado Bolívar (CLEB), que aún no se han presentado en el sitio y -destaca- actúan en complicidad con el Gobierno.

“Del Instituto Indígena no esperamos mucho porque esos son empleados del Gobierno; a ellos no les reclamamos tanto. Al Ministerio Indígena tampoco, porque son funcionarios, ni a la ministra indígena (Nicia Maldonado) porque sigue los lineamientos de Chávez”, agregó.

Su solicitud es que se presente el ministro de Defensa, Carlos José Mata Figueroa, para que se percate de la realidad, entregarles los militares retenidos, firmar un acta en el que se comprometan a sacar a los mineros ilegales y a los militares, y que se anule el decreto de la renacionalización del oro.

El valor de la palabra

Jorge Pérez es la máxima autoridad legítima en el sector 5 de la Gran Sabana. Es el capitán general de las comunidades indígenas comprendidas desde Kavayén hasta el río Kukenán, y uno de sus principios –asegura– es decir siempre la verdad.

“Nosotros como autoridades tenemos que salir con la verdad y la verdad la estamos diciendo nosotros. Yo no estoy aquí en representación de ningún color político; yo vengo como autoridad del pueblo indígena, en solidaridad con mis hermanos del sector La Paragua”, afirmó.

Pérez, luego de asegurar que los efectivos retenidos no están siendo maltratados, exhortó luego a autoridades como el jefe del comando estratégico nacional, Henry Rangel Silva, a decir la verdad sobre lo que está pasando en el sector.

“Seamos responsables. No estamos tapando ninguna mentira. ¿Por qué callar esta situación? Salgan y asuman.

Utilicen esos armamentos para resguardo de nuestro país, no para matraquearnos a nosotros mismos”.

“Ya basta de irrespeto. Hay abuso de poder, eso no se puede permitir más. Ya basta”.

 



Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com