opinión

¿Una relación borrascosa y premonitoria?

1 septiembre, 2011

Desde que en febrero de 2011, en Libia se hicieran evidentes las manifestaciones populares contrarias a régimen de oprobio liderado por Gadafi, los precios del crudo comenzaron a aumentar, alentados por la percepción de incertidumbre que se generaba. En su momento, países de la OPEP liderados por Arabia Saudita y Kwait, calmaron la ansiedad del mercado y redujeron la duda cuando se comprometieron a suplir los barriles de crudo provenientes de Libia, básicamente orientados al mercado europeo.

opinan los foristas

Durante más de seis meses se ha prolongado la lucha por el control del poder. Ahora los rebeldes, alentados por su determinación de acabar con el régimen de los Gadafi y contando con el apoyo de la OTAN, parecen haber tomado un amplio control de la situación.

Entre tanto, lo mercados, especuladores incluidos, continúan desconfiando y no ven clara la situación en Libia, particularmente a corto plazo, tanto por la grandes dificultades que deberán superar para alcanzar los niveles de exportación de crudo de febrero de 2011 (1 millón 500 mil barriles diarios) como por la estabilización de las refinerías y del sector gasífero.

Por otro lado, Hugo Chávez y sus amorales seguidores, han venido usando una sarta de mentiras, desinformaciones y manipulaciones para sustentar como causal de la sublevación el interés de las transnacionales y el imperio de apropiarse de los hidrocarburos de Libia. Es obvio que de nuevo miente y lo hace porque es un mitómano compulsivo que vive para y por la mentira, la utiliza como conducta de vida, falseando la verdad respecto de hechos, cosas y personas con el objeto de hacer daño, satisfacer su vanidad, demostrar un poder y control que no tiene y compensar su creciente inseguridad.

Chávez, trata de huir hacia adelante preparando una coartada ante una no deseada, pero tampoco descartada, protesta social generalizada en Venezuela, de la cual seguramente culpará al imperio y los intereses económicos transnacionales, para ocultar las verdaderas razones sustentadas en la incontrolable inseguridad personal, en las insoportables carencias en las áreas de salud y educación, en la creciente problemática de la vivienda, en la inflación desbocada, en la corrupción repugnante, en la destrucción del sistema judicial con consecuentes manifestaciones de violaciones de derechos humanos fundamentales y, en fin, una situación de país que apesta a ingobernabilidad. Por eso nos arrastra a todos en su peligroso juego por mantenerse en el poder.

Trataremos de dar algunas informaciones y explicaciones sobre la industria de los hidrocarburos en Libia para que cada uno de ustedes pueda formarse su opinión al respecto.

 Libia es un país que depende de su industria de los hidrocarburos, tanto que, en 2010, representó alrededor del 95% de sus ingresos por exportaciones.

 Libia es miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y posee las mayores reservas probadas de petróleo en África, seguida por Nigeria y Argelia. La exploración comenzó en Libia en 1955 y de acuerdo con fuentes confiables las reservas probadas de petróleo se ubican en 46,4 millones de barriles. Cerca del 80 por ciento de estas reservas probadas de petróleo se encuentran en la parte oriental de Libia, en la cuenca de Sirte que aporta la mayor parte de la producción petrolera del país. Sin embargo, nos suscribimos a la opinión de muchos expertos que consideran que Libia es un país que está todavía poco explorado.

 En el 2010, la producción de crudo fue de aproximadamente 1,65 millones barriles diarios, más de un 60% proveniente de Sirte, un 25% de la cuenca de Murzuq y la mayor parte del resto provino de la cuenca costa afuera cerca de Trípoli. Es necesario recordar que la producción de petróleo alcanzó un máximo de 3 millones 200 mil de barriles diarios a fines de la década de 1960, justo al momento que Gadafi produce un golpe militar y toma el poder.

 A partir de allí la producción comenzó a caer rápidamente y, a raíz de las sanciones impuestas al régimen de Gadafi en 1992, por el atentado aéreo de Lockerbie en 1988, se profundizó la perdida. El proceso solo comenzó a revertirse cuando las Naciones Unidas y los Estados Unidos levantaron las sanciones contra Libia en 2003 y 2004, respectivamente y, en 2006, los Estados Unidos anularon la designación de Libia como un estado patrocinador del terrorismo. Desde ese momento, las compañías petroleras internacionales incrementaron sus inversiones en exploración y producción de hidrocarburos, a pesar de cierto grado de incertidumbre regulatoria y contractual. La capacidad de petróleo crudo aumentó durante la última década de 1,3 millones barriles por día en 2000 hasta casi 1,7 millones diarios en 2010.

