end header begin content

opinión

El teórico majunche del socialismo

31 octubre, 2011

Las nada sorpresivas muestras de ignorancia de Chávez una vez más las pone de relieve cuando afirmó este domingo que hubo algunos científicos que afirmaron que la “llegada del socialismo era inevitable”.

opinan los foristas

Para Chávez… “eso no es así, no creo, hay bastante evidencia histórica de eso no es así”. Que “la transición al socialismo requiere de mucho estudio (…) es una cosa muy difícil que requiere un esfuerzo muy grande”.

Toda una cantinflada.

En realidad, ciudadano prestidigitador ideológico, tengo a bien informarle que lo dicho siempre por Marx, el principal teórico del socialismo, fue su tesis sobre que ningún modo de producción abandona la escena histórica sin haber agotado todas sus posibilidades de crecimiento.

Es decir, que cuando cesaba o se revertía el desarrollo de las fuerzas productivas, habría llegado la hora del socialismo, siempre dando por entendido que ello resultaba casi naturalmente necesario, a partir del máximo desarrollo posible de esas fuerzas productivas y hasta pronosticó que los primeros en llegar a ese estadio de la civilización que le delineó, serian Inglaterra y EEUU.

Lenin y Trotski llegaron luego a la conclusión, desarrollando las tesis de MARX, que el capitalismo en su fase imperialista de descomposición era portador de hambre, guerras, revoluciones y fascismo y había que derribarlo aniquilando SU ESTADO como primer paso.

Eso para Chávez es incomprensible porque él es la cabeza empecinada y fraudulenta de este Estado capitalista venezolano, en su faceta mas corrupta y parasitaria, la de un Estado militarizado y populista, con una ladronera a su cabeza y de ñapa sometido al colonialismo de un estado peorro, chulo y totalitario como el cubano, en ruinas, precisamente, por ser cultor de ese socialismo de miseria y atraso.

Sigamos. Pero luego de la revolución soviética de Lenin y Trotski, degenerada por totalitarismo y agotada tras 70 años por ruina e inviabilidad productiva y por opresión, corrupción y parálisis burocrática extrema, coincidió en sus impotencias con mortíferas guerras: grandes, medianas y pequeñas, con distintos alineamientos y protagonistas, (incluyendo la “guerra fría” de ruinosa carrera armamentista para la socialista URSS)

Siempre esperando el derrumbe capitalista, pero, al final de todo este periodo histórico, se constata como resultaron absolutamente errados todos esos pronósticos catastrofistas, sobre el ocaso del sistema, que ya dura por lo menos 5 siglos en expansión, porque helo allí, aún sigue en pie el denostado capitalismo mundial.

Y cuando las sombras de crisis, de recesión y de descomposición social mundial generan en estos años, por ejemplo la anulación de grandes conquistas sociales en el llamado Estado del Bienestar europeo y norteamericano, es porque al parecer ha llegado la hora de un nuevo reparto, esta vez a favor de las pujantes economías CAPITALISTAS emergentes de China, India, Brasil, Rusia, México y otras.

Pero Chávez resolvió que nosotros no debemos estar como invitados a esas economías emergentes, porque en su lugar hay que cumplir su miserable sueño de adolescente sabanero tirapiedras y parrandero, y después de viejo, agente de Fidel castro, para bebernos la sangre y sostener aquella barbarie totalitaria de los vagos del PC cubano.

Cuando ya no queden ni cenizas del experimento locoide y dilapidador de Chávez, el capitalismo mundial seguirá campante desarrollando y destruyendo fuerzas productivas, porque es así de contradictorio, al propio tiempo ruin y enaltecedor, progresista y hambreador, estresante y generador de confort, éxitos, personales, sociales y nacionales, construyendo grandes portentos de civilización, y espacios de barbarie inenarrables.

El capitalismo que tendrá por delante no sé si uno, tres o más siglos, genera descomposición social con penurias, amarguras colectivas, hampa, drogadicción masiva, crimen desbordado, genocidios, etnocidios, ecocidios, incultura, animalismos, deshumanización y al propio tiempo vida urbana con sus ventajas civilizatorias, educación, cultura, felicidad, salud, prolongación de esperanza de vida, tecnologías maravillosas de comunicación que propulsan solidaridad y hermandad y un largo etc.

Solo a Chávez se le ocurre creer que su banda de incapaces y depredadores y sus programas de “alo” eternos, puede torcer o modelar el curso de la civilización humana.

Que vaya a su pueblo natal, Sabaneta de Barinas, para que vea que su socialismo no fue, ni será, capaz de arreglar ni siquiera un pueblo, que tuvo la desgracia de depararnos esta reencarnación de Boves.

Los charlatanes hace rato tienen su lugar asegurado en el olvido, la burla nacional e internacional y a veces en el odio colectivo a sus sueños y ambiciones, cuando se convierten en pesadillas de mayorías como es el caso de Venezuela.

 



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com