end header begin content

opinión

Alexander Cambero

La sangre del vampiro

31 agosto, 2011

Algunos sectores de la vida nacional tienen una desdibujada percepción de la realidad. Creen que es posible convivir con el régimen que ansia eternizarse en el poder. Tal expectativa es legítima cuando luchas contra verdaderos demócratas que saben adversar con reglas de juego claras, en donde el denominador común es la libertad de pensamiento. Pasa lo contrario si tienes al frente a bandoleros que se esconden tras la fachada de personas honorables.

opinan los foristas

Una manada de marrulleros que desciende por las madrigueras oscuras; hasta lograr colocarse en posición para arremeter contra nuestros principios democráticos. En ese desiderátum existencial cayeron ciertos grupos que congenian con la libertad.

Cuando los ciudadanos se dieron la oportunidad de llevar hasta el parlamento nacional a más de sesenta diputados, varios de estos pensaban que en aquel escenario se encontrarían con un sector dispuesto a fomentar un dialogo fecundo en favor de todos. Cual fue su sorpresa cuando fueron emboscados en la primera sesión; sus miradas atónitas denotaban que no esperaban semejante celada, algunos desde ese día bajaron sus decibeles de lucha y se transformaron en espíritus taciturnos. Quienes si pudieron pasarle por encima a los artificios fueron los parlamentarios: Juan Carlos Caldera y María Corina Machado; ellos lograron quebrar el cerco e improvisar una respuesta que desnudó por completo al régimen indecente, dándoles una lección de talento.

Aprovecharon el poco tiempo disponible y la vulgar manipulación de la televisora Antv, para contragolpear con brillantez obligando al director de la transmisión a colocar un programa dedicado al folklore neoespartano. Lo inconcebible del asunto es que miles de venezolanos, vinculados a la oposición nacional, muestren extrañeza con las posturas totalitarias del chavismo, y hasta sueñen con una conversión de estos al redil de la moral y las buenas costumbres. ¿Por qué se extrañan con la conducta reiterativa del régimen? ¿Será que trece años de abusos, persecución y desmedro de la libertad no cuentan?

Ese episodio parlamentario debió servir de aprendizaje para mucho iluso que anhela ver a las dos visiones de país compartiendo en la misma mesa. El gobierno de Hugo Chávez tiene como origen la trampa; su propósito final es desmantelar al sistema democrático y convertirlo en una autocracia militarista en donde un hombre ejerza el poder a perpetuidad. No les interesa auspiciar el debate y muchos menos fortalecer las instituciones, quieren pulverizarlo todo para desde las ruinas de fuego construir el socialismo. Su maniobra es crear la catástrofe total, para vender la idea que ante el caos monumental, sólo un personaje paradigmático, dueño de las instituciones, gendarme de la vida y capataz de la muerte; puede guiarnos hasta la claridad del largo túnel.

El chavismo en su conjunto está lleno de odio visceral y no entiende otra forma de vida que aquella en donde pueda destruir a los demócratas, así sea con los métodos más atroces. Cuidan las formas y motorizan alianzas secretas con grupos que se mueven subrepticiamente por los distintos caminos de la patria para buscar posiciones estratégicas de poder.

Por ahora utilizan inteligentemente a la democracia, venden una imagen internacional de ser propensos al dialogo efectivo, con ello neutralizan a los organismos del hemisferio, hasta que puedan lograr que sus aliados tengan el oxigeno financiero para buscar repotenciar la lucha. Asimismo, consiguen que los cantos de sirena enamoren a los románticos de la oposición democrática, que esperan como Penélope en la estación del tren. Estos son ideales para sustentar al vampiro con la sangre de los cándidos; mientras existan miles de estos el gobierno tendrá capacidad para jugar con sus debilidades. La realidad es que tenemos dos visiones en el magullado cuerpo de la patria.

Ellas ya han descrito un derrotero que las hace irreconciliables. La democracia jamás será amiga del totalitarismo; es una batalla por lograr la salvación o el hundimiento de Venezuela. Aquellos que crean que es posible reconciliarse con la elite del chavismo, están orinando fuera del tiesto.

[email protected] twitter @alecambero

 



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com