 El crudo libio es mayormente crudo liviano y con bajo contenido de azufre, tienen nueve tipos de crudo para exportación cuyas gravedades API van desde 26, el más “pesado”, hasta 43, el más liviano. Los volúmenes que van a Europa (76%) son de crudos livianos y los más “pesados” se destinan al mercado asiático (12%).

 Libia tiene cinco refinerías con una capacidad nominal total de 370 mil barriles por día, pero con una capacidad efectiva muy afectada, por tanto, requiere de importantes inversiones para actualizar y aumentar esa capacidad efectiva de refinación. La principal refinería es Ras Lanuf, situada en el golfo de Sirte con capacidad de 220 mil barriles diarios y la otra refinería importante es Az Zaiya, al noreste de Libia y con capacidad de 120 mil barriles por día.

 La industria del petróleo de Libia está a cargo de la empresa estatal Corporación Nacional de Petróleo (CNP). La CNP es la responsable de gerenciar tanto los acuerdos de exploración a riesgo y producción compartida, como las actividades posteriores con las principales empresas internacionales, como los son: Eni (Italia), Total (Francia), Repsol YPF(España), StatoilHydro (Noruega), OMV (Austria) , Shell (Holanda), BP (Gran Bretaña), ExxonMobil, Occidental, ConocoPhillips, Hess, Marathon (EEUU), CNPC (empresa estatal China), Gunvor (empresa rusa, controlada por Gennady Timchenko, socio muy cercano de Vladimir Putin) y otras.

 La producción de gas natural de Libia y las exportaciones han aumentado considerablemente desde 2004. Libia produce 1.032 millones de pies cúbicos de gas, consume 212 millones de pies cúbicos y exporta 349 millones de pies cúbicos de gas natural a Europa (se ventean a la atmósfera más de 450 millones de pies cúbicos por día). La gran mayoría de este gas se exportó por tubería, a Europa a través de los 600 kilómetros del “Greenstream” gasoducto submarino de gas natural, puesto en operación en octubre 2004 y que va desde Melitah hasta Sicilia. Libia también exporta pequeños volúmenes en forma de gas natural licuado (GNL). (Solo para no olvidar, cuando hay gas no hay espacio para Orimulsión. En Italia, no había gas y la Orimulsión tenía un lugar importante y avanzaba la negociación hacia los acuerdos con el negocio eléctrico, es decir vender kilovatios. De pronto, surgió la orden de salir del negocio, se dieron mil argumentos baladíes, se hicieron razonamientos llenos de un cretinismo ilimitado y obviamente poco convincentes. Al término del negocio, apareció el gas procedente de Libia y Venezuela le cedió el espacio ganado con perseverancia, inversiones y dedicación. Interesante no? Cuestión de socios, intereses y corrupción)

Luego de esta pequeña síntesis, nos imaginamos que ustedes podrán sacar sus conclusiones con relación a lo declarado por Chávez. Sin duda, también Chávez y su combo, pierden otro de sus aliados en el seno de la OPEP. Confiamos que el nuevo gobierno de Libia, será más proclive a los conceptos que comparten Arabia Saudita, Kwait y los Emiratos. La reunión de mediados de septiembre, de la Organización, nos dará una idea más clara del asunto.

Otro aspecto importante de cara a los tiempos por venir, está relacionado con la recuperación de la producción, refinación y exportación de crudo en Libia, consideramos que será un proceso lento que requiere cuando menos unos 18 meses para llegar al punto donde estábamos en febrero de 2011, estimando que no se produzcan sabotajes importantes o actividades de destrucción en los campos productores o en refinerías y puertos.

Sin duda, Libia tiene un futuro promisorio, en tanto y en cuanto, pueda democratizar su política y encauzar su economía hacia el desarrollo. Un país con poco más de 6 millones habitantes y con capacidad de producción que puede alcanzar los 3 millones de barriles en cinco años, no puede ser menos que prometedor. Su mayor reto está en lo interno, en que pueda evolucionar de una sociedad tribal y nómada, a una sociedad más moderna y estable.



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